Es noticia
Menú
Florentino-Prado: lo que ha unido el Ibex... y puede separar el fútbol
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Florentino-Prado: lo que ha unido el Ibex... y puede separar el fútbol

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. 'Ibex Insider' ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Una de las relaciones más sólidas en el mundo del Ibex ha estado a punto de saltar por los aires a cuenta del fútbol. En realidad, sería más correcto decir que por el poder y el dinero, aunque la palanca que ha precipitado el conflicto haya sido este deporte de millonarios. Cuesta imaginar cómo el binomio formado por Florentino Pérez (Real Madrid, SuperLiga y ACS, 'in that order') y Borja Prado (Peninsula Capital, Mediaset y Key Capital, 'in that order') ha podido tensarse después de casi dos décadas de simbiosis perfecta, uno como capo del mundo de los negocios y el otro como banquero de cabecera. Pero el juego del balompié, amigos, es así de caprichoso.

A ninguno de los protagonistas le apetece, a estas alturas de sus vidas, dar que hablar sobre quién sube o baja en el ranking de amistades. Sin embargo, los intereses en juego a cuenta de la SuperLiga, abiertos en canal desde hace un año, han erosionado la estrecha relación de confianza existente entre Floro y Prado, tantas veces explícita en operaciones del Ibex como en momentos sociales del palco del Santiago Bernabéu. En un contexto donde no caben matices en la guerra abierta contra la UEFA, los partidarios del 'biscotto' han perdido sitio bajo las alas de Florentino. Y para esa batalla, el hijo de la marquesa de Zuya prefiere que no le llamen a filas.

Foto: Los jugadores del Real Madrid celebran el pase a la final de la Champions. (EFE/Sergio Pérez)

Llegado el momento (nos pasa a todos) cada uno mira por sus intereses. Los de Florentino Pérez, una vez controlado el Real Madrid y renovado el consejero delegado de ACS, pasan por dar forma a la SuperLiga o, lo que es lo mismo, subvertir el orden del fútbol europeo (y mundial) tal como se ha conocido hasta ahora. Su propuesta, pergeñada durante años y respaldada por catorce de los clubes más importantes del viejo continente, quedó reducida a un bochornoso 'chiringuitazo' hace justo un año. Pero su misión sigue en pie, pese a las contingencias, con el aliento de un potencial fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Luxemburgo) a su favor en el horizonte.

Sin embargo, Prado no comparte el mismo ardor guerrero que los cachorros con los que Floro ha ido a esta guerra (Alonso, Laghrari, Ocaña...). Sus intereses están divididos, algo que tampoco es novedoso en su dilatada trayectoria (Endesa-Mediobanca), y ahora la conjunción de ambos resulta compleja: por un lado, enfundarse la camisa del Real Madrid para combatir a UEFA; por otro, explicar a Qatar, dueño del PSG, aliado de Aleksander Cefferin y patrocinador con 600 millones de euros de su firma de capital riesgo Peninsula Capital, qué papel desempeña en esta refriega, siendo además socio de Key Capital, el asesor para la estrategia financiera de la SuperLiga.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Y aunque dicen que las murallas chinas alguna vez existieron, debe ser que el reporte de Prado a Qatar para explicar dónde está y qué papel juega en el pulso del Real Madrid con UEFA le ha provocado sudores fríos. Su inglés castizo esta vez ha tenido problemas para pasar el corte. El mascarón de proa de Florentino para todas sus operaciones especiales, ya sea la SuperLiga o el amago de operación hostil en la italiana Atlantia, con quien ACS comparte Abertis, es un banco de negocios (Key Capital) donde Borja aterrizó de la mano de Florentino. Cosa distinta es que sea su principal ocupación y que allí mande algo parecido a lo que hizo en Mediobanca o Lazard.

De momento, al patrón que no falla es al 'lobby' italiano. El pasado mes de febrero, Prado fue nombrado presidente de Mediaset España, de la que ya había sido tiempo atrás consejero. O sea, otra vez al servicio del emporio de Silvio Berlusconi, un rol similar al que antes hizo para Enel (Endesa) mientras comandaba Mediobanca. Esta exposición transalpina le ha permitido que Qatar le confíe 600 millones para comprar oportunidades en España e Italia. Por suerte para sus filias, al final no habrá pulso de ACS contra la familia Benetton por el control de Atlantia. Otra cosa distinta es lo pase con la SuperLiga y como afecte a su futuro con el universo de Florentino.

Una de las relaciones más sólidas en el mundo del Ibex ha estado a punto de saltar por los aires a cuenta del fútbol. En realidad, sería más correcto decir que por el poder y el dinero, aunque la palanca que ha precipitado el conflicto haya sido este deporte de millonarios. Cuesta imaginar cómo el binomio formado por Florentino Pérez (Real Madrid, SuperLiga y ACS, 'in that order') y Borja Prado (Peninsula Capital, Mediaset y Key Capital, 'in that order') ha podido tensarse después de casi dos décadas de simbiosis perfecta, uno como capo del mundo de los negocios y el otro como banquero de cabecera. Pero el juego del balompié, amigos, es así de caprichoso.

Florentino Pérez Key Capital Ibex Insider
El redactor recomienda