Es noticia
Menú
La banca paga en bolsa el nuevo impuesto de Sánchez con caídas de hasta el 8%
  1. Mercados
Golpe a bancos y eléctricas

La banca paga en bolsa el nuevo impuesto de Sánchez con caídas de hasta el 8%

CaixaBank ha liderado las pérdidas del sector, tras el anuncio del Gobierno de que gravará sus resultados durante dos años, por considerar que se benefician del alza de los tipos

Foto: Pantallas de cotización del Ibex en la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)
Pantallas de cotización del Ibex en la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

Pedro Sánchez dispara contra la banca y las entidades pagan el golpe en bolsa. El presidente del Gobierno ha anunciado que pondrá en marcha un impuesto extraordinario sobre los bancos, que, según ha explicado, "ya se están beneficiando de las subidas de los tipos de interés". La intención del Ejecutivo es poner en marcha esta tasa a partir de 2023 y por un plazo de dos años, con la intención de sufragar los costes derivados de la actual crisis. Según sus estimaciones, esta tasa recaudará alrededor de 1.500 millones de euros. "Este Gobierno no va a permitir que el sufrimiento de muchos sea el beneficio de unos pocos", ha advertido Sánchez desde la tribuna del Congreso de los Diputados.

Estas palabras no han tardado en hacerse notar en el parqué. La banca, que ya había iniciado la jornada con caídas, ha agudizado rápidamente sus pérdidas. CaixaBank, participada por el Estado tras su fusión con Bankia, es la más afectada con pérdidas que llegan a tocar el 8%, mientras que Sabadell es la segunda más perjudicada con números rojos superiores al 7%. Bankinter encaja también una importante caída de en torno al 4,5%, mientras que BBVA y Santander experimentaban retrocesos cercanos al 4% en ambos casos. El sector al unísono pasaba así a ocupar las posiciones de cola del Ibex, que pierde alrededor del 0,7%.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el debate sobre el estado de la nación, este martes en el Congreso. (Reuters/Susana Vera)

El anuncio del Gobierno agudiza los pesares de un sector que, aunque espera una mejora de sus cuentas ante la próxima subida de los tipos de interés, se ha visto penalizado en las últimas semanas por el temor a que el deterioro económico acabe eclipsando esta ayuda y se traduzca en una caída de sus volúmenes y un incremento de los problemas en su balance.

Calma en el sector eléctrico

Frente a las tensiones experimentadas por la banca, el sector eléctrico, objeto también de los nuevos impuestos anunciados por Sánchez, recibía la noticia con menos turbulencias, a pesar de que, en su caso, se estima un impacto de alrededor de 2.000 millones de euros. A media sesión, las grandes eléctricas, Endesa e Iberdrola, se anotaban retrocesos en torno al 1,2% y al 0,5%, respectivamente. Naturgy, aunque primero se mantenía en positivo con ganancias muy leves, pierde ahora en torno a un 1%.

La reacción mucho más calmada del sector eléctrico evidencia que los accionistas ya estaban prevenidos sobre las intenciones del Ejecutivo, que ya había preanunciado sus planes de aprobar un impuesto extraordinario sobre la industria, ante la consideración de que está experimentando beneficios extraordinarios derivados de la crisis de Ucrania.

Pedro Sánchez dispara contra la banca y las entidades pagan el golpe en bolsa. El presidente del Gobierno ha anunciado que pondrá en marcha un impuesto extraordinario sobre los bancos, que, según ha explicado, "ya se están beneficiando de las subidas de los tipos de interés". La intención del Ejecutivo es poner en marcha esta tasa a partir de 2023 y por un plazo de dos años, con la intención de sufragar los costes derivados de la actual crisis. Según sus estimaciones, esta tasa recaudará alrededor de 1.500 millones de euros. "Este Gobierno no va a permitir que el sufrimiento de muchos sea el beneficio de unos pocos", ha advertido Sánchez desde la tribuna del Congreso de los Diputados.

Pedro Sánchez Banca Eléctricas
El redactor recomienda