La reforma estratégica de Lagarde empezará en enero y "mirará debajo de cada piedra"
  1. Mercados
MANTIENE LA POLÍTICA MONETARIA

La reforma estratégica de Lagarde empezará en enero y "mirará debajo de cada piedra"

En su primera cita como líder del BCE, economista francesa ha querido desmarcarse de sus predecesores tanto en visión monetaria como en estilo de comunicación

placeholder Foto: (Reuters)
(Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido los tipos de interés en el 0% (operaciones principales de financiacion) y el -0,5% (depósito), según ha anunciado el regulador monetario en un comunicado enviado este jueves, tras la última reunión del año. Después de tomarle el relevo a Mario Draghi en noviembre, Christine Lagarde ha celebrado este jueves su primera cita monetaria al frente del BCE.

Para romper el hielo, Lagarde ha querido abrir el melón de la "revisión estratégica" a la que ya se refirió en noviembre, en la cena de homenaje de Wolfgang Schaeuble, asegurando entonces que esta se produciría "en un futuro cercano". En esta primera reunión de política monetaria, Lagarde ha querido dejar claro que el comunicado de introducción no incluía ninguna de las medidas que se están considerando dentro de dicha revisión. Lo que sí ha querido hacer la nueva presidenta del BCE ha sido darle a los medios un pequeño adelanto de lo que se prepara en la reforma.

Foto: Christine Lagarde y Mario Draghi se saludan en la sede del BCE, en la despedida del italiano. (Reuters)

"Una revisión no es nada inusual o extraordinario", ha zanjado. "De hecho, yo creo que hace tiempo que se tendría que haber hecho —aunque claro que había entonces mucho que hacer—, pero la última vez que se hizo fue en 2003, hace 16 años". Para Lagarde, esta revisión tendrá que ser "comprensiva, tendrá que abordar todos los temas, mirará debajo de cada piedra, se tomará su tiempo pero no todo el tiempo, no demasiado tiempo". Asimismo, la nueva primera espada del BCE ha concretado que la revisión empezará en enero y se cerrará antes de que termine el 2020.

"Se dirigirá no solo a los actores típicos, si no que también a los miembros del parlamento, la comunicad académica, los representantes de la sociedad civil", ha matizado Lagarde. "También se dedicará a escuchar las opiniones de aquellos a los que preguntemos, en vez de simplemente predicar nuestra visión". "El sentido de una revisión estratégica es, por parte de cualquier banco central, analizar su objetivo, en particular como definen su objetivo a medio plazo, la estabilidad de los precios que está en su mandato (ese es nuestro único objetivo)", ha matizado la presidenta. Con todo, el BCE también analizará los cambios tecnológicos y climáticos a los que se enfrenta la sociedad, el aumento de la desigualdad, o cualquier otra tendencia que se haya estado dando en los últimos 16 años.

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi. (Reuters)

¿Es este el mejor momento para llevar a cabo este tipo de cambios? Sobre todo si se tiene en cuenta que el BCE sigue sin alcanzar sus objetivos de inflación. "Nunca hay un buen momento", ha explicado la presidenta, que ha ejemplificado que si los objetivos se estuviesen cumpliendo entonces la gente se preguntaría '¿y entonces para qué cambiarlos ahora?'.

El ballet de la política

Uno de los frentes en los que tanto su predecesor, Draghi, como ella han hecho hincapié ha sido en la necesidad de apoyar a los esfuerzos de la política monetaria con políticas fiscales —un mensaje que no es nuevo en el BCE pero que recobra especial relevancia si se tiene en cuenta el poco margen de maniobra con el que ha quedado el regulador monetario—. De hecho, también en esta reunión, la presidenta ha destacado que "son muchos los que tienen que bailar el ballet económico que traerá la estabilidad de los precios y el crecimiento", apuntando a la política monetaria, la fiscal y las reformas estructurales.

Foto: Christine Lagarde, nueva presidenta del Banco Central Europeo (BCE)

El BCE ha actualizado este viernes sus expectativas de crecimiento de cara a los próximos años. El regulador espera que la eurozona crezca un 1,2% en 2019; un 1,1% en 2020 y un 1,4% en tanto 2021 como 2022. Las expectativas de 2020 están así ligeramente por debajo del prónisto presentado en septiembre. En cuanto a la inflación, el BCE prevé que esta se quede en un 1,2% en 2019, que se sitúe en un 1,1% en 2020 (más que la previsión en septiembre), que alcance un 1,4% en 2021 (menos que en septiembre) y del 1,6% en 2022 (ya en el 1,7% en el cuarto trimestre de dicho ejercicio).

Los tipos permanecen en los niveles actuales desde el pasado septiembre, cuando el BCE mantuvo el de operaciones principales de financiación en el 0% (nivel que alcanzaron en 2016) y bajó el de depósito desde el -0,4% al -0,5% —una medida que, sin embargo, se aplicó en dos niveles distintos, penalizando más a aquellas entidades con mayor cuantía de liquidez—. Dentro de este paquete de decisiones, el regulador también relanzó entonces el programa de compra de activos por valor de 20.000 euros al mes y hasta nueva orden.

placeholder El Banco Central Europeo en Fráncfort (Alemania). (Reuters)
El Banco Central Europeo en Fráncfort (Alemania). (Reuters)

Sobre si en este entorno la eurozona está o no en peligro de caer en el 'reversal rate' (es decir, un escenario en el que los tipos de interés presionan a los préstamos), Lagarde ha defendido que no hay señales de que eso esté pasando. Lo mismo ha dicho sobre el riesgo de 'japonización', donde ha señalizado que "hay una diferencia sustancial entre el mercado de crédito de Japón y el de las firmas y consumidores europeas".

"Mi propio estilo"

Durante su primera rueda de prensa, la presidenta del BCE también ha querido diferenciarse de sus predecesores, sobre todo en cuanto al estilo de comunicar. Antes de dar paso a la rueda de preguntas, Lagarde ha explicado que "cada presidente tiene su forma de comunicar... sé que os gusta compararlas, clasificarlas y calificarlas". "Yo tendré mi propio estilo. No me interpretéis más allá de lo que diga, no intentéis adivinar, no crucéis referencias", ha zanjado la francesa. "Voy a ser yo misma y, por tanto, diferente".

Ya durante la rueda de prensa, de hecho, Lagarde también ha hecho referencias a la forma de desenvolverse de puertas para dentro en el consejo. Si bien Mario Draghi tenía que pelearse con los 'halcones' (el ala dura de la política monetaria), Lagarde prefiere pensar en si misma como "un búho que evoca sabiduría", en vez de como un 'halcón' o 'paloma' (el ala blanda de la política monetaria).

Banco Central Europeo (BCE) Tipos de interés Christine Lagarde
El redactor recomienda