SUBE UN 23% EN EL AÑO

El Stoxx europeo alcanza máximos históricos gracias a la banca e industriales

El hito se recupera tras el acuerdo entre China y EEUU, así como las elecciones en Reino Unido — una oleada de optimismo que ha aupado a los valores cíclicos europeos—

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Los patitos feos se están convirtiendo en cisne. Uno de los principales índices de la bolsa europea, el Stoxx 600, ha alcanzado esta semana máximos históricos tras acumular una subida del 23% en el año. El hito, perdido desde 2015, se ha recuperado en un entorno de optimismo que ha impulsado al alza a los bancos y valores industriales — sectores de peso en el índice europeo que, en años de pesimismo, lastraron a las principales bolsas del Viejo Continente—.

En los últimos días, los inversores han visto despejarse varias incógnitas geopolíticas. Los máximos históricos llegan después de que EEUU y China cerrasen (tras meses de ofensivas arancelarias) la primera fase del acuerdo comercial. Además, en Reino Unido, el conservador Boris Johnson alcanzó la mayoría en las elecciones del pasado jueves, alejando la posibilidad de un Brexit duro (posibilidad que, sin embargo, ha vuelto a hacer acto de presencia esta semana).

Mientras tanto, en el plano macroeconómico, después de meses de temor por datos clave —como el PIB de Alemania, que al final esquivó la recesión—, los inversores recibieron en el Banco Central Europeo a Christine Lagarde para su primera reunión al frente del regulador este diciembre. La francesa mantuvo los tipos pero aseguró que la desaceleración ya se estaba atenuando. Lagarde también dio las primeras pinceladas de su revisión a la política monetaria europea.

La banca y las aseguradoras, que juntas ponderan un 16%, y el sector industrial, que pesa un 12%, han estado rindiendo con subidas sólidas en los últimos meses, con el Stoxx Banks ganando un 7% en 2019 (todavía lejos, eso sí, de los máximos pre crisis) y el Stoxx Industrials avanzando un 30% en el ejercicio. Estos sectores se caracterizan por estar más expuestos al ciclo económico y la incertidumbre que otros más descorrelacionados, como las energéticas o la salud. Por tanto, el auge del Stoxx no deja de ser una señal más de las buenas expectativas de los inversores de cara al entorno macroeconómico.

De hecho, el peso de los valores cíclicos es uno de los grandes lastres de los índices bursátiles europeos, que si se miden contra el S&P 500 americano salen perdiendo. La tecnología tiene una ponderación del 22% en el principal índice bursátil de Wall Street, con pesos entre sus filas como Apple o Amazon. En comparación, el sector financiero y el industrial suponen un 13% y 9% del parqué neoyorquino. Por eso, mientras el Stoxx 600 se esfuerza esta semana por mantener los máximos históricos, el S&P 500 lleva meses superándose día a día.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios