UN 59,8% DE LOS BONOS SOBERANOS

La renta fija está desinflándose... pero más de la mitad de los bonos siguen en negativo

Habiendo los bancos centrales girando definitivamente hacia una política expansiva, y con algunas de las incógnitas geopolíticas resueltas, la deuda retrocede en precio poco a poco

Foto: (Reuters)
(Reuters)

El optimismo ha vuelto a los mercados (al menos de momento). La burbuja de la deuda, inflada en verano hasta unos niveles sin precedentes, continuó deshinchándose este otoño, pero sigue lejos de los niveles de antaño. El mercado sigue viviendo un entorno históricamente anormal: en la eurozona, más de la mitad de los bonos emitidos por los gobiernos siguen en rentabilidades negativas. Un entorno que sigue siendo históricamente inusual.

El precio de la renta fija se mueve de forma inversa a la rentabilidad: cuanta mayor sea la demanda de los bonos, mayor será el precio y, por tanto, menor la rentabilidad del activo. Con unos tipos de interés al borde del territorio negativo, la deuda pública vuela bajo ya de por sí, y los inversores la han ido presionando aún más a la baja con sus expectativas de política monetaria a futuro.

A todo esto se le añade un entorno de incertidumbre marcado por desarrollos geopolíticos como la guerra comercial o el Brexit, así como por el goteo de datos económicos más débiles de lo esperado. Un marco que complica además la posición de los bancos centrales, que tenían ya desde 2018 pendiente la asignatura de la normalización monetaria pero que, en la segunda mitad de 2019, han dado un giro a su actitud y apostado por volver a ponerse expansionistas.

Sin embargo, el principio de acuerdo entre China y EEUU, así como la prórroga del Brexit, después de que los bancos centrales tomasen una posición de apoyo sólido a los mercados, devolvieron algo de calma al inversor. Asimismo, junto con la caída de la volatilidad, la deuda ha ido rebajando los precios que marcaba en verano. Junto con la retirada de la renta fija, la renta variable ha conseguido recuperarse en el año: Wall Street y algunas bolsas de Europa alcanzaron máximos históricos en otoño, e incluso el Ibex 35 marca una ganancia del 8,6% en lo que va de 2019 (aún pese al lastre de los bancos).

Con todo, aún quedan una serie de hitos importantes en el futuro próximo. Para empezar está la fecha del 15 de diciembre, día en el que entran en vigor nuevos aranceles de EEUU a China que eran clave para las negociaciones comerciales entre las dos potencias. En Europa, las naciones tienen pendiente la salida de Reino Unido para el 31 de enero. Luego está la agenda de decisiones de política monetaria de los bancos centrales: la Reserva Federal se reúne los próximos días 10 y 11 de diciembre, mientras que Christine Lagarde debutará en su primer conclave al frente del Banco Central Europeo (BCE) en los días 18 y 19 de diciembre.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios