Es noticia
Quiénes son los nuevos cachorros en la cohorte de Florentino Pérez
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
ibex insider

Quiénes son los nuevos cachorros en la cohorte de Florentino Pérez

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Imagen: EC Diseño.
Imagen: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El rey del fútbol español, como le bautizó el ‘Financial Times’ hace poco, luce la corona de monarca del Real Madrid tras más de cuatro décadas escalando en el mundo de los negocios. Las obras públicas eran solo un medio para alcanzar el verdadero objetivo: el palco del Santiago Bernabéu. Para ese viaje vital, Florentino Pérez (1947) ha estado acompañado por una reducida cohorte de fieles que como él van cumpliendo años, desde su jurista de cabecera, el famoso José Luis ‘Chitín’ del Valle (1950), su ejecutivo de máxima confianza, Ángel García Altozano (1949), o el conseguidor por antonomasia, el financiero ‘real’ Borja Prado (1956).

Desde hace un par de años, el todopoderoso ingeniero de Caminos ha ido ampliando esa base de fieles. A falta de un sucesor natural para su reino, Florentino ha abierto la sala de máquinas de su imperio a un selecto grupo de elegidos en quienes delega responsabilidades. Lo ha hecho con pies de plomo y después de poner a prueba sus capacidades, pero sobre todo su fidelidad, un principio imprescindible para entrar y salir del despacho presidencial de ACS sin llamar a la puerta. El salto generacional es grande. Los nuevos cachorros podrían ser sus hijos, por lo que la relación de confianza con esta nueva hornada de cuarentones se ha tejido de manera distinta.

Foto: Foto: EFE.

El más popular es Anas Laghrari. El financiero marroquí conoce desde la infancia al magnate madrileño gracias a la relación fraternal de su padre, compañero de Caminos en tiempos del tardofranquismo. Criado junto a la élite de Casablanca, su paso con honores por CentraleSupelec, una gran ‘école’ francesa de ingeniería, en su caso con especialidad en Matemáticas, le abrió las puertas del sector financiero local, primero en Calyon y luego en Société Générale, desde donde trabajó para ACS en el asalto a Iberdrola. Esa pelea entre gallos del Ibex fue la escuela para entrar luego en el universo de la constructora con su firma de asesoramiento Key Capital.

Tras hacer méritos con mandatos menores (renovables), Laghrari y su socio Alex Matitia se han convertido en los asesores de referencia de ACS, con operaciones milmillonarias como la de Abertis-Atlantia o Cobra-Vinci. Solo desde esa relación preferencial puede entenderse la entrada del propio Prado como socio de Key Capital tras perder la presidencia de Endesa. Pero su ascendente no termina ahí. Además de diseñar las soluciones financieras del Real Madrid para la remodelación del estadio, el financiero ha sido el ariete de Florentino para la creación de la Superliga, de la que es secretario general, aunque su desenlace haya sido una sonada derrota… de momento.

Tras hacer méritos con mandatos menores, Laghrari y su socio Alex Matitia se han convertido en los asesores de referencia de ACS

En todos estos frentes, otro joven viene asumiendo galones similares desde el flanco jurídico. Hablamos de Luis Alonso, un sevillano criado en Clifford Chance como figura de la abogacía de los negocios a la sombra de Javier García de Enterría. Con poco más de 40 años, este ‘bético’ es socio del despacho desde hace varios ejercicios y responsable del área de Corporate y M&A desde primavera de 2021, tras el ‘retiro’ activo de su mentor. Casi como Anas, la confianza de Pérez en el abogado es tal que ha fiado a su despacho el frente judicial contra la UEFA para convertir la causa de la Superliga en un tema de derecho de la Competencia. Y en Luxemburgo hay partido.

En torno al fútbol, donde empieza y termina todo, también emerge otro de los nombres con más fuerza en esta camada. Nos referimos al economista Carlos Ocaña, con voz y voto en el comité ejecutivo de la multinacional Real Madrid CF para todo menos el mercadeo de futbolistas, parcela exclusiva de José Ángel Sánchez. Cumplirá 10 años sirviendo en la casa blanca, en donde aterrizó con un posgrado de IESE bajo el brazo tras salir del Ministerio de Industria, donde fue jefe de gabinete del socialista Miguel Sebastián (antes también en Moncloa) y cancerbero de su agenda. Y en aquella época, ACS movió muchos papeles para el proyecto Castor.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Como muletilla de confianza, Ocaña ha ido ampliando su espacio ejecutivo dentro de la cuenta de resultados del club, así como el volumen de interlocución que no atiende personalmente el “ser superior” (Butragueño 'dixit'), y por eso no extraña que entre sus cometidos caiga la gestión con el presidente de Prisa, el inversor Joseph Oughourlian, editor del deportivo ‘As’, la Cadena SER y ‘El País’. Aun así, la gerontocracia domina el club, como refleja la actual junta directiva del Real Madrid, con inseparables de Floro octogenarios o casi como Pedro López Jiménez (1942) o Fernando Fernández Tapias (1938) y solo una mujer en ese sanedrín de patricios.

En esta cuadrilla, también había un destacado dentro de ACS tras el destierro de Marcelino Fernández Verdes como primer ejecutivo del grupo. No era otro que José María Castillo Lacabex, una generación por debajo de los lugartenientes laminados en los últimos 18 meses. Sin embargo, pese a su prometedora carrera, el directivo se ha ido a Vinci tras la venta de Cobra, por más que Pérez barajase alternativas para retenerlo. A falta de nuevos cuarentones, Juan Santamaría, con dos décadas en el grupo, es un aspirante a seguir creciendo si su mandato en Australia (Cimic) resulta exitoso. Aun así, por brillantes que sean todos, ninguno heredará.

El rey del fútbol español, como le bautizó el ‘Financial Times’ hace poco, luce la corona de monarca del Real Madrid tras más de cuatro décadas escalando en el mundo de los negocios. Las obras públicas eran solo un medio para alcanzar el verdadero objetivo: el palco del Santiago Bernabéu. Para ese viaje vital, Florentino Pérez (1947) ha estado acompañado por una reducida cohorte de fieles que como él van cumpliendo años, desde su jurista de cabecera, el famoso José Luis ‘Chitín’ del Valle (1950), su ejecutivo de máxima confianza, Ángel García Altozano (1949), o el conseguidor por antonomasia, el financiero ‘real’ Borja Prado (1956).

Clifford Chance Pedro López Jiménez Key Capital Superliga José Ángel Sánchez Ministerio de Industria Sector Financiero
El redactor recomienda