NINGÚN PAÍS SE LO PUEDE PERMITIR

El riesgo de ver el crudo a 100 dólares, la mejor baza para evitar una guerra en el Golfo

Sea como fuere, está claro que el riesgo para el petróleo está ahí y también que son los fundamentales marcadamente bajistas los que están conteniendo los precios

Foto: Planta petrolífera, en una imagen de archivo. (Reuters)
Planta petrolífera, en una imagen de archivo. (Reuters)
Adelantado en

El mundo ha vuelto a contener la respiración tras la respuesta de Irán al asesinato del general Qasem Soleimani, pero apenas han sido unos segundos. El precio del barril se disparaba un 3% tras conocer el ataque esta madrugada con misiles a dos bases en Irak con tropas de EEUU, pero el tuit de Donald Trump, y su posterior comparecencia, asegurando que estaba "todo bien" ha calmado los ánimos del mercado. No obstante, los inversores han visto la comparecencia del presidente con el barril en el entorno de los 69 dólares.

Sea como fuere, está claro que el riesgo para el petróleo está ahí y también que son los fundamentales marcadamente bajistas los que están conteniendo los precios, por lo que un barril en el rango de 60-80 dólares ya estaría incluyendo esa prima derivada de la escalada de la tensión geopolítica en Oriente Medio. "Todo el mundo se siente cómodo en estos niveles, solucionan los problemas de todos, y por encima de ese rango EEUU empezaría a bombear más y Rusia se saldría del acuerdo de recortes de la OPEP y sus socios" explica Gonzalo Escribano, director del Programa de Energía y Cambio Climático del Real Instituto Elcano.

La clave para un abrupto repunte del precio estaría en un problema real en el suministro. Al fin y al cabo, estos últimos ataques no han afectado a instalaciones petroleras, como sí ocurrió en el caso de los misiles lanzados por drones a las plantas de Aramco en Arabia Saudí, el pasado mes de septiembre. Y aun entonces, tras dispararse un 20% por encima de los 70 dólares, volvió a moderarse camino de la barrera de los 60 dólares.

Pero de nuevo, como cada vez que ocurre un nuevo capítulo en el avispero árabe, la posibilidad de ver el barril en los 100 dólares —que no alcanza desde 2014, cuando inició el ciclo bajista— se ha puesto encima de la mesa. Ya lo avisó el pasado mes de junio el asesor militar del líder supremo, Yahia Rahim Safaví, cuando se incrementó la tensión en la zona. "El primer disparo en el golfo Pérsico empujará los precios del petróleo por encima de los 100 dólares y esto no puede ser tolerado por Estados Unidos, Europa, Japón y Corea del Sur".

Escalada de la tensión

Y es que, desde antes del verano, el relato de los hechos hace temer la llegada tarde o temprano de un conflicto bélico en la zona. Dos petroleros japoneses son atacados en el estrecho de Ormuz; Irán derriba un dron de la Marina estadounidense; una fragata de la Marina Real Británica interviene en aguas del Golfo para impedir que tres barcos iraníes intercepten un petrolero de Reino Unido; la Marina Real envía un segundo destructor a la zona para salvaguardar el tránsito de sus buques; desaparece de los mapas de seguimiento el petrolero Riah, de bandera panameña, y mientras Irán asegura que lo remolcó a sus aguas tras una llamada de socorro, EEUU apunta a una captura; un buque de asalto estadounidense destruye un dron iraní que se aproximaba; Irán captura el petrolero británico Stena Impero como represalia a la incautación de su superpetrolero Grace 1 cerca de Gibraltar; instalaciones de Aramco son atacadas con misiles y drones interrumpiendo la producción de crudo y Arabia Saudí culpa a Irán; un petrolero iraní sufre el impacto de misiles en el mar Rojo y Teherán promete una "dura respuesta" tras acusar a Israel, EEUU y Arabia Saudí...

"Hay riesgo de un conflicto, sí, pero de ahí a una III Guerra Mundial, como dicen algunos...", afirma Escribano. "Estaríamos más bien más cerca de una II Guerra del Golfo, pero incluso durante la guerra Irán-Irak, el estrecho de Ormuz se mantuvo abierto, que es lo que podría disparar el precio hacia los 100 dólares... E, incluso, si se cerrara, EEUU tiene capacidad para abrirlo en dos semanas y la Agencia Internacional de la Energía en ese tiempo liberaría sus reservas", por lo que un repunte en esos niveles no se mantendría y sería cuestión de días, concluye el experto.

Planta de petróleo en Riad. (Reuters)
Planta de petróleo en Riad. (Reuters)

En este sentido, Marc Garrigasait, gestor de Koala Capital, explica que "puede ocurrir un accidente, porque hay una escalada de la tensión, pero no creo que dure más de dos semanas. Pero si hay algo grave, porque se les va de las manos, podría ir a más, aunque Irán ha dicho que no quiere guerra ni conflicto, y con el ataque solo ha querido demostrar públicamente que tiene capacidad".

Esto es así porque, según explica Garrigasait, "al precio del petróleo le cuesta mucho subir porque EEUU produce más crudo al tiempo que la economía, especialmente de los países emergentes, crece a tasas inferiores. Hace cinco años, China e India crecían al 10% y el petróleo estaba a 100 dólares, pero ahora crecen a la mitad", continúa.

Así, el consenso de los analistas no valora un pico en el precio en el corto plazo. De hecho, la mayoría mantiene sus previsiones y los que han subido sus precios objetivos, como pueda ser Citi o JP Morgan, apenas lo han hecho en cinco dólares por barril.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios