Tesla ya es el mayor fabricante de coches de la historia de EEUU por capitalización
  1. Mercados
Desde junio, ha subido un 175%

Tesla ya es el mayor fabricante de coches de la historia de EEUU por capitalización

El gigante californiano supera el pico más alto alcanzado por Ford en el año 1999 y, a día de hoy, supera el valor conjunto en bolsa de la propia Ford y de General Motors

Foto: Tesla ya es el mayor fabricante de coches de la historia de EEUU por capitalización
Tesla ya es el mayor fabricante de coches de la historia de EEUU por capitalización

El pasado junio, Elon Musk era un hombre alicaído. El mercado llevaba tiempo castigando a Tesla, dudando (con razón) de su viabilidad y expectante por ver cuándo explotaba la burbuja del sudafricano. Seis meses después, sus bailes están justificados: la empresa que comanda es ya el mayor fabricante automovilístico de la historia de Estados Unidos por capitalización bursátil.

Con sus acciones instaladas en las inmediaciones de los 485 dólares, Tesla ha alcanzado los 88.700 millones de dólares, casi 80.000 millones de euros, y ha superado los 81.000 millones de dólares que valía Ford en el año 1999. Comparándolo, el fabricante de Michigan todavía estaría por delante —su capitalización en 1999 serían 125.000 millones a día de hoy—, pero no deja de ser otra cota conquistada por la firma californiana.

Foto: Los primeros Model 3 salidos de la fábrica de Tesla en Shanghái. (Reuters)

Por si eso fuera poco, el fuerte 'rally' alcista que acumula Tesla ha provocado que su valor actual sea superior a la suma de la capitalización de Ford y General Motors. Entre las dos míticas firmas, acumulan 86.000 millones, quedándose por detrás de todo el valor que presenta a día de hoy la creación de Musk.

Desde el pasado mes de junio, los títulos del fabricante de Fremont han avanzado un 175%, gracias a las cifras récord de entregas de vehículos y de facturación. La propia compañía confirmó que ha superado las 367.000 unidades entregadas en el año 2019 y el mercado espera que este mes presente los resultados financieros del cuarto trimestre de su ejercicio fiscal.

A falta de conocer el día con exactitud, el consenso de los analistas recopilado por FactSet espera ventas por valor de 6.900 millones de dólares, 6.200 millones de euros, algo por debajo del mismo periodo del ejercicio anterior.

El CEO de Tesla, Elon Musk, en el acto celebrado en la planta de Shanghái. (Reuters)
El CEO de Tesla, Elon Musk, en el acto celebrado en la planta de Shanghái. (Reuters)

En cualquier caso, Tesla ha conseguido cumplir, y eso no es algo habitual cuando está de por medio Elon Musk, con sus previsiones de entregas. La compañía no considera que un vehículo está terminado hasta que le pone las llaves en la mano al comprador, por lo que, además de la fabricación, la distribución juega un papel muy importante. Pese a pasar tiempo viviendo en "un infierno logístico" y a pedir a empleados que se ofrezcan como voluntarios para entregar coches a sus dueños, Tesla ha conseguido superar la barrera autoimpuesta de los 360.000 coches entregados.

"Ventaja competitiva infravalorada"

Esta capacidad para cumplir con los no siempre afortunados vaticinios de Musk ha provocado que Wall Street haya cambiado —moderadamente— su visión sobre Tesla. Firmas como Bernstein destacan ahora "el modelo de distribución directa y la estrategia de precios" de la compañía, y que son "una ventaja competitiva infravalorada", tal y como reza un misiva enviada a sus clientes y firmada por Toni Sacconaghi.

Resaltan en dicho informe que Tesla ha cambiado los precios del Model 3, el Model X o el Model S en un total de 24 ocasiones durante los últimos 18 meses, destacando que de esta manera se adaptan a los diferentes mercados y consiguen acercarse lo más posible al cliente.

Foto: El último plan de Elon Musk: Teslas 'made in China' para abaratar costes

Para Ben Kallo, analista de Baird, el fabricante de coches eléctricos ha superado expectativas "pese a todo el escepticismo" y pone de relevancia la importancia de la recién estrenada planta de producción de Shanghái, que "podría producir más de 150.000 unidades anuales del Model 3, por encima de las estimaciones iniciales".

El mercado también considera que la actual situación geopolítica y la tensión que están protagonizando Estados Unidos e Irán puede favorecer a Tesla. Para Jed Dorsheimer, uno de los analistas más optimistas con la compañía, "la reciente escalada y las incertidumbres que apareja pueden llevar al alza el precio del petróleo y que eso sea un viento de cola para la firma", asegura en una nota enviada a sus clientes.

De momento, ambos países han tratado de enfriar la situación para no llegar a un punto de no retorno, pero eso no ha impedido que los futuros del precio estén en sus niveles más altos de los últimos ocho años.

General Motors Elon Musk Coches Tesla Motors
El redactor recomienda