REESTRUCTURA EL ORGANIGRAMA

Bestinver reduce el gasto en salarios al nivel de 2009 tras terminar de pagar a Paramés

Cambios en la mayor gestora independiente de España. Acciona mueve ficha al comprar Fidentiis, diversifica su actividad y reordena el organigrama con dos nuevos cargos

Foto: Fotografía de archivo de Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver.
Fotografía de archivo de Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver.

Acciona ha movido esta semana la industria de activos bajo gestión, que tiende a concentrarse. En este caso, la mayor gestora independiente, Bestinver, incrementa su patrimonio y, sobre todo, diversifica su negocio con la compra de Fidentiis. Pero los Entrecanales también aprovechan la operación inorgánica para reestructurar la cúpula de la firma con dos nuevos cargos, Sonia Dulá como presidenta no ejecutiva y Enrique Pérez-Pla como consejero delegado.

El movimiento tiene varias derivadas. La más obvia es que la gestora, con 6.000 millones en activos hasta ahora, incrementa esta cantidad con el patrimonio de 350 millones de Fidentiis y diversifica su negocio con la banca de inversión. Asimismo, tras cuatro años al frente de la gestión de la empresa y de las inversiones, libera de la primera responsabilidad a Beltrán de la Lastra.

El coste de la operación no ha trascendido. Otras adquisiciones en la industria se han valorado en torno al 2% de los activos bajo gestión, sin contar con el inmovilizado u otros activos. Esto supondría unos siete millones de euros, pero hay que tener en cuenta que Grupo Fidentiis también engloba el negocio de análisis e intermediación para institucionales. El beneficio de Fidentiis fue de 1,6 millones en 2018 y ha promediado el millón en los últimos años, con lo que si se aplicara un PER (precio entre beneficio) normalizado de entre 15 y 20 veces, la valoración sería de entre 15 y 20 millones.

En cualquier caso, Acciona cuenta con músculo financiero ante la recuperación de la capacidad de generar beneficios en sus actividades tradicionales en los últimos años y la liberación de costes salariales en Bestinver tras dar por terminadas las remuneraciones pendientes a Francisco García Paramés, con quien en todo caso la firma de los Entrecanales mantiene una disputa de hasta 100 millones de euros. Ni desde Bestinver ni desde el entorno de Paramés, que ahora lidera la gestora Cobas, ha habido comentarios.

Los gastos en personal de la gestora ascendieron a 14,7 millones en 2018, lo que supone la cifra más baja en una década, desde los 10,5 millones de 2009, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. A esta cifra se llega con 125 empleados -entre ellos, 14 directivos- en 2018, mientras que en 2009 eran 49, con siete directivos.

El coste salarial de Bestinver fue ascendiendo hasta el máximo de 34,1 millones en 2014, año en el que de forma abrupta Paramés anunció su marcha y Acciona fichó a Beltrán de la Lastra. En 2013, con la gestora aún dirigida de forma estable por el ‘Buffett español’, la masa salarial fue de 27,6 millones con 55 empleados, de los que ocho eran directivos. Después, los gastos en personal se redujeron hasta los 15,8 millones en 2015 y repuntaron hasta los 17,6 millones en 2016 y los 21,6 millones en 2017.

Paramés ha seguido costando dinero a Bestinver después de su marcha. En las cuentas de resultados de la gestora, desde 2014 hasta 2018, siempre ha habido un apunte que inflaba las remuneraciones pendientes de pago al personal, al incluir “una eventual retribución pendiente de pago a un antiguo directivo con el que la sociedad mantenía un procedimiento judicial en el orden social”.

Sin embargo, “en el año 2018, una vez finalizado el citado procedimiento judicial, la sociedad ha revertido el exceso de la citada provisión”, añade en las cuentas del año pasado. El volumen de remuneraciones pendientes de pago al personal se redujo así drásticamente desde los 19,5 millones de 2017 hasta los 10,5 millones de 2018. Esta misma cifra había alcanzado los 30,5 millones en 2016.

Paralelamente a la reducción de costes en personal hay un incremento hasta máximos de los gastos generales con 13,2 millones en 2018, coincidente con la apertura de oficinas y la política de crecimiento que ha emprendido Acciona para Bestinver en los últimos años, y que se refuerza con Fidentiis. En cualquier caso, la evolución coincide con la recuperación del beneficio neto, que en 2017 y 2018 superó los 52 millones de euros, las cifras más altas desde los 83 millones de 2014 y los 57,9 millones de 2013.

Con la salida de Paramés hubo reembolsos masivos de más de una quinta parte del patrimonio, lo que golpeó las ganancias de Bestinver, que se basan en las comisiones que cobran a los clientes por la gestión de su inversión. Ahora, Acciona amplía las capacidades de Bestinver y diversifica sus ingresos con Fidentiis. De hecho, la plantilla se incrementa desde 130 hasta 210 trabajadores.

Bestinver señaló en un comunicado que el corazón del negocio continuará siendo la gestión de activos, liderada por Beltrán de la Lastra, aunque matiza que “el acuerdo contempla que Bestinver absorberá todas las líneas de negocio de Fidentiis (sociedad de valores, gestión de activos, mercado de capitales y fusiones y adquisiciones)”.

Acciona ha repetido movimiento al nombrar presidente por encima del responsable de la gestión de inversiones. En junio de 2014, cuatro meses antes de la salida de Paramés, nombró presidente ejecutivo a Luis Rivera, vinculado al grupo de los Entrecanales en aquel momento, que un año después fue sustituido por De la Lastra. Esta vez, ha nombrado una presidenta no ejecutiva, Sonia Dulá, nombrada recientemente consejera de Acciona, y que también es consejera independiente de Prisa, en este caso desde 2017. Antes trabajó en Bank of America Merrill Lynch, donde se desempeñó como responsable de banca privada y corporativa en Latinoamérica y en su última etapa fue vicepresidenta.

Paralelamente, Acciona ha nombrado a Enrique Pérez-Pla consejero delegado de Bestinver. En su caso, era socio fundador y CEO de Fidentiis, firma en la que contaba con cerca del 40% de las acciones. El otro socio fundador y también con una participación cercana al 40% es Mark Giacopazzi, que será el responsable de la sociedad de valores y de los negocios de mercado de capitales y fusiones y adquisiciones.

Desde Bestinver aseguran que los cambios son una reorganización de la estructura al ampliar el negocio más allá de la gestión de activos. "Después de cuatro años liderando Bestinver, mi lugar ahora está en la dirección de inversiones. Es lo que mejor sé hacer y donde aporto mayor valor a Bestinver y a todos sus inversores", asegura De la Lastra en la nota de prensa de la entidad.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios