FABRICADA EN LA PLANTA DE VITORIA

Mercedes Clase V: cómo viajar en primera clase en un monovolumen (diésel)

Con motores de hasta 239 caballos, la nueva Mercedes Clase V solo está disponible con motores diésel y con cambio automático de 9 marchas

Mercedes lanza al mercado español la nueva Clase V, una versión renovada y puesta al día de su monovolumen grande de hasta ocho plazas que llega con nuevos motores y con más equipamiento, lo que le convierte en un vehículo ideal para los grandes viajes en familia y con los amigos. Un viaje en Primera Clase por el espacio, por el confort y por su completo equipamiento.

El segmento del monovolumen se ha visto canibalizado en los últimos años por el auge de los modelos de tipo todocamino. Eso ha ocurrido solo con los monovolúmenes pequeños o compactos, ya que los grandes monovolúmenes mantienen su mercado perfectamente diferenciado. Y es que presentan unas características muy especiales con las que cubrir una demanda específica que no cubren los todocamino. Mercedes, que siempre apuesta por el lujo y la clase en todos sus vehículos, desde el pequeño Clase A hasta el Clase S más potente, tiene en la Clase V una referencia dentro del segmento monovolumen de lujo.

Cuando hay que desplazar a un grupo de personas de un sitio a otro, y hacerlo con clase, sin duda la mejor manera es un Clase V. Ahora, llega una puesta al día de un modelo que se lanzó al mercado en el año 2014. Esta nueva gama ofrece cambios en su motorización ya que desaparece la versión de acceso, el V 200d, y en su lugar llega una nueva variante por la parte alta de la gama, con el V 300d. En este caso estamos hablando de una versión de 239 caballos con la que sus ocupantes pueden viajar a lo grande.

Una novedad importante en esta nueva gama del Clase V es su caja de cambios. En el nuevo solo se ofrece un cambio automático de nueve marchas que permite un funcionamiento muy cómodo, pero sin renunciar a eficiencia en su utilización. Es el mismo cambio que emplean casi todos los modelos de la gama, desde el Clase C hasta el Clase S, incluyendo también su amplia familia de modelos todocamino. Es de convertidor de par. Antes de final de año se añadirá una versión de acceso, con el motor de163 CV y con cambio manual de seis marchas. El sistema de tracción a las cuatro ruedas está disponible opcionalmente con todas las motorizaciones. También puede incluir un sistema de suspensión adaptativo.

La versión Marco Polo es como una casa con ruedas.
La versión Marco Polo es como una casa con ruedas.

Por lo que se refiere a sus motorizaciones, tres alternativas diferentes, el 220d con 163 CV, por encima el 250 d con 190 caballos y como tope de gama el 300d con 239 caballos. Todos ellos están basados en el mismo propulsor, un 2 litros de cuatro cilindros. Esta nueva generación del Clase V, a igualdad de versión, consume un 13% menos que la anterior. La versión tope de gama de 239 CV tiene un consumo homologado que parte de los 5,9 litros. Un dato espectacular para un modelo de 2,2 toneladas y con una aerodinámica limitada por sus dimensiones.

A estas versiones se sumará desde principios del año que viene una variante 100% eléctrica del Clase V, que también cambiará su denominación por la de EQV y de esta manera integrarse en la nueva división de vehículos eléctricos de Mercedes, junto al EQC. Este modelo, que ya hemos podido ver en el Salón de Ginebra en forma de concept, pero muy próximo a la realidad, ofrecerá una autonomía de hasta 400 kilómetros según las primeras informaciones del fabricante alemán.

La configuración del vehículo es de 6 asientos independientes dos en cada fila. Con ello ofrece una gran calidad de vida a bordo del vehículo. Pero también, y según las necesidades concretas, se puede pedir que tanto la segunda como la tercera fila de asientos sean una banqueta con tres plazas. Así tenemos la opción de un monovolumen de hasta ocho plazas.

