Es noticia
Menú
Los 10 eslabones débiles del improvisado hachazo fiscal de Sánchez a banca y eléctricas
  1. Mercados
ESPERA RECAUDAR 7.000 MILLONES

Los 10 eslabones débiles del improvisado hachazo fiscal de Sánchez a banca y eléctricas

El presidente del Gobierno anunció un impuesto a futuro, con carácter retroactivo, para recaudar 7.000 millones. Hay muchas dudas en el mercado por la falta de concreción

Foto: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. (EFE/Mariscal)
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Pedro Sánchez sorprendió en el debate sobre el estado de la nación al anunciar un impuesto especial y extraordinario para bancos y eléctricas con el que recaudar 7.000 millones en dos años. Ya había habido un anuncio para el sector eléctrico, pero en la banca la sorpresa ha sido mayúscula. En cualquier caso, hay muchas dudas en el mercado, que ha reaccionado con una ola de ventas en el Ibex, con caídas del 8% en los bancos.

El líder del Ejecutivo anunció una serie de medidas ante la situación de crisis inflacionaria que ha dinamitado la guerra de Ucrania. Para aliviar la carga fiscal sobre el Estado, se sacó de la manga el anuncio de un tributo a las entidades bancarias que, según la información que llega desde Hacienda, será excepcional y temporal, con una duración de dos años, para recaudar en torno a 3.000 millones con cargo al beneficio de 2022 y 2023. Para las eléctricas, gasistas y petroleras, el impuesto también será excepcional y temporal, gravando los beneficios de este año y del próximo, con una recaudación de 4.000 millones.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el debate sobre el estado de la nación, este martes en el Congreso. (Reuters/Susana Vera)

La ministra María Jesús Montero indicó que los tributos estarán operativos en 2023. Harán frente a este impuesto las firmas con una facturación de más de 1.000 millones anuales, gravando los beneficios extraordinarios y los mayores ingresos que obtienen por la subida de los precios energéticos y del euríbor. Fuentes del Ministerio de Hacienda aseguran que son medidas estudiadas y con los detalles decididos, que se conocerán cuando llegue la proposición de ley. Pero hay muchas dudas. A continuación, algunas de las que comparten analistas, inversores o fiscalistas.

1. ¿Un impuesto retroactivo?

La idea del Gobierno es que en 2023 se tribute con base en los resultados de 2022. Así ocurre con la liquidación de sociedades, pero para ello el cambio normativo debería llegar este año, aplicándose al resultado del ejercicio. Hay dudas de que el trámite parlamentario tras el verano permita llegar antes del 31 de diciembre. Las sentencias sobre retroactividad impropia dejan claro que tiene que aprobarse la ley y entrar en vigor este año para que se pueda repercutir sobre un hecho imponible del presente ejercicio.

2. ¿Beneficios caídos del cielo?

Sánchez ha justificado el impuesto a la banca por los beneficios caídos al cielo, teniendo en cuenta la subida del euríbor. Pero en la jerga, el beneficio caído del cielo de la banca son los ingresos que han recibido con la pandemia los bancos a través de los créditos del Banco Central Europeo (BCE). Esto es, los TLTRO, que las entidades han decidido mantener a vencimiento por los ingresos que generarán entre 2022 y 2023 por la contabilidad del coste de esta financiación y la remuneración de la liquidez si el tipo de facilidad de depósito, que está en el -0,5%, pasa a positivo, como se espera en los próximos meses. Pero el BCE ya está estudiando impedir este beneficio extra de la banca, que en España supondría entre el 3% y el 4% del beneficio, unos 1.000 millones.

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)

3. Definir el hecho imponible

El anuncio de Sánchez no deja claro cuál será el hecho imponible del nuevo impuesto a bancos y eléctricas. Definirlo con claridad evitará incertidumbre y, sobre todo, que el tributo pueda caer en saco roto a través del Constitucional. Porque no es evidente poder gravar el beneficio caído del cielo, como dice Sánchez. Lo que no parece es que se pueda usar la base imponible, ya que sería doble imposición, y no ha hablado de recargo sobre sociedades. Tampoco se sabe si será un tributo directo o indirecto, clave para saber si es deducible en sociedades.

4. El euríbor tiene impactos positivos y negativos

Es cierto que el consenso apunta a que una subida del euríbor favorece el beneficio bancario, ya que aumenta el margen, pero no es fácil cuantificarlo, dado que si se encarecen las hipotecas también puede haber menos demanda y más morosidad, aunque aumente el margen de cada crédito a tipo variable. Además, en los últimos años ha aumentado el porcentaje de hipotecas a tipo fijo. El incremento del margen se verá limitado si sube la remuneración de los depósitos, mientras que no lo hace el tipo del crédito concedido a empresas, por consumo o en préstamos hipotecarios a tipo fijo. La primera respuesta oficial del sector financiero ha llegado de CECA, la patronal de las antiguas cajas de ahorros: “Conviene recordar que la subida de tipos supone una normalización de la política monetaria, tras una década ultraexpansiva, y que no podemos anticipar su impacto neto en los balances de las entidades. Es una medida que no contribuye a armonizar los regímenes fiscales dentro de la unión bancaria”. Después, la patronal de los bancos, AEB, añadió: "La eventual subida de tipos de interés del BCE no asegura necesariamente una mejora de la rentabilidad de los bancos, ni se traduce en beneficios extraordinarios, sino que responde a la subida de la inflación y puede provocar una menor actividad económica. Lo extraordinario han sido los tipos de interés negativos durante muchos años".

5. ¿Qué estimación del euríbor ha usado Hacienda?

El euríbor ha protagonizado este año un ‘rally’ con el que ha pasado desde el -0,5% en enero hasta un pico del 1,1% en junio, para recular luego hasta bajar del 1% nuevamente. Pero las estimaciones a futuro están variando rápidamente. Las expectativas del mercado en torno a la inflación y las subidas de tipos se han reducido ante el deterioro macro, lo que ha rebajado la proyección del euríbor para diciembre de 2022 del 1,5% al 1% en el último mes, y del 2,5% al 1,5% en diciembre de 2023.

Foto: Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (EFE/Armando Babani)

6. ¿Recaudar o contener precios?

Para las empresas energéticas, el Gobierno justifica el hachazo fiscal en que contribuyan a esta crisis con el beneficio extraordinario que obtienen con el aumento de precios. Desde el sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, consideran que el nuevo impuesto “no tiene fiscalidad recaudatoria”, dado que compara una aportación de 2.000 millones al año sobre una recaudación devengada por sociedades en 2021 de 24.600 millones. Los técnicos creen que “el nuevo impuesto energético es un incentivo para que contengan precios, pues solo aquellas grandes empresas energéticas que obtengan beneficios extraordinarios tendrán que abonarlo, y cuando se haga público que tienen que pagar este impuesto sufrirán una tacha reputacional, que pondrá en duda su responsabilidad social”.

7. ¿Cuál es la facturación de un banco?

La cifra de negocio, facturación o volumen de ingresos no es algo tan evidente en la banca. Hacienda habla de alguno de estos conceptos, pero en las cuentas de resultados de los bancos lo que hay son márgenes netos y brutos. Normalmente, es el margen bruto el que se usa como concepto más aproximado a los ingresos, pero no es exactamente igual, otra muestra de la improvisación del Gobierno. El margen bruto es la suma de los ingresos netos de los bancos. Es decir, el margen de intereses, devengando de los ingresos por intereses los pagados (por ejemplo, remuneración de los depósitos), las comisiones netas (las percibidas menos las pagadas), las operaciones financieras netas o los ingresos de participadas.

8. Beneficios variables

Si se asume que los bancos tendrán beneficios extraordinarios por la subida del euríbor, no será igual en 2022 que en 2023, pese a que Hacienda ha realizado la misma estimación de recaudación para 2023 y 2024, con base en los años previos, con 1.500 millones por ejercicio. El mercado estima que el euríbor acabará en el 1% este año y en el 1,5% el próximo. Para CaixaBank, por ejemplo, el consenso de analistas de Bloomberg apunta a un beneficio de 3.278 millones en 2022 y de 3.907 millones en 2023. Sin embargo, ¿tributará lo mismo en ambos ejercicios?

Foto: La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, el presidente del BBVA, Carlos Torres (i), y el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez (d). (EFE/J.J. Guillén)

9. Evolución del crédito

El grifo del crédito es fundamental para la salud de la economía. En pleno deterioro de las condiciones macroeconómicas, por la inflación, la subida de tipos o la incertidumbre, una contracción del crédito (‘credit crunch’) podría acelerar la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento. Y si hay un impuesto que grava el beneficio de que suba el euríbor y, por lo tanto, del margen crediticio, podría haber un desincentivo a que se financie la economía real.

10. Rentabilidad y solvencia

El anuncio ha pillado por sorpresa a la banca, que justo este martes celebró una jornada de inclusión financiera. Pero no es la primera vez que Sánchez amaga con ello, ya que llegó al liderazgo del PSOE primero, y a Moncloa después, con el establecimiento de un impuesto a la banca como una de sus propuestas económicas, algo que acabó en un cajón sin concretarse. Entonces, y ahora, los bancos argumentan que no hay que confundir beneficios con rentabilidad, dado que desde hace una década las entidades financieras son menos rentables que otras empresas cotizadas, y como recuerda siempre el supervisor, la rentabilidad es la clave para asegurar la solvencia a medio plazo de los bancos.

Pedro Sánchez sorprendió en el debate sobre el estado de la nación al anunciar un impuesto especial y extraordinario para bancos y eléctricas con el que recaudar 7.000 millones en dos años. Ya había habido un anuncio para el sector eléctrico, pero en la banca la sorpresa ha sido mayúscula. En cualquier caso, hay muchas dudas en el mercado, que ha reaccionado con una ola de ventas en el Ibex, con caídas del 8% en los bancos.

Pedro Sánchez Euríbor Debate Estado de la Nación Inflación
El redactor recomienda