PRUEBA ASTON MARTIN DB11 V8

Qué hace al espectacular Aston Martin DB11 un deportivo racional (de 210.000 euros)

El Aston Martin DB11 emplea un motor V8 de doble turbo con 510 CV, magníficas prestaciones y un interior muy lujoso y confortable

Aston Martin es una de esas marcas legendarias que fabrican vehículos para soñar. Coches deportivos de altas prestaciones, un poco irracionales para el tráfico actual, pero realmente deliciosos para poder disfrutar un día de la conducción. Este DB11 es el heredero de una larga tradición con más de 70 años fabricando modelos muy exclusivos, de cuatro plazas y con un estilo deportivo.

Lo cierto es que las cuatro plazas son teóricas, porque en realidad más bien es un concepto dos más dos, con las plazas traseras utilizables solo por niños o para desplazamientos muy cortos. Eso sí, este DB11 es suficientemente amplio como para que se pueda acceder a esas plazas posteriores con bastante facilidad, sin necesidad de ser un contorsionista. En su habitáculo, encontramos todos los detalles que caracterizan a un vehículo de superlujo.

Pero como todos los modelos de Aston Martin, este DB11 es un ejemplo de deportividad racional, combinada con un gran confort de marcha y con una razonable facilidad de conducción. Si no se buscan situaciones muy extremas, es un coche fácil de conducir, pero ojo si queremos acelerar con fuerza, entonces habrá que saber conducir muy bien, cuándo y en qué zona pisar el acelerador.

Sobre todo porque el motor V8 de nuestra unidad de pruebas, con 510 caballos, ofrece mucho par motor. Teniendo en cuenta que es un motor delantero y que es un propulsión trasera, siempre hay que tener mucho cuidado de dosificar la presión sobre el acelerador. De lo contrario, veremos cómo la parte trasera del vehículo empieza a hacer extraños y cuesta más trabajo conseguir llevarlo en línea recta.

En cualquier caso, lo que queda claro es que este DB11 es un modelo deportivo racional y muy exclusivo. No tiene punto de comparación con un Ferrari o un Lamborghini, pese a que sus cifras de potencia sean parecidas. Pero tampoco se buscan los mismos objetivos. Los coches italianos buscan una conducción mucho más radical, más al límite, mientras que en este el objetivo es una conducción muy rápida pero sin renunciar a todo lo demás. Por ello, digamos que su rival más directo es el Bentley Continental GT, un vehículo que es un poco más grande que el DB11, con un habitáculo más amplio y también algo más alto, pero que también ofrece como este modelo de Aston Martin variantes V8 y V12.

El puesto de conducción del Aston Martin está muy bien pensado, y todo está centrado en el conductor y en su disfrute al volante. Se ofrecen tres modos de conducción seleccionables, tres programas que permiten ajustar la dirección, el funcionamiento del cambio automático de ocho marchas y hasta el sonido del escape. El modo GT que es el más normal, por encima, un modo Sport y la opción Sport+, más pensada para una conducción al límite. Y también se pueden elegir tres niveles de dureza de la suspensión, pero incluso en el más duro de todos, el más deportivo, no se pierde ese grado de confort que caracteriza a este modelo.

Motores AMG

El acuerdo con AMG de Mercedes para suministrar algunos de los motores empleados en los modelos de Aston Martin ha supuesto un gran empujón para la marca británica, que está viendo cómo sus ventas crecen sin parar en todo el mundo. De hecho, las ventas en el mercado español son un buen ejemplo. Si entre enero y mayo de 2018 se vendieron dos unidades de Aston Martin, en este mismo periodo de 2019 se ha llegado a 11 unidades, lo que, teniendo en cuenta que su precio de partida es de 190.000 euros, supone un notable crecimiento.

La versión que hemos probado es la pequeña de la gama DB11, con el motor V8 biturbo de 510 caballos asociado con el cambio automático de ocho marchas. Un vehículo equipado hasta el más pequeño detalle, con la máxima exclusividad y con un precio de 210.000 euros. Para los que no tengan bastante con los 510 caballos, y ya son muchos para cómo están las carreteras en España, se ofrece una opción con motor V12 de 610 caballos cuyo precio aumenta hasta los 240.000 euros. En cualquier caso, el DB11 es una joya del mundo del automóvil, un vehículo que sería perfecto para guardar en un garaje, pero que con lo que se disfruta al volante debe ser difícil dejarlo guardado en casa.

Ficha técnica

  • Motor: ocho cilindros en uve.
  • Potencia máxima: 510 CV a 6.000 rpm.
  • Par máximo: 650 Nm desde 2.000 rpm.
  • Cilindrada: 3.982 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Velocidad máxima: 300 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 3,9 segundos.
  • Caja de cambios: automática de ocho marchas.
  • Tracción: trasera.
  • Consumo homologado en ciclo mixto: 9,9 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,75 x 1,95 x 1,29.
  • Capacidad maletero: 270 litros.
  • Peso en vacío: 1.830 kg.
  • Precio: desde 210.000 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios