Europa quiere 30 millones de coches cero emisiones en 2030
  1. Motor
UN 55% MENOS EMISIONES DE CO2

Europa quiere 30 millones de coches cero emisiones en 2030

Necesitaría 3 millones de puntos de recarga públicos y ahora solo tiene menos de 200.000 operativos

Foto: Para conseguir los objetivos de reducción de emisiones, harían falta 30 millones de coches cero emisiones.
Para conseguir los objetivos de reducción de emisiones, harían falta 30 millones de coches cero emisiones.

Europa ha aprobado un ambicioso plan para reducir aún más sus emisiones de CO2, que en un principio estaba previsto reducirlas en un 40 % para 2030, en comparación con las de 1990. Desde ahora, tras el acuerdo firmado la pasada semana, la reducción será de un 55 %. Para ello, ya se han planteado en Bruselas apoyos a los países que estén más lejos de conseguir estos resultados, como Polonia, o para las compañías eléctricas. Pero la cuestión es si se han planteado realmente la posición del sector del automóvil y, sobre todo, si los ciudadanos que tienen que comprar esos coches nuevos van a poder asumir el cambio hacia una electrificación tan urgente. Sobre todo si podrán hacerlo con una red de puntos de recarga insuficiente.

En este sentido, la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles, ACEA, explica que los fabricantes ven muy alejada de la realidad actual las ambiciones de reducción de la Comisión Europea. Para conseguir ese resultado, tendría que haber al menos 30 millones de automóviles cero emisiones circulando a diario por las carreteras de la Unión Europea para el 2030. Según los datos de ACEA, de los 243 millones de turismos que había circulando por Europa en 2019, menos de 615.000 eran modelos eléctricos o de pila de combustible de hidrógeno. Es decir, el 0,25 % de toda la flota de vehículos operativa en Europa.

Desde ACEA se analiza que para cumplir con el objetivo de la CE, los 30 millones de vehículos cero emisiones en el año 2030, Europa tiene solo 10 años para multiplicar por 50 los que actualmente están en circulación. Los fabricantes están haciendo fuertes inversiones para el vehículo eléctrico, no hay fabricante que no ofrezca ya vehículos eléctricos o electrificados en su gama de modelos. Pero en muchos casos, y sobre todo en la mayor parte de los países europeos, no se dan todavía las condiciones adecuadas para poder dar un salto tan grande como este.

placeholder Noruega es el paraíso del vehículo eléctrico por su amplia infraestructura y por la concienciación de sus ciudadanos.
Noruega es el paraíso del vehículo eléctrico por su amplia infraestructura y por la concienciación de sus ciudadanos.

La Comisión Europea no parece darse cuenta que para que se vendan más coches eléctricos hace falta más infraestructura de recarga para esos vehículos enchufables. En este momento, el 75% de la infraestructura de recarga para coches eléctricos está instalada en solo cuatro países, Alemania, Holanda, Francia e Italia.

Bruselas se plantea que se vendan muchos más coches eléctricos para conseguir esa reducción de emisiones, pero lo único que hará será presionar para que haya más energía renovable disponible. Pero lo que al menos de momento no hace es presionar a los gobiernos para que instalen puntos de recarga reales y operativos. Solo una infraestructura completa de recarga puede permitir que el coche con motor térmico deje su lugar definitivamente a un vehículo eléctrico cero emisiones. Y mientras eso no ocurra es imposible, al menos desde el punto de vista de ACEA, que las previsiones de la Comisión Europea sean una realidad.

Foto:

Según las propias estimaciones de la Comisión Europea, se necesitarían 3 millones de puntos de recarga públicos para 2030. Pero de momento solo hay operativos 200.000 puntos públicos, por lo que hay que multiplicar por 15 esta infraestructura en los próximos 10 años. A los fabricantes de automóviles se les exige, no solo ofrecer vehículos eléctricos, sino venderlos en grandes cantidades. Entretanto, las exigencias para instalar más puntos de recarga cada día todavía no existen, son solo meras recomendaciones.

Nuevo líder

Europa pretende convertirse en el nuevo líder de la sostenibilidad, el referente a nivel mundial en la lucha contra el cambio climático. Sin duda es una carrera en la que hay que participar activamente, y no perder la oportunidad de mejorar cada día. Pero al mismo tiempo hay que evitar perder competitividad. BMW fabrica el innovador iX3, su primer todocamino 100% eléctrico, en China, lo mismo que hará en los próximos meses Mercedes con su nuevo Smart y también Volvo con la marca Polestar. Volkswagen ha comenzado la producción de sus vehículos de la familia ID 100% eléctricos en dos plantas en China, además de en Zwickau, en Alemania.

El objetivo impuesto por la Unión Europea es convertirse en nueva referencia de la lucha contra el cambio climático. Pero si para obtener esa posición hay que perder la fortaleza en el sector automovilístico que ha mantenido desde finales del siglo XIX y que supone millones de puestos de trabajo en toda Europa, quizá sea una apuesta demasiado arriesgada.

Coches Mundo sostenible
El redactor recomienda