PIDIENDO EXPLICACIONES SOBRE LOS PRESUPUESTOS

La prima de riesgo de España se dispara un 7% a la espera de 'la carta' de Bruselas

Se especula con la posibilidad de que España se estaría preparando para recibir una misiva pidiendo explicaciones sobre las cuentas de 2019 que ha enviado esta semana el Gobierno

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (Efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (Efe)

Ha vuelto la tensión al mercado secundario de deuda. Después de cierto respiro en las sesiones anteriores, Bruselas ha recordado a los inversores que no hay motivo para relajarse. Ayer mismo, al tiempo que avisaba a Italia de que el desvío fiscal que plantea "no tiene precedentes" y le pedía por carta que lo corrigiera, a riesgo que la Comisión se los tumbre, se especulaba con la posibilidad de que España se estaría preparando también para recibir una misiva pidiendo explicaciones sobre los Presupuestos de 2019 que ha enviado esta semana el Gobierno de Pedro Sánchez.

De esta manera, el mercado ha vuelto a encender el modo risk-off por si finalmente se confirma que a Bruselas no le han quedado claras las cuentas que han acordado el Ejecutivo con Podemos y que contempla un fuerte aumento del gasto con una estimación de ingresos 5.789 millones mayor por la subida de impuestos. Así, la prima de riesgo española se disparaba este viernes casi un 7% hasta los 141 puntos básicos, su nivel más alto desde febrero de 2016 cuando comenzó a crecer la posibilidad de un Brexit. Por su parte, la rentabilidad del bono a diez años se situaba a media mañana en el 1,82% tras subir casi un 5%.

Y es que todos dan por hecho que la carta va a llegar, hasta el mismo Gobierno que ayer afirmaba que en la carta Bruselas "solo pedirá aclaraciones técnicas", por lo que no cuestiona su llegada. No obstante, el mercado está haciendo una interpretación algo distinta. España es el único país europeo que mantiene abierto un procedimiento por déficit excesivo y aunque se espera que este año baje del 3%, la Comisión Europea quiere asegurarse de que la tendencia a la baja no va a cambiar.

En este sentido, cabe recordar que las cartas se envían cuando tras un primer análisis de las cuentas, Bruselas concluye que hay un "riesgo serio de incumplimiento" de las normas comunitarias y quiere confirmar que los números realmente cuadren.

Además, aunque es injusto meter a España e Italia en el mismo saco, en el mercado siempre existe una variable más y es el llamado 'miedo al contagio'. Por eso, que el país transalpino esté en el foco por los presupuestos presentados por el nuevo gobierno de Guiseppe Conte, que ya han recibido por carta un segundo aviso por plantear una expansión fiscal del 1% del PIB en lugar de un ajuste, al tiempo de que la deuda se situará por encima del 130% del PIB, la mayor de la región solo superada por Grecia, tampoco ayuda a calmar los ánimos.

Así, el miércoles el diferencial entre el bono alemán y el italiano volvía a superar la cota psicológica de los 300 puntos básicos para alcanzar los 336, su nivel más alto desde marzo de 2013, cuando el país se encontraba con la imposibilidad de formar gobierno tras las elecciones celebradas en febrero de ese año.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios