XIX ROUND TABLE DE COTIZALIA

España no es Italia: "El ritmo de crecimiento deja un buen panorama de inversión"

Los expertos que han participado en la 'round table' de Cotizalia destacan la fortaleza española y el crecimiento sincronizado global para apostar por la renta variable

La decimonovena edición de la 'round table' que organiza Cotizalia en colaboración con M&G Investments deja una conclusión clara: España no es Italia. Es decir, los momentos políticos no son comparables por la propia fortaleza de la economía española, con lo que el panorama para los inversores sigue siendo positivo.

España lidera el crecimiento dentro de un contexto internacional que es favorable para el inversor. “Hay un crecimiento sincronizado de los PIB a escala global y, aunque hay riesgos geopolíticos, la economía va bien y hay que apostar por los activos de riesgo”, arguye Ignacio Rodríguez-Añino, ‘country head’ de M&G Spain. Un argumento que suscriben los ponentes.

Marta Díaz-Bajo y Pedro Pablo García.
Marta Díaz-Bajo y Pedro Pablo García.

Esto no quiere decir que no haya riesgos, especialmente para el cliente conservador por el efecto de la normalización de las políticas monetarias en la renta fija. Pero la dinámica macroeconómica es sólida. “Preferiríamos que hubiera menos riesgos, menos deuda y sin subidas de tipos, pero estamos bastante contentos con el crecimiento de los beneficios empresariales, lo que sostiene a los mercados bursátiles”, opina Marta Díaz-Bajo, directora de análisis de fondos de ATL Capital.

Crecimientos "razonables"

En esta línea, Pedro Pablo García, director de 'asset allocation' de Mutuactivos, sostiene que “la economía sigue mostrando crecimientos razonables en Estados Unidos, Europa y emergentes”. No obstante, el experto cree que hay signos de “desaceleración” que son propios de “un final de ciclo y normalización de tipos de los bancos centrales”, ya que la evolución de los tipos de interés es una de las principales preocupaciones de los inversores, muy ligados a lo que pase con la inflación, como quedó reflejado en la anterior 'round table'.

El responsable de asignación de activos de la gestora de Mutua cree que la volatilidad volvió en febrero “para quedarse”. “Episodios como el italiano generan dudas, y España ha podido contribuir, aunque aquí los riesgos están más contenidos. El cambio de Gobierno no variará el ritmo de crecimiento de la economía, y esto dejará un buen panorama de inversión para los activos de riesgo”, agrega.

Imagen de la 'round table'.
Imagen de la 'round table'.

El susto de los mercados sirvió para volver a poner en el radar la prima de riesgo. “La palanca no se ha oxidado”, avisa José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, quien considera que el nuevo Ejecutivo italiano moderó su discurso ante el repunte del ‘spread’ sobre el bono alemán. En cualquier caso, “España no es Italia, no son comparables. España ha hecho reformas para ser uno de los países periféricos que mejor han aprovechado la crisis, sentando las bases para un crecimiento más sano y sólido”, explica.

Incertidumbres para el mercado

Iturriaga pone el acento en la balanza por cuenta corriente. El peso de las exportaciones como una de las palancas del crecimiento del PIB refleja un cambio en la estructura de la economía. “Estamos creciendo por primera vez como los alemanes, con superávit por cuenta corriente. Es algo inédito”, señala. “Otra forma de ver que esta vez es diferente es que por primera vez en 40 años salimos de la recesión sin que sea la construcción la que tira de la economía”, insiste.

Ignacio Rodríguez-Añino, Javier Molina y Victoria Torre.
Ignacio Rodríguez-Añino, Javier Molina y Victoria Torre.

Victoria Torre, responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios de Self Bank, destaca igualmente que “la inercia de la economía es positiva, seguimos confortables”. No obstante, la ejecutiva recuerda que hay datos macro apuntando a una desaceleración combinados con “algunas incertidumbres”, como el riesgo proteccionista o los cambios políticos en España e Italia.

Aun así, la mayor preocupación para el inversor español, según Victoria Torre, llega desde las economías emergentes por los movimientos bruscos que han experimentado sus divisas, a las que están expuestos varios ‘blue chips’ del Ibex 35. “Aunque no tengan gran peso a escala global, en el selectivo hay empresas diversificadas globalmente a los que pasan factura las divisas cuando hay inestabilidad. Las caídas de la lira turca o del real brasileño son un efecto desestabilizador que a menudo se ve en la cuenta de resultados”, agrega. Un pero en el mercado español, por el que en todo caso apuestan los expertos de la 'round table'.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios