LLEGA PARA LOS MODELOS Q5, A6, A7 Y A8

La apuesta de Audi por la tecnología híbrida con el apellido TSFI e en cuatro modelos

Los modelos TSI e ofrecen más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica y estarán disponibles antes de final de año en el mercado europeo

Foto: Los nuevos híbridos enchufables de Audi se estrenarán oficialmente en el Salón de Ginebra.
Los nuevos híbridos enchufables de Audi se estrenarán oficialmente en el Salón de Ginebra.

Tras el lanzamiento del e-tron, la estrategia de electrificación de Audi llega a su segundo escalón con la incorporación de la tecnología híbrida enchufable. En el Salón de Ginebra, la marca de los cuatro aros muestra nada menos que cuatro modelos con esta nueva tecnología PHEV. Todos ofrecen más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica según el ciclo WLTP y estarán disponibles a lo largo de 2019. Se trata de las versiones del Q5, A6, A7 y A8.

Todos tienen un punto en común: ofrecen más de 40 km de autonomía en modo eléctrico. Emplearán una nueva denominación que definirá a los vehículos híbridos enchufables de Audi (TSI e), mientras que los 100 % eléctricos serán los e-tron.

Desde un todocamino medio como el Q5 hasta una berlina media como el A6, la berlina de lujo expresada por el A8 o una variante de estilo más deportivo, el A7 Sportback. Todos los modelos ofrecerán dos opciones de acabado y equipamiento, una más centrada en el confort y otra con un toque más deportivo y basada en el acabado S-Line.

Todos los modelos híbridos enchufables de Audi tienen un motor de gasolina turboalimentado con inyección directa que trabaja junto con un motor eléctrico integrado en la caja de cambios. Una batería de iones de litio, bajo el piso del maletero, proporciona la energía eléctrica necesaria. En aceleración, el motor eléctrico puede complementar al de combustión. El resultado: gran capacidad para arranque y una poderosa aceleración.

En cuanto a su recuperación de energía, emplea un sistema similar al utilizado en el nuevo e-tron. Al frenar, los nuevos Audi TSI e recuperan hasta 80 kW de energía eléctrica. Además, el motor eléctrico funcionando como generador permite suaves deceleraciones en el uso diario con tráfico intenso. Si la frenada tiene una intensidad media, comparte la tarea con los frenos hidráulicos, que son los únicos que actúan cuando la deceleración es superior a 0,4 g.

Nuevos Audi Q5, A6, A7 y A8 TSI e.
Nuevos Audi Q5, A6, A7 y A8 TSI e.

Batería de 14,1 kWh

La batería de iones de litio del A6, A7 y A8 contiene 104 celdas tipo bolsa que se combinan en ocho módulos. Almacena 14,1 kWh de energía con una tensión de 385 V. Por su parte, la del Q5 tiene celdas prismáticas pero cuenta con la misma capacidad.

El A8 híbrido enchufable tiene un motor de combustión y un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes que actúa a la vez como motor y generador. Está integrado junto con un embrague en la caja de cambios tiptronic de ocho velocidades, que envía el par al sistema de tracción quattro.

Las versiones híbridas enchufables del A7 y el A6, y también en el caso del Q5, utilizan el mismo sistema eléctrico de propulsión y su batería tiene una capacidad idéntica a la del Audi A8 PHEV. En este caso la caja de cambios es de doble embrague y estos modelos híbridos enchufables se ofrecerán con dos rangos de potencia diferentes de su motor de gasolina.

Estos vehículos incorporan un sistema de gestión de la energía en función de la situación y en base a diferentes modos de uso, seleccionando automáticamente la estrategia de funcionamiento óptima. Por defecto, el arranque se produce en modo eléctrico EV; el motor de combustión se activa cuando se hace necesario. Las versiones TSI e tienen los siguientes modos de utilización: EV, Auto y Hold. Con el botón de selección de modo, el conductor puede seleccionar uno de esos tres ajustes básicos: prioridad a la propulsión eléctrica, modo híbrido completamente automático y conservar la energía eléctrica para una fase posterior del trayecto, por ejemplo para entrar en la ciudad tras un viaje.

El asistente predictivo de eficiencia permite mejorar la autonomía del vehículo, al optimizar el consumo en función de cómo es el recorrido y de todo lo que iremos encontrando por el camino. La gestión inteligente tiene en cuenta el perfil de la ruta para la gestión del sistema de propulsión. Este sistema evalúa los datos del navegador durante el guiado activo, la información del asistente predictivo de eficiencia y el sistema de sensores del vehículo. Con esta información, crea una planificación previa para toda la ruta y una más precisa para los siguientes kilómetros en busca del uso más eficiente.

Por otra parte, el conductor también puede seleccionar los modos de marcha 'comfort', 'efficiency', 'auto' y 'dynamic' mediante el sistema Audi drive select, que interviene en el ajuste de la propulsión, la suspensión y la dirección. Dependiendo de ese ajuste, también cambian los umbrales en los que los dos motores funcionan conjuntamente o de manera independiente. En el modo 'dynamic', el motor eléctrico refuerza más intensamente al de combustión, para obtener la máxima respuesta dinámica.

Una herramienta interesante para los nuevos modelos enchufables es la que ofrece la aplicación myAudi, que permite entre otras muchas cosas comprobar de forma remota el estado de la batería y la autonomía, comenzar el proceso de carga o programar su inicio, así como ver las estadísticas de carga y de consumo. También hacer el control previo de la climatización, anterior a la puesta en marcha del coche. Esto es posible porque el compresor del aire acondicionado y la calefacción auxiliar funcionan con alta tensión.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios