desde que se convirtió en mayoritario

Slim hace fortuna con FCC: su participación ya roza los 3.000 millones de euros

La compañía registra un alza estable en bolsa, reflejo de una mejora del grupo en lo fundamental. El empresario, artifice de este golpe de timón, ya empieza a ganar con ello

Foto: Carlos Slim. (Reuters)
Carlos Slim. (Reuters)

"Voy a seguir en FCC mientras viva". Así de contundente se mostró Carlos Slim hace dos meses, cuando compareció por primera vez ante la comunidad financiera española. Y no es para menos: las inversiones de los últimos años ya están dado sus frutos, llevando a la participación del empresario mexicano a revalorizarse hasta cerca de los 3.000 millones de euros.

Se estima que la inversión de Slim a lo largo de estos años se sitúa cerca de los 2.000 millones de euros; una inversión que ya se nota en muchos frentes. La compañía, que en los últimos años ha dado un vuelco importante en lo fundamental, se ha revalorizado alrededor de un 8% en bolsa desde que el ingeniero se convirtió en accionista mayoritario a finales de 2014, acumulando una cotización bursátil de 4.826 millones de euros. Por tanto, con un trozo de semejante tarta, Slim ya se lleva una buena comisión en su cartera.

El empresario pagó primero 650 millones de euros (al entonces 'privilegiado' precio de 9,8 euros por acción) por el 25% del capital en 2014, y poco más de un año después se vio obligado a lanzar una oferta pública de adquisición sobre el total de la compañía al superar el 30% de participación tras aumentar su participación en una ampliación de capital.

En marzo de 2016, por tanto, Slim lanzó su opa a precio de 7,6 euros por acción que le afianzó el 61% del capital, por un total de 738 millones de euros. Tras estas inversiones, a los casi 13 euros por acción a los que cotiza actualmente FCC, la participación de Slim está ya valorada en alrededor de 2.943 millones de euros. Esto supone una ganancia de alrededor del 25% respecto a lo invertido desde 2014, significativamente por encima de las alzas de la compañía en bolsa.

Vuelta a la senda del beneficio

Hace casi cuatro años que Slim aterrizó en una FCC enterrada en 4.983 millones de euros de deuda —un número que el empresario prevé reducir a 1.386 millones para el cierre del ejercicio actual, después de completarse la venta del 49% de Aqualia al fondo IFM—.

En este tiempo, además, la empresa ha dejado atrás los números rojos: desde las pérdidas de 733,8 millones que registró en diciembre de 2014, FCC ha pasado a conseguir un beneficio de 155,2 millones al cierre del primer semestre de este ejercicio.

Para llegar hasta aquí, Slim ha tenido que meter tijeretazo en la empresa y reducir en un 7,3% los gastos de operación, un 44,6% los de administración, un 87,6% las previsiones y deterioros, y un 8,3% las amortizaciones.

Además, el empresario hizo hincapié en cambiar la mentalidad del grupo: prohibió las operaciones por debajo de costo y se centró solo en grandes contratos que, además, desde su licitación garanticen la rentabilidad.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios