Es noticia
Menú
El Nasdaq cae un 2,6% tras alcanzar el bono de EEUU máximos de dos años
  1. Mercados
EL ALEMÁN, CASI EN POSITIVO

El Nasdaq cae un 2,6% tras alcanzar el bono de EEUU máximos de dos años

Los inversores temen el fin del dinero barato auspiciado por los bancos centrales, que ha provocado un mayor flujo hacia la renta variable, y se refugian en productos conservadores

Foto: La Bolsa de Nueva York. (Carlo Allegri/Reuters)
La Bolsa de Nueva York. (Carlo Allegri/Reuters)

Los rendimientos de la deuda avanzan una jornada más, impulsados por la inflación, hasta alcanzar valores que no se habían visto desde la irrupción de la pandemia del coronavirus. Al cierre de Wall Street, el Dow Jones se deja en torno a un 1,5%, mientras que el S&P 500 baja más de un 1,8% y el Nasdaq, de referencia para los valores tecnológicos, cae un 2,6%, hasta los 14.500 puntos.

Pese al desplome del índice, las acciones de Activision Blizzard han llegado a volar hasta un 40% en las negociaciones previas al mercado, tras plantear Microsoft lanzar una oferta de 70.000 M por la empresa de videojuegos. Al cierre de los mercados, la cotizada ha encabezado las ganancias de la tabla y se ha anotado una subida de casi un 26%, hasta los 82,31 dólares por título.

El bono estadounidense a 10 años ha alcanzado su máximo de los últimos dos años, con una rentabilidad positiva del 1,83%, lo que supone una subida superior al 3% respecto a la jornada anterior.

Aunque su rendimiento baja según avanza la sesión, el bono alemán a 10 años, conocido como 'bund' y que se toma como referencia en Europa, también lleva una buena racha. Tras el encarecimiento de las últimas semanas, está cada vez más cerca de recuperar valores positivos por primera vez desde mayo de 2019. De la misma manera, el bono español a 10 años alcanza una rentabilidad 0,66%, el doble que hace solo un mes.

Foto: Números en rojo. (Reuters)

El encarecimiento de la deuda llega en un momento de fuertes presiones inflacionistas, que se dejan sentir a ambos lados del Atlántico espoleadas por la reapertura tras lo peor de la pandemia, la crisis de suministros y, sobre todo, el encarecimiento de la energía. En contraste, la fuerte recuperación del empleo hace presagiar un endurecimiento de la política monetaria.

Los inversores temen el fin del dinero barato auspiciado por los bancos centrales, que ha provocado en los últimos dos años un mayor flujo hacia la renta variable, especialmente los valores tecnológicos, en detrimento de la renta fija. Sin embargo, las turbulencias en Wall Street, que ha vivido un comienzo de año nefasto tras un 2021 de récord, ha vuelto a aumentar la demanda hacia productos más conservadores.

En el horizonte, las más que probables subidas de tipos de la Reserva Federal de Estados Unidos. La cuestión ya no es cuándo, sino cuántas. "Los mercados siguen tratando de encontrar un nivel para las subidas de tipos. En octubre, el mercado solo esperaba una subida de tipos para 2022 y ahora espera cuatro", dijo Edward Park, director de Inversiones de la empresa británica Brooks Macdonald, al 'Wall Street Journal'.

En ese contexto, el bono estadounidense a dos años también cotiza en máximos de febrero de 2020.

Los rendimientos de la deuda avanzan una jornada más, impulsados por la inflación, hasta alcanzar valores que no se habían visto desde la irrupción de la pandemia del coronavirus. Al cierre de Wall Street, el Dow Jones se deja en torno a un 1,5%, mientras que el S&P 500 baja más de un 1,8% y el Nasdaq, de referencia para los valores tecnológicos, cae un 2,6%, hasta los 14.500 puntos.

Rentabilidad Inflación Inversores Renta fija Renta variable Política monetaria Pandemia Wall Street Bancos centrales
El redactor recomienda