El precio en España del novedoso SUV de Aston Martin, el lujoso DBX
  1. Motor
550 caballos a partir de 210.000 euros

El precio en España del novedoso SUV de Aston Martin, el lujoso DBX

Con motor V8 de 550 caballos, el Aston Martin DBX permite seleccionar entre seis modos de conducción, cuatro en carretera y otros dos 'off-road'

Aston Martin ha presentado en Madrid su última gran novedad, el DBX, un modelo todocamino de cinco plazas que mantiene inalterada la deportividad y exclusividad de todos los modelos de la marca británica. A la venta desde 210.000 euros en el mercado español, las primeras entregas previstas serán en julio.

La marca británica, que el cumple ahora su 106 aniversario desde su creación, lleva trabajando intensamente en su ambicioso plan de futuro, denominado 2º Century Plan. Desde 2014, con la llegada de Andy Palmer al puesto de responsable máximo de la marca, se han lanzado al mercado cuatro modelos nuevos: los Vantage, DBS y DBS Superleggera, a los que ahora se suma el que sin duda es el más importante, el DBX.

De hecho, se ha puesto en marcha una factoría nueva, en St Athan, Gales, solo para fabricar este modelo tan importante para el futuro de la compañía, aunque en ella también se harán algunos vehículos fabricados en series muy limitadas, como el Valhalla. Esta factoería se ha montado en las antiguas instalaciones de una base militar de la RAF y se han creado 600 puestos de trabajo altamente cualificados, que cuando llegue a su pico de producción serán 750 empleados.

Largo, ancho y bajo, un todocamino diferente.
Largo, ancho y bajo, un todocamino diferente.

El nuevo DBX es el vehículo que va a permitir a la legendaria marca británica conseguir los niveles necesarios de ventas para ser rentable, Pero sin dejar de tener la exclusividad máxima. Lo que aporta este modelo es que frente a todo lo que ha hecho hasta ahora Aston Martin, este vehículo si permite una utilización familiar, ya que es un modelo de cinco generosas plazas y con 632 litros de maletero. Un verdadero todo uso.

El coche sorprende en vivo, como hemos tenido la oportunidad de comprobar en la sede de Aston Martin en Madrid. Hay muchos todocamino de lujo, y algunos también muy deportivos como este DBX, es un segmento que crece y crece sin parar. El Maserati Levante, los Porsche Cayenne Coupé, Bentley Bentayga o Rolls Royce Cullinam o las versiones ultra deportivas de Mercedes Audi o BMW no parecen un rival para este modelo, que destila deportividad por sus cuatro costados pese a la carrocería de cinco plazas. Ni siquiera en Lamborghini Urus, un claro rival para este DBX, tiene una estética también conseguida, sobre todo en su parte trasera que resulta espectacular. Es deportiva, muy dinámica, pero también elegante como exige cualquier modelo de Aston Martin.

Su mecánica ya es conocida: es el motor V8 biturbo de 550 caballos combinado con una caja de cambios automática de convertidor de par de nueve marchas. Es una mecánica de origen Mercedes AMG, pero con todos los ajustes necesarios para adaptarse a este modelo. Este motor permite unas prestaciones de un gran deportivo, pese a sus 2.235 kg de peso. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y su velocidad máxima se sitúa en los 292 km/h.

Foto: Aston Martin DB4 GT Continuation y DBS GT Zagato, una pareja de deportivos que vale más de 6,5 millones de euros, sin impuestos. Nick Dungan

El DBX es un vehículo equipado con la tecnología más avanzada y el mejor ejemplo es su suspensión. Es neumática adaptable de triple volumen y se ha combinado con el sistema de control eléctrico de 48v y con los amortiguadores electrónicos adaptables para proporcionar al nuevo modelo una enorme variedad de posibilidades de utilización. La altura de la carrocería se puede subir 45 mm para la conducción off-road y bajarla 50 mm para circular a máxima velocidad por una autopista.

Su interior es magnífico, con las mejores calidades de pieles y con un acabado hecho a mano y exquisito. En este interior sorprende su elevado grado de tecnología, con dos grandes pantallas: una la del cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas y la otra en la consola central de 10,25 pulgadas. Lo que más me ha llamado la atención en esta primera vista en vivo del coche es el posicionamiento de su "palanca" de cambios.

En realidad no es una palanca y en su lugar encontramos unos botones. Con ello se selecciona si se quiere ir hacia adelante o hacia atrás, el punto muerto o el parking. Estos botones van situados en el centro del coche, en la parte superior de la consola. Y junto a los cuatro mandos del cambio, en el centro de ellos, se sitúa el botón de puesta en marcha del motor. Son los mismos botones que emplean sus hermanos de gama los Vantage o DBX, pero en lugar de ir situados abajo, como en estos modelos, van arriba del todo.

Su parte trasera combina deportividad y elegancia.
Su parte trasera combina deportividad y elegancia.

El vehículo ofrece seis modos de conducción, entre los que encontramos los modos Sport y Sport+, a los que se suman otros dos modos para uso fuera del asfalto, Terrain y Terrain+, este último para un uso más extremo de conducción off-road. Este vehículo, pese a su precio, si ofrece posibilidades de uso en el campo. Para ello tiene estos dos modos de conducción adicionales, la suspensión que puede subir 45 mm para superar obstáculos y también cuenta con control de descenso. Gracias a este sistema, que se ofrece por primera vez en un Aston Martin, se pueden afrontar bajadas pronunciadas con la máxima seguridad, algo importante en un vehículo como este que pesa más de 2 toneladas. Pero también importante es que cuenta con un sistema de tracción a las cuatro ruedas con diferenciales activos, tanto en el diferencial de reparto entre ambos ejes como en el trasero.

Ya se pueden hacer pedidos para este modelo en la red oficial de Aston Martin para España y su precio es de 210.000 euros de partida. A este precio se pueden añadir dos paquetes opcionales con los que se consigue un completísimo equipamiento y que cuestan entre los dos otros 30.000 euros. Es decir que por 240.000 euros tendremos un buen Aston Martin DBX, bien equipado y con la calidad de terminación propia de la marca. Pero si queremos algún opcional, como la fibra de carbono en algunas zonas, o con algún otro detalle más exclusivo, el precio subirá. En cualquier caso, y con la cantidad de posibilidades de configuración que tiene este modelo, los responsables de la marca destacan que cada coche será único y diferente a cualquier otro DBX.

Aunque el coche ya está la venta, las primeras entregas están previstas para el mes de junio en el mercado español. Aston Martin tiene previsto hacer 500 unidades este primer año, que se repartirán en función de los pedidos de los distintos países. De momento, en el caso de España ya hay 3 unidades vendidas y con su equipamiento y terminación totalmente definidos que podrían entregarse en abril. En cualquier caso, este Aston Martin DBX es un coche de serie que se va a mantener años en el mercado y no es una serie limitada. Esas 500 unidades son solo la producción prevista para el año 2020.

Coches Aston Martin Todocamino SUV
El redactor recomienda