SE FABRICA EN LA PLANTA ITALIANA DE MELFI

Llega el Jeep Compass GSE, una clara apuesta por el mercado europeo

La versión europea emplea un motor de gasolina de 1.3 litros con 130 o 150 caballos y cambio de doble embrague

Foto: Con el Jeep Compass GSE por las carreteras del norte de Madrid.
Con el Jeep Compass GSE por las carreteras del norte de Madrid.

Jeep continúa con su apuesta por el mercado europeo y tras el lanzamiento del Renegade, su modelo más pequeño, fabricado en la planta italiana de Melfi, ahora llega a esta moderna factoría italiana el Compass. Se trata del todocamino compacto, pero que ofrece muchas posibilidades camperas. Una apuesta por el mercado europeo en un momento en el que otros fabricantes, como Honda o Nissan abandonan la fabricación en este mercado.

Jeep es una marca legendaria que lleva casi 80 años fabricando los todoterrenos más capaces en la conducción off-road más extrema. Modelos como el Cherokee o el Wrangler forman ya parte de la leyenda del mundo del 4x4. Su propuesta sigue siendo tan campera como siempre, pero la marca se ha adaptado también a las necesidades y los gustos de los nuevos clientes. Y para ello lanzó el Compass, su todocamino compacto y también el Renegade, un coche de enfoque algo más urbano por sus dimensiones, pero también de enfoque bastante campero.

Además de este nuevo enfoque todocamino de algunos de sus nuevos modelos, también ha hecho una gran apuesta por el mercado europeo. No hay que olvidar que la marca Jeep es propiedad del grupo italiano Fiat. El primer proyecto enfocado hacia Europa fue el Renegade, un coche que desde el principio se fabrica en la planta de Melfi. La novedad es que desde ahora también se fabrica allí el Compass.

Jeep Compass GSE, un coche hecho en Europa y pensado para los europeos
Jeep Compass GSE, un coche hecho en Europa y pensado para los europeos

Eso ha supuesto un gran cambio en un vehículo cuyas unidades para el mercado europeo se fabricaban hasta ahora en la planta de Toluca, en México. La puesta en marcha de su producción en Melfi ha servido para implementar nuevas mecánicas, más acordes con los gustos europeos. Pero también cambiar y ajustar otros sistemas del vehículo a las carreteras europeas y a sus conductores, con nuevas suspensiones o una dirección más rápida.

Además, se han agilizado los pedidos; si antes un coche tardaba, desde que se pedía hasta su entrega entre cinco y seis meses, desde ahora solo hacen falta menos de dos meses para tener el coche en las manos del cliente una vez realizado el pedido.

Ahora llega al mercado el Compass europeo, que estrena una nueva versión de acceso muy interesante como es el Compass GSE. Esta versión emplea un motor de gasolina de 1,3 litros con turbo que ofrece dos opciones de potencia, 130 o 150 caballos. Un motor con el que se mueve con bastante alegría pese a sus dimensiones. Así lo pudimos comprobar en una pequeña toma de contacto con el vehículo en las proximidades de Madrid.

Nuestra prueba la hicimos con la variante de 150 caballos. Más allá de su motor y su caja de cambios de doble embrague, rápida y eficaz, lo más interesante es su comportamiento dinámico. Gracias a los ajustes realizados en las suspensiones, el coche ofrece un funcionamiento muy plano, se mueve como un turismo, y no hay balanceos de carrocería. Ese detalle es muy importante en un vehículo que ofrece mayor altura libre al suelo para poder salir del asfalto con garantías.

Interior del nuevo Jeep Compass fabricado en Italia.
Interior del nuevo Jeep Compass fabricado en Italia.

También, y para adaptarse al mercado europeo en el que todavía hay clientes que buscan versiones de gasóleo, también se ofrecerá un propulsor diesel de última generación de 120 caballos con sistema SCR y AdBlue para reducir las emisiones de NOx.

Por lo que se refiere a las versiones de gasolina, el de 130 CV va combinado con un cambio manual de seis velocidades mientras que el de 150 CV se combina con un cambio de doble embrague de seis velocidades (DDCT). En ambos casos con tracción delantera. Esta es la primera aplicación de un cambio automático en combinación con la tracción delantera en el Compass. Además, también se ofrecerán versiones de tracción 4x4, en este caso asociadas con la tecnología híbrida enchufable, que Jeep denomina 4xe.

El Jeep Compass producido en Melfi ofrece una gama completa de hasta cinco niveles de equipamiento (Sport, Longitude, Night Eagle, Limited y S, según el mercado), todos equipados con los eficientes motores turbo de gasolina y diésel con tracción delantera. Producido en México, Brasil, China, India y desde ahora también en Italia, el Jeep Compass, es realmente un modelo global. En Europa el Compass se lanzó en 2017, primero fabricado en México y desde ahora hecho en Italia.

Estos son los precios recomendados, sin descuentos, para la gama del nuevo Jeep Compass "made in Italia":

Jeep Compass Sport 1,3 GSE 130 CV manual, 26.550 euros

Jeep Compass Longitude 1,3 GSE 130 CV manual, 29.350 euros

Jeep Compass Night Eagle 1,3 GSE 130 CV manual, 30.950 euros

Jeep Compass Limited 1,3 GSE 130 CV manual, 32.950 euros

Jeep Compass Limited 1,3 GSE 150 CV automático, 34.950 euros

Jeep Compass S 1,3 GSE 150 CV automático, 37.950 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios