Es noticia
Menú
El nuevo impuesto se come un 15% de los beneficios de la banca en España
  1. Empresas
IMPACTO

El nuevo impuesto se come un 15% de los beneficios de la banca en España

El nuevo tributo cuesta 5.400 millones a los bancos en bolsa, casi el doble de los 3.000 millones que espera recaudar el Ejecutivo con esta polémica medida

Foto: La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, el presidente del BBVA, Carlos Torres (i), y el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez (d). (EFE/J.J. Guillén)
La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, el presidente del BBVA, Carlos Torres (i), y el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez (d). (EFE/J.J. Guillén)

Adiós a la normalización y al alivio de los banqueros españoles. La subida del euríbor se va a ver presumiblemente penalizada por el nuevo impuesto a la banca anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. A la espera de su letra pequeña, este nuevo tributo se hubiera 'comido' entre un 10% —a nivel global— y un 15% —en España— de los beneficios en 2021 del sector, al que el presidente ha pedido "que arrime el hombro", recordando uno a uno los resultados de los grandes bancos.

Desde el sector financiero califican de "populista" y "patada hacia delante" el anuncio de Sánchez, y califican de innecesario e imposible calcular —como expuso el Gobierno— un impuesto sobre "los mayores ingresos que han obtenido con la subida de las hipotecas por el incremento de los tipos de interés". De hecho, hay quien considera que el potencial tributo podría ser tumbado en los tribunales.

Al margen de estas consideraciones, la primera patronal en pronunciarse oficialmente fue la Ceca, de las antiguas cajas: "Es necesario conocer los detalles de la medida para poder hacer una valoración más informada. No obstante, conviene recordar que la subida de tipos supone una normalización de la política monetaria, tras una década ultraexpansiva, y que no podemos anticipar su impacto neto en los balances de las entidades. Es una medida que no contribuye a armonizar los regímenes fiscales dentro de la Unión Bancaria".

Foto: Pantallas de cotización del Ibex en la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

Desde los bancos recuerdan que tras la subida de los últimos meses el euríbor se sitúa cerca del 1%, lo que "tan solo implica normalizar algo extraordinario que hemos visto en los últimos años: los tipos en negativo". Y remarcan que es muy difícil calcular el beneficio extra que se están apuntando por este repunte, ya que la situación extraordinario también genera efectos negativos como el encarecimiento de sus costes y un posible repunte en las provisiones.

A la espera de la letra pequeña, en el sector asumen que el Gobierno tendrá imposible calcular un nuevo impuesto sobre la subida del euríbor, y tendrá que 'vestirlo' en forma de aumento del Impuesto de Sociedades o, más probablemente, en un tributo sobre los depósitos.

Tasa sobre los depósitos

“No tenemos los detalles, pero tendría sentido que entre en vigor en 2023 y 2024 a medida que la rentabilidad de los bancos aumenta por los tipos de interés. No se sabe todavía si este impuesto especial llegará con un incremento de Sociedades o una tasa sobre los depósitos, pero creemos que la última opción sería más práctica”, exponen desde Morgan Stanley.

Desde el banco de inversión norteamericano creen que este impuesto podría restar entre un 8% y 13% de los beneficios domésticos de 2023, y expone que tras el desplome en bolsa, este efecto ya estaría recogido en el precio de las acciones. De hecho, los bancos españoles han perdido esta sesión 5.400 millones, casi el doble de los 3.000 millones que quiere recaudar el Gobierno. Los mayores desplomes son los sufridos por CaixaBank, Unicaja y Sabadell, de entre el 7% y el 9%. Por su parte, Bankinter cayó un 5%, y Santander y BBVA se dejaron casi un 4%.

Según el informe de Morgan Stanley, Unicaja sería la entidad más afectada por una tasa sobre depósitos, con un 'profit warning' del 15%, seguido por CaixaBank, Bankinter y Sabadell, con un 12%.

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Gobierno. (EFE/Kiko Huesca)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Gobierno. (EFE/Kiko Huesca)

Desde la banca recuerdan que este recorte del beneficio reducirá la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del sector, que está en el 6%, y encarecerá su coste de capital, que está entre el 7% y el 8%. "La incertidumbre hasta que tengamos detalles, y el entorno regulatorio cada vez más inseguro podrían afectar al coste de capital y el sentimiento de mercado", añaden desde Morgan Stanley. Para los bancos —como el resto de cotizadas— es fundamental superar el umbral del coste de capital para poder financiarse y hacer ampliaciones en caso de necesitarlo.

En balance, lo que defienden desde las entidades es que el Gobierno está "penalizando a un sector fundamental como se demostró con los ICO de 2020, generando una incertidumbre innecesaria". Lo que no señalan desde los bancos, y temen los expertos, es que este impuesto podría trasladarse a los clientes a través de créditos más caros y comisiones mayores.

Adiós a la normalización y al alivio de los banqueros españoles. La subida del euríbor se va a ver presumiblemente penalizada por el nuevo impuesto a la banca anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. A la espera de su letra pequeña, este nuevo tributo se hubiera 'comido' entre un 10% —a nivel global— y un 15% —en España— de los beneficios en 2021 del sector, al que el presidente ha pedido "que arrime el hombro", recordando uno a uno los resultados de los grandes bancos.

Banca Fiscalidad Pedro Sánchez
El redactor recomienda