Es noticia
Menú
Aviso de Fitch sobre el impuesto a la banca: eleva los riesgos y pagarán los clientes
  1. Mercados
Reacciones al anuncio del Gobierno

Aviso de Fitch sobre el impuesto a la banca: eleva los riesgos y pagarán los clientes

La agencia teme un golpe sobre el capital del sector, que podría afectar a los dividendos, mientras que S&P augura un impacto de hasta el 12% del beneficio de las entidades

Foto: Logo de la agencia Fitch en sus oficinas de Londres. (Reuters/Reinhard Krause)
Logo de la agencia Fitch en sus oficinas de Londres. (Reuters/Reinhard Krause)

Las agencias de 'rating' reaccionan al nuevo impuesto anunciado por el Gobierno sobre los beneficios de la banca. Fitch y S&P han publicado este jueves sendos análisis sobre las consecuencias que tendrá para el sector una tasa que, coinciden, lastrará la recuperación de sus resultados.

"Los bancos españoles ya enfrentan incertidumbre económica y el gravamen, que se aplicaría solo a las actividades nacionales en 2022 y 2023, podría afectar las perspectivas de rentabilidad y disminuir su competitividad frente a los rivales europeos", advierten los analistas de Fitch, que señalan, además, que "la generación interna de capital también podría verse debilitada".

La visión de Fitch da argumentos a la negativa reacción con la que el mercado acogió la noticia, con caídas de hasta el 8% en las cotizaciones del sector. La agencia considera que la intención del Gobierno de recaudar unos 3.000 millones de euros con este nuevo impuesto en dos años "reducirá la capacidad de los bancos para aprovechar todos los beneficios de los tipos más altos en un periodo de riesgos económicos persistentes debido a la desaceleración económica y las presiones inflacionarias".

Foto: EC.

Ante esta situación, el vaticinio de la agencia es que los bancos buscarán "mitigar el impacto del gravamen en la generación interna de capital transfiriendo parte del coste a sus clientes o reduciendo las distribuciones de capital a los accionistas".

En cualquier caso, estiman que la puesta en marcha del nuevo impuesto puede resultar costosa, ya que podría tener que superar obstáculos legales.

Un golpe del 12% al beneficio

Por su parte, S&P pone el foco en el impacto del nuevo impuesto sobre los beneficios del sector, que calculan que supondrá una merma de en torno al 12% de los beneficios netos del sector en el mercado nacional entre 2022 y 2023. Además, señalan que podría suponer un recorte de 70 puntos básicos al año en el retorno sobre el capital (ROE) del sector.

En su comunicado, la agencia considera comprensible la reacción negativa del mercado al anuncio. Sin embargo, prevé que la nueva carga impositiva será "manejable" y, al igual que Fitch, espera que no tenga impacto en los 'ratings' de las entidades financieras españolas.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y la vicepresidenta primera, Nadia Calviño (d). (EFE/Mariscal)

S&P recuerda que la opción de introducir un impuesto extraordinario sobre la banca no es una novedad en Europa y recuerda que Dinamarca aprobó durante la pandemia un impuesto específico para el sector, que entrará en vigor en 2023 y que, más recientemente, Hungría anunció un nuevo impuesto bancario basado en los ingresos y Polonia puso en marcha un gravamen de contribución social. "Dicho esto, en estos dos países, los tipos de interés oficiales han subido de forma mucho más rápida y sustancial, impulsando los beneficios en mayor medida que los de los bancos españoles", puntualizan.

Las agencias de 'rating' reaccionan al nuevo impuesto anunciado por el Gobierno sobre los beneficios de la banca. Fitch y S&P han publicado este jueves sendos análisis sobre las consecuencias que tendrá para el sector una tasa que, coinciden, lastrará la recuperación de sus resultados.

Fitch Banca
El redactor recomienda