Es noticia
Menú
El BCE y la banca temen un nuevo frente reputacional por la subida del euríbor
  1. Empresas
AMENAZA

El BCE y la banca temen un nuevo frente reputacional por la subida del euríbor

Responsables del BCE y de los grandes bancos españoles discutieron el posible riesgo que supone encarecer los créditos a las familias en plena desaceleración y ola inflacionaria

Foto: Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (EFE/Armando Babani)
Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (EFE/Armando Babani)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los bancos españoles y el Banco Central Europeo (BCE) vigilan los efectos secundarios de las subidas de los tipos de interés. A pesar de que el sector financiero es el mayor beneficiado de estas medidas, que la institución europea ya ha anunciado que comenzarán en julio, hay dos efectos temidos por el sector: la morosidad que provocará el encarecimiento de los créditos de las empresas y las familias y el riesgo reputacional que esto puede ocasionar.

Este último aspecto se discutió en la reunión privada que hubo entre banqueros españoles y responsables del BCE y del Banco de España el pasado 9 de junio. El temor de banqueros y supervisores es que la repreciación de los préstamos genere quejas de clientes en un entorno de desaceleración económica e inflación galopante.

Foto: Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank (Efe)

De este modo, el debate no gira en torno a la legitimidad de las entidades para cobrar créditos más caros por la subida del euríbor, sino de los efectos que pueden provocar dichas subidas sobre familias y empresas, especialmente pymes, que están contra las cuerdas por la crisis.

Esta preocupación llega en plena lucha de la banca por mejorar su reputación, tras años en que ha sido uno de los sectores con peor imagen en España. El rescate financiero de 2012, los escándalos judiciales y la comercialización de productos mal explicados, como las cláusulas suelo y las preferentes, están detrás de este deterioro. Los bancos también han sufrido un revés reciente por el cierre de oficinas en la España vaciada, que ha provocado que el Gobierno les exija medidas.

El aval de los ICO

En cambio, las entidades llevan años intentando hacer valer la ayuda que han prestado a la sociedad desde que empezó la pandemia, manteniendo abierto el grifo del crédito con las líneas ICO (Instituto de Crédito Oficial), en las que el Estado avala un 80%, con las moratorias, los adelantos de las pensiones y otro tipo de medidas.

Los bancos también defienden que las subidas de los tipos de interés solo son "una normalización" de una situación "anómala", como eran los tipos negativos con que llevan conviviendo desde hace años. Muchos créditos, en espacial hipotecas, llevan tiempo sin pagar intereses, lo que ha presionado los márgenes de las entidades. Por ello, los banqueros creen que un entorno de tipos al 1-2% supone solo volver a una situación más justa.

placeholder Alejandra Kindelán, presidenta de la AEB. (APIE)
Alejandra Kindelán, presidenta de la AEB. (APIE)

Otro de los riesgos relacionados que afronta el sector son las comisiones que sigue cobrando por el entorno de bajos tipos y por los depósitos no remunerados. Desde la clientela, se espera que las entidades sean igual de ágiles a la hora de remunerar el pasivo que a la de cobrar los créditos.

Todos estos retos no son fáciles para los bancos, que afrontan presiones de accionistas y supervisores para ser más rentables, mientras se les exige no generar problemas cerrando oficinas y no tener ruido reputacional.

La ventaja fija

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, apuntó el pasado viernes en unas jornadas organizadas por la APIE, la UIMP y BBVA que parte de la subida de los costes financieros de las familias va a ver paliada por las hipotecas a tipo fijo que se han colocado los últimos años: "Aumentos moderados en los tipos de interés tendrían un efecto relativamente reducido sobre su capacidad de repago, en parte por el incremento del peso de las hipotecas a tipo de interés fijo observado durante los últimos años, que alcanzó el 24,9% del saldo vivo en diciembre de 2021".

Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE, estaba en la reunión del pasado 9 de junio con banqueros españoles e hizo hace unos días declaraciones sobre el nuevo entorno que afronta el sector. "El aumento de los tipos de interés es una noticia bienvenida para el sector bancario europeo", señaló en una conferencia organizada por Mediobanca.

Pero matizó que también "hay riesgo, ya que en las actuales previsiones económicas hay opciones de que haya una recesión en 2023, en el peor escenario, ligado a un 'shock' más abrupto de la energía por un cierre de los suministros rusos". Por ello, avisa de que se van a vigilar de cerca los riesgos de los bancos, a pesar de lo cual cree que están preparados gracias a su solvencia.

Los bancos españoles y el Banco Central Europeo (BCE) vigilan los efectos secundarios de las subidas de los tipos de interés. A pesar de que el sector financiero es el mayor beneficiado de estas medidas, que la institución europea ya ha anunciado que comenzarán en julio, hay dos efectos temidos por el sector: la morosidad que provocará el encarecimiento de los créditos de las empresas y las familias y el riesgo reputacional que esto puede ocasionar.

Banco Central Europeo (BCE) Banca Tipos de interés
El redactor recomienda