Un aspecto muy destacado de este vehículo es su magnífica versatilidad de utilización. Y es que los asientos van situados sobre carriles lo que permite desplazarlos y ajustar el habitáculo a las necesidades de cada momento. Para ofrecer aún más versatilidad de uso, esta nueva Clase V se ofrece con tres longitudes de carrocería, corta, larga y extralarga. Sin embargo, la versión que acumula la mayor parte de ventas es la intermedia con una longitud de 5,15 metros que permite utilizar las ocho plazas y contar con un amplio maletero.

Puesto de conducción como el de una berlina de lujo.
Puesto de conducción como el de una berlina de lujo.

Hemos podido hacer una primera toma de contacto con los nuevos monovolúmenes de Mercedes y el resultado es que viajar en un Clase V permite las mismas sensaciones que hacerlo con un Clase C o con un Clase E, igual de confortable e igual de seguro, pero con un vehículo con hasta 8 plazas, con un gran espacio interior y una visibilidad optimizada.

La conducción es muy fácil y nada más sentarnos en el asiento del conductor vemos que el puesto de conducción es el mismo que en una berlina de Mercedes. Tan solo su volante en una posición diferente, y su postura de conducción, además de su gran visibilidad exterior. Se conduce con una gran suavidad, desde la versión de acceso con el motor de 163 caballos, y solo tenemos que estar muy pendientes de las dimensiones. Solo he conducido las versiones de carrocería larga, es decir la intermedia, y se lleva como un buen turismo.

En cuanto a sistemas de seguridad, cuenta con los mismos que se ofrecen en las berlinas y todocamino de la marca de la estrella. Sistemas como el frenado de emergencia con detección de peatones y ciclistas con maniobra de esquiva, el control de crucero adaptativo, el cambio automático de luces, la visión 360 grados para hacer más seguras las maniobras, el asistente de viento cruzado y un largo etcétera, para hacer más seguros todos los desplazamientos.

Un detalle que todavía no está disponible en la nueva Clase V es el MBUX. El sistema de comunicación del conductor con el vehículo que se activa con las palabras "hey Mercedes" no se ofrece todavía en este modelo. Habrá que esperar hasta el año que viene para poder incorporarlo en su equipamiento. No hay ningún problema técnico para su implementación sino que es la gran demanda por este sistema la que hace que no haya producción suficiente para todos los modelos de Mercedes. Pero desde el año que viene también se podrá hablar con el Clase V y pedirle que suba la radio, que ponga la temperatura en 22 grados o que busque un restaurante para comer una hamburguesa y que nos guie hasta allí.

Versión Marco Polo

La familia del Clase V de Mercedes tiene una gama asociada, denominada Marco Polo. Bajo este nombre se esconde una familia de vehículos, basados en la Clase V, pero específicamente transformados para la vida de camping. Y por ello, es una forma perfecta de viajar con lujo y confort y al mismo tiempo con la máxima libertad, sin depender de hoteles o restaurantes.

Lo más conocido de los Marco Polo es su techo que se eleva para poder acoger una cama en la parte superior, pero en su interior todo está pensado al milímetro para poder hacer la vida a bordo. Camas, armarios empotrados, una amplia cocina, nevera o ducha, todo está pensado. Es lo más parecido a una casa con ruedas. pero como todo en el Mercedes Clase V es una casa de lujo, con todos los detalles de confort y de lujo disponibles.

Made in Spain

Un aspecto que hay que destacar es que la Clase V, y también los Marco Polo se fabrican en España. En concreto, la planta de Vitoria es la que produce tlos vehículos del Clase V vendidos en el mundo, menos los destinados al mercado chino. Y también la furgoneta Vito. Cada año, la fábrica de Vitoria produce más de 145.000 unidades que llegan a todos los mercados internacionales. Las variantes Marco Polo se fabrican también en la planta española, pero posteriormente se trasladan a Alemania, donde en la planta del preparador Westfalia se hacen todas las transformaciones necesarias en función del pedido específico de cada cliente.

El Clase V es un vehículo que además ostenta un record importante, los coches más caros fabricados en España salen de la factoría de Vitoria con el escudo de Mercedes. Un Clase V 300d con el sistema de tracción a las cuatro ruedas y el máximo equipamiento disponible está cerca de los 100.000 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios