Las ventas de coches en 2020 registrarán mínimos en una década
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
LA INDUSTRIA DEL AUTOMÓVIL DE EEUU

Las ventas de coches en 2020 registrarán mínimos en una década

Tras un año inestable, la demanda de automóviles y camiones se empieza a recuperar; General Motors y Toyota mejoran los resultados esperados para la industria general

placeholder Foto: EC
EC

Varios fabricantes de coches han presentado buenos resultados de ventas en Estados Unidos en el último trimestre de 2020, lo que ha avivado el optimismo en la industria del automóvil, que puede continuar su recuperación de la crisis por el covid-19.

General Motors declaró el jueves pasado que las ventas del cuarto trimestre crecieron un 4,8%, el único incremento trimestral de la compañía en 2020. Toyota declaró que sus ventas en diciembre aumentaron respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que Fiat Chrysler Automobiles ha declarado que el ritmo de ventas del cuarto trimestre se aceleró respecto a principios de año. Aun así, se espera que la mayoría de grandes fabricantes de automóviles registren caídas significativas en 2020 y terminen con un periodo sin precedentes de cinco años en el que las ventas en EEUU superaron los 17 millones de vehículos al año.

Analistas de varias firmas de investigación esperan que la venta de vehículos en EEUU sume entre 14,4 millones y 14,6 millones en 2020 una vez se recuenten los resultados finales. Eso significaría un descenso de casi el 15% respecto al año pasado y el nivel más bajo desde, al menos, 2012. Sin embargo, las ventas de la industria en 2020 cuentan solo una parte de la historia de un año patas arriba en el negocio del automóvil, una que incluye cierres de plantas en todo el sector, precios en alza tanto de vehículos nuevos como de segunda mano y giros en la forma en la que los estadounidenses compran coches.

General Motors declaró el jueves pasado que registró un aumento en las entregas de camionetas y 'SUV' grandes, sus vehículos más rentables. Sus ventas globales han caído un 12% en 2020, mejorando los resultados esperados para toda la industria. Toyota ha declarado que sus ventas en EEUU han caído un 11% en 2020, ya que una demanda constante del Rav4 y la camioneta Tacoma compensó las caídas más pronunciadas en su gama de turismos, incluidos el Corolla y el modelo Camry.

Fiat Chrysler ha declarado que sus ventas del cuarto trimestre han caído un 8%, en gran medida por una demanda mucho menor de empresas de alquiler de coches que han sido duramente afectadas por el impacto de la pandemia en el turismo. Las ventas anuales de la empresa han caído un 17%. Las ventas de Nissan han caído más que las de cualquier fabricante en 2020, un 33%, indica la empresa japonesa.

El fabricante de coches eléctricos Tesla también ha ganado impulso en 2020. Las ventas de la empresa en EEUU crecieron un 15% hasta noviembre, hasta casi 180.000 vehículos, según una estimación de la firma de investigación de mercado Motor Intelligence. Tesla, que no desglosa los resultados en EEUU, declaró la semana pasada que sus ventas globales anuales han crecido un 36%, hasta casi 500.000 vehículos.

Foto: Elon Musk, presidente de Tesla (Reuters)

Los analistas señalan que las condiciones son propicias para mejorar más los resultados este año, con el impulso de unos tipos de interés casi en mínimos históricos y otra ronda de estímulos federal, que incluye pagos directos a ciudadanos que empezarán esta semana. Concesionarios y directivos confían en que los efectos de la pandemia estimulen la demanda de vehículos nuevos, ya que algunos consumidores eligen tener vehículo propio sobre el transporte público o viajes compartidos.

Aun así, sigue habiendo obstáculos potenciales, incluidos la desconocida duración de la pandemia, un continuo desabastecimiento de automóviles en concesionarios y posibles problemas en la cadena de suministro, incluida la disponibilidad irregular de chips semiconductores.

La industria se enfrenta a una crisis de existencias que se espera que se prolongue hasta bien entrado 2021, señalan los directivos

Jeff Guytonm, presidente de operaciones de Mazda en América del Norte, espera que la recuperación de la industria continúe este año, pero afirma que "probablemente será más gradual que explosiva". Mazda ha registrado un incremento de ventas de menos del 1% en 2020, entre los mejores resultados de la industria, gracias en gran parte a una línea renovada de 'SUV'.

La industria se enfrenta a una crisis de existencias que se espera que se prolongue hasta bien entrado 2021, señalan los directivos. Las existencias de vehículos nuevos en los concesionarios de EEUU llevan meses situándose un 25% por debajo de lo normal, con una escasez más pronunciada de grandes camionetas. Eso ha frenado las ventas globales, pero también ha propiciado un mercado de vendedores.

Foto: Foto: EC.

El precio medio pagado por un automóvil en diciembre se situaba en torno a los 38.000 dólares (unos 31.000 euros), más que los 34.000 dólares (unos 28.000 €) a principios de 2020, según estimaciones de la firma de investigación J.D. Power. Los distribuidores cuyos lotes estaban a la mitad han sido más parcos con los descuentos, afirma Tyson Jominy, vicepresidente de datos y análisis en J.D. Power. Por si fuera poco, los compradores se están inclinando por vehículos más grandes y más caros como camionetas, añade.

Otro factor que señalan los concesionarios es que algunos consumidores norteamericanos hartos de la cuarentena —obligados a renunciar a viajes y cenas— han gastado su dinero en artículos de gran valor, como barcos, casas y coches nuevos. Mike Maheras, vendedor en el área de Chicago, dice que a sus tres concesionarios de Chevrolet de Illinois les ha costado satisfacer la demanda de camionetas de gama alta. Las tiendas, que normalmente acumulan más de 100 días de existencias de camiones en sus partidas, han estado funcionando con menos del valor de un mes.

Foto: Una mujer toma su consumición en la terraza de una cafetería de Santa Cruz de Tenerife. (EFE) Opinión

Los analistas prevén que los fabricantes de coches seguirán poniéndose al día en reabastecer el inventario durante la mayor parte del año, lo que probablemente conduzca a mejores márgenes de beneficios para fabricantes y vendedores —y menos ofertas para los consumidores—. La empresa de investigación IHS Markit ha declarado hace poco que espera que el limitado volumen de existencias dure hasta bien entrado 2021. Fija las ventas de vehículos en EEUU en 2021 en cerca de 16 millones, que sería un aumento de casi el 10% respecto al año anterior.

Scott Keogh, director de Volkswagen en EEUU, dice que es probable que el gasto resiliente del consumidor impulse la industria del automóvil en 2021. "Hay muchos ingresos disponibles en los compradores que quieren un coche", declara.

Varios fabricantes de coches han presentado buenos resultados de ventas en Estados Unidos en el último trimestre de 2020, lo que ha avivado el optimismo en la industria del automóvil, que puede continuar su recuperación de la crisis por el covid-19.

Venta de coches Industria automóvil Resultados empresariales
El redactor recomienda