Es noticia
Menú
Félix Ruiz y 'Bebe' Auguste lo saben: el nuevo 'boom' millonario del pádel
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
ibex insider

Félix Ruiz y 'Bebe' Auguste lo saben: el nuevo 'boom' millonario del pádel

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Félix Ruiz, primer accionista de Playtomic
Félix Ruiz, primer accionista de Playtomic
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Por arreones, pero siempre al alza. Desde hace dos décadas, el pádel ha ido consolidándose como el deporte de la raqueta en España. Supera al tenis en número de federados y la vuelta a la normalidad lo ha convertido en uno de los favoritos pospandemia. Aunque en nuestro país irrumpió a mediados de los noventa como actividad de moda, con la icónica imagen del presidente Aznar practicando en sus veranos de Oropesa, hoy es ya un ejercicio de masas (un 30% son mujeres), con un negocio millonario a sus espaldas y el dinero de los fondos compitiendo por una parte del pastel.

Toda la cadena de valor está en auge. Desde la proliferación de clubes de pádel hasta proveedores de material deportivo (solo en España se venden más de 100.000 palas al año), fabricantes de pistas, aplicaciones para organizar partidos… y un circuito profesional (World Padel Tour) donde ya hay jugadores con ingresos millonarios y estatus de estrella a la estela de otros grandes deportes. Y todo esto casi sin salir de la piel de toro, con excepción de Argentina, aunque cada vez con más impacto en países como Italia, Portugal, Suecia, Dinamarca, Francia, Reino Unido o Brasil.

Foto: Foto: EFE J.J. Guillén.

Uno de los actores en la sombra que están revolucionando el mercado es Félix Ruiz, uno de los cuatro fundadores de Tuenti siendo veinteañero. Tras diferentes proyectos (Job & Talent), su principal apuesta ahora es Playtomic, la aplicación para jugadores de pádel y tenis detrás de la que están inversores internacionales como GP Bullhound u Optimizer Invest. El empresario malagueño protagoniza un proceso de consolidación acelerado, con una decena de adquisiciones en año y medio en España, Italia o EEUU, para convertir su ‘software’ en el dominante del mercado.

Su modelo todavía no es rentable, pero es la travesía prevista para hacer mercado. Más de 4.000 clubes repartidos por 30 países diferentes son ya clientes de su solución de gestión (SaaS), por la que también pagan los jugadores (una media de 250 por club) para organizar sus partidos. En conjunto, Playtomic debería facturar servicios por valor de más de 100 millones de euros según el plan de negocio ideado por Félix Ruiz y sus socios. Su suerte va ligada al crecimiento del pádel como deporte global, una tendencia que han identificado otros muchos inversores.

Playtomic debería intermediar servicios por valor de más de 100 M de euros según el plan de negocio de Félix Ruiz y sus socios

La semana pasada, desde Estocolmo, plaza clave para consolidar este deporte en el norte de Europa, vio la luz Grupo LeDap. El nuevo proyecto es la plataforma lanzada por el fondo de capital riesgo Triton para crear un gigante paneuropeo del negocio del pádel desde la gestión y creación de clubes en mercados emergentes como Suecia, Noruega, Austria, Polonia, Estonia, Dinamarca y Finlandia. Nace con 90 centros en cartera y 600 pistas de juego tras más de 30 adquisiciones para la puesta de largo, aunque su horizonte para el próximo año es llegar a 200 clubes y 1.700 canchas.

Uno de los pilares de esta iniciativa es el hispanoargentino Hernán ‘Bebe’ Auguste, ex jugador profesional de pádel, número uno del circuito en los pioneros noventa y director de Expansión Internacional de World Padel Tour hasta unirse al ‘built up’ protagonizado por LeDap. La tesis de Triton es crear un potencial mercado de clientes en torno a esta actividad de raqueta, cada año más popular en nuevos países, antes incluso de que su popularidad se dispare si la familia del pádel consigue convertirlo en deporte olímpico. Y esta sería una palanca de difusión masiva.

Hablamos de un deporte popular, aunque como negocio todavía es un mercado por hacer

Otro de los inversores que apostaron hace tiempo por este deporte es el magnate Demetrio Carceller a través del grupo cervecero Damm. El gigante de la bebida se hizo con la propiedad de la organizadora del circuito profesional World Padel Tour en 2014. Desde entonces, aunque todavía no gana dinero en la cuenta de resultados, el cambio ha sido sustancial: de pagar para dar visibilidad a los partidos de los torneos del campeonato a vender los derechos televisivos en decenas de países y registrar audiencias millonarias en YouTube. Cada vez más señales del potencial valor.

Y también aquí hay fondos a la busca de retornos. El pasado mes de mayo, Rucio Investments, de la mano de Ignacio Aguillo (ex Atlético de Madrid, ex BNP Paribas), adquirió el 20% de World Padel Tour para llevar a otro escalón el campeonato profesional. Hay ejemplos recientes, como el de CVC con LaLiga, o más antiguos, como hizo el mismo fondo con las motos (Dorna Sports), que ilustran el camino a seguir. En el caso del pádel, construir un equivalente al circuito ATP, con Grand Slam, Master, Open y Challenger, con citas en las principales ciudades del mundo.

Hablamos de un deporte popular, aunque como negocio todavía es un mercado por hacer y muy atomizado. Lo es hasta el punto de que el famoso ‘streamer’ Ibai Llanos retransmite sus propios partidos de pádel y que grandes marcas deportivas como Adidas apoyan en la sombra a ‘youtubers’ especializados en esta raqueta. Igual que la pareja Bela-Díaz monopolizó este deporte hasta resultar previsible (13 años número uno y ganadores de 170 finales de 190 disputadas), ahora hay un ‘show’ más coral (Galán, Lebrón, Navarro, Tapia, Di Nenno) a la espera de estrellas de otras latitudes.

Por arreones, pero siempre al alza. Desde hace dos décadas, el pádel ha ido consolidándose como el deporte de la raqueta en España. Supera al tenis en número de federados y la vuelta a la normalidad lo ha convertido en uno de los favoritos pospandemia. Aunque en nuestro país irrumpió a mediados de los noventa como actividad de moda, con la icónica imagen del presidente Aznar practicando en sus veranos de Oropesa, hoy es ya un ejercicio de masas (un 30% son mujeres), con un negocio millonario a sus espaldas y el dinero de los fondos compitiendo por una parte del pastel.

Inversores Argentina Millonarios
El redactor recomienda