Cellnex impulsa la transformación del Ibex y desbanca al Santander del 'top 3'
  1. Mercados
Lo supera por capitalización

Cellnex impulsa la transformación del Ibex y desbanca al Santander del 'top 3'

El operador de torres de telecomunicaciones consigue colarse entre las tres mayores empresas del índice español, favorecido por la debilidad bursátil del banco

placeholder Foto: Antenas del grupo Cellnex. (Reuters)
Antenas del grupo Cellnex. (Reuters)

Cellnex salta al podio de la bolsa española. La compañía de telecomunicaciones se convirtió este miércoles en la tercera mayor cotizada del Ibex, al superar la capitalización de Banco Santander. Con una valoración de 25.766 millones de euros, el gestor de torres de telecomunicaciones se sitúa más de 200 millones de euros por delante del gigante financiero español, cuya capitalización ha menguado hasta los 25.552 millones en que se situó al cierre de la sesión.

Cellnex alcanzó este hito tras registrar unas ganancias del 2,2%, en una jornada marcada por las informaciones que apuntaban a que ultima la adquisición del 60% que controla Indra en Metrocall, la compañía que gestiona la conectividad móvil del metro de Madrid. Pero tan importante como esto resultó el nuevo revés encajado por las acciones de Banco Santander, en otra jornada crítica para el sector financiero: su cotización se depreció un 1,46%, en la que es su quinta caída consecutiva.

En gran medida, la de Cellnex y la de Santander representan dos historias cruzadas. La del recién llegado al parqué, convertido en estrella del mercado gracias a una estrategia de crecimiento que convence a analistas e inversores, frente a la del histórico peso pesado del mercado nacional, azorado por un complejo entorno de mercado, en el que la banca se ha convertido en uno de los sectores menos apreciados por los inversores.

A inicios de 2018, la valoración de Santander superaba en casi 20 veces la de Cellnex, una brecha cercana a los 93.000 millones de euros

Los resultados saltan a la vista. A inicios de 2018, cuando la capitalización de Santander rozaba los 100.000 millones de euros, su valoración superaba en casi 20 veces la de Cellnex, lo que suponía una brecha cercana a los 93.000 millones. Esa diferencia se ha esfumado en apenas dos años y ocho meses, en un sorpaso que viene a evidenciar también cómo la transformación que se viene produciendo en la economía global, a lomos de la digitalización y las nuevas tecnologías, empieza a abrirse paso en el mercado español.

Cellnex gana cerca de un 50% en el año y acumula un rendimiento superior al 360% en sus poco más de cinco años en el parqué. Santander se ha dejado en 2020 más de la mitad de su valor, elevando por encima del 70% sus pérdidas desde mediados de 2017.

Hay que remontarse casi dos décadas atrás para encontrar un momento en que Santander no formara parte del 'top 3' del Ibex. Fue hacia finales de 2002, cuando Telefónica, BBVA y Telefónica Móviles —absorbida en 2006 por Telefónica— consiguieron relegar durante unas jornadas al grupo financiero español a la cuarta posición por capitalización del índice español. Ahora, la caída de Santander complementa la de los otros gigantes de entonces, Telefónica y BBVA, que también languidecen actualmente, ocupando la décima y la duodécima posición por valor en bolsa, en el Ibex.

Foto: Pantallas de cotización del Ibex en el interio de la Bolsa de Madrid. (EFE)

La caída en desgracia de estas compañías —entre las tres, han consumido más de 212.000 millones de capitalización desde 2007—, plasmada recientemente en su exclusión de los principales índices europeos, es reflejo de una tendencia general en los mercados europeos, que han reducido notablemente la influencia de la banca y las telecomunicaciones tradicionales, otrora los reyes del mercado, a medida que sus negocios se han ido revelando como actividades muy maduras y muy competidas, en los que el crecimiento y la rentabilidad se muestran cada vez más remisos.

La diferente manera en que el mercado juzga una y otras actividades resulta pasmosa, si se considera que a día de hoy Cellnex genera ingresos más de 50 veces inferiores a los de Santander, y que los beneficios esperados para este en 2020 —un año realmente malo para la actividad bancaria— superan en más de 110 veces los que se estiman para el grupo que dirige Tobías Martínez.

Pero, tras la crisis del coronavirus, el mercado parece haber acelerado su apuesta por los negocios considerados más transformadores, a los que se augura un mayor potencial de crecimiento en la nueva economía que está floreciendo desde hace algunos años. Es esa la lógica que impera detrás del auge de gigantes tecnológicos ya asentados como Apple, Amazon o Microsoft, y aun de otros más pequeños pero cada vez más relevantes, como Nvidia, Netflix, Tesla o Zoom.

placeholder Diferencial de capitalización entre Banco Santander y Cellnex Telecom. (Bloomberg)
Diferencial de capitalización entre Banco Santander y Cellnex Telecom. (Bloomberg)

Y aunque en el mercado español escasean las compañías que puedan atribuirse unas condiciones semejantes, las pocas que hay empiezan a abrirse camino en los 'rankings' de valoración bursátil, ofreciendo una imagen muy diferente del Ibex de la que venía siendo habitual en los últimos lustros. Cellnex es el principal referente de esta realidad, liderando un segmento de negocio que ve ahora en el despliegue de la tecnología 5G un potencial de crecimiento enorme.

Junto a ella, la acompañan en el 'ranking' de las mayores empresas del Ibex Iberdrola e Inditex. Ambos son grupos ligados a sectores en cierto modo tradicionales, pero que han sabido adaptarse a las transformaciones exigidas por el devenir de la economía. La eléctrica, con una valoración que supera los 65.000 millones de euros, ha sabido posicionarse como uno de los actores más relevantes en el desarrollo de energías renovables, lo que le ha valido también un notable reconocimiento por parte del mercado en los últimos años.

Por su parte, Inditex no ha dejado de sufrir en los últimos tiempos la irrupción de nuevas tendencias en el mercado de la moda —en especial, el viraje hacia el comercio 'online'—, lo que se ha traducido en intensos vaivenes sobre el parqué. Pero como sus últimos resultados parecen evidenciar, su modelo diferencial de gestión comercial, basado en la aplicación de tecnología a sus distintos procesos, le está permitiendo lidiar con cierto éxito los desafíos generados por esta situación.

Es de señalar que cuando el Ibex alcanzó sus máximos históricos, en noviembre de 2007, ni Iberdrola ni Inditex parecían en disposición de alcanzar un lugar entre las tres mayores empresas del índice español y a Cellnex aún le restaban más de siete años para comenzar a cotizar. Entonces, eran Telefónica, Santander y BBVA las que marcaban el pulso del mercado español, un liderazgo del que cada vez quedan menos rastros.

Ibex 35 Cellnex Telecom Mercados Noticias del Banco Santander
El redactor recomienda