SEMANA CLAVE PARA LOS BANCOS CENTRALES

¿Tiene su cartera lista para el aumento de la volatilidad por la subida de tipos?

La retirada de liquidez y sus consecuencias es un debate que lleva ya mucho tiempo sobrevolando el mercado, tanto como el que se han dilatado las medidas hiperexpansivas

Foto: Dólares de la Reserva Federal
Dólares de la Reserva Federal

Comienza la reunión de dos días de la Reserva Federal para comunicar una nueva subida, más que descontada de los tipos de interés. Eso un día antes de que el jueves, el Banco Central Europeo (BCE) celebre su cónclave mensual sobre política monetaria en la que el mercado espera dé sutiles pistas sobre su hoja de ruta en lo referente a la retirada de los estímulos, más después de las declaraciones de su economista jefe, Peter Praet, asegurando que valorarán "si se ha progresado lo suficiente para garantizar una reversión gradual de las compras netas".

Sin embargo, la retirada de liquidez y sus consecuencias es un debate que lleva ya mucho tiempo sobrevolando el mercado, tanto como el que se han dilatado las medidas hiperexpansivas sin precedentes. De hecho, la sensibilidad de los inversores al llamado 'tapering' volvió a quedar patente el pasado mes de febrero, cuando un mayor aumento de la inflación y la sola expectativa de una retirada más agresiva de los estímulos por parte de la Fed hundió las bolsas.

En este sentido, Alberto Gallo, jefe de estrategia de Algebris, se pregunta si "los shocks en los precios de los activos pueden finalmente acabar con el propósito inicial de la flexibilización monetaria y obligar a los reguladores a bajar nuevamente los tipos de interés" o, en otras palabras, si el exceso de liquidez vertida en el mercado en los últimos diez años ha vuelto a estos tan frágiles que su mera retirada puede acabar con la recuperación para la que fue concebida, lo que obligaría a los bancos centrales a dar marcha atrás.

Para el experto, el reciente repunte de las primas de riesgo que están experimentando los diferentes activos como consecuencia de la retirada de la liquidez de la Fed históricamente coincidiría en conficiones normales con la relajación del carry trade y el pinchazo de burbujas en activos concretos. Pero hay una serie de características peculiares que hacen que en esta ocasión sea diferente. Principalmente son tres los factores fundamentalmente: la sobre-valoración de los activos, el aumento de desequilibrios en la riqueza y la mala asignación de recursos como consecuencia de unos tipos de interés excesivamente bajos o, incluso negativos, durante mucho tiempo.

Ciclos políticas monetarias
Ciclos políticas monetarias

Mayor fragilidad del mercado

Por ello, en este proceso de tapering hay que tener en cuenta que hay evidencias claras de un aumento de la fragilidad de los mercados. Esto es debido, en parte, a la escasa liquidez que hay en las bolsas y en los bonos, en tanto que los gestores han asumido mayores riesgos mientras que los bancos se han atrincherado para cumplir con los requisitos de capital impuestos.

Así, desde 2007 tanto la renta variable como la renta fija ha sufrido al menos ocho flash crashes y, "si bien es verdad que el nivel medio de volatilidad se encuentra por debajo de los niveles previos a los QEs, la magnitud de los shocks de volatilidad ha sido mayor", explica Gallo. Es decir, en estos diez años los mercados han ido alterando largos periodos de calma con shocks más fuertes y repentinos.

Evolución de la volatilidad
Evolución de la volatilidad

Además, aunque el escenario base de Algebris sigue siendo positivo, la vuelta de la volatilidad al mercado "va a poner a prueba una a una las economías más vulnerables", esto es, "Argentina y Turquía entre los emergentes, e Italia y España en los mercados desarrollados", asegura en su último informe.

¿Cómo navegar en este nuevo escenario?

La pregunta ahora es cómo pueden los inversores navegar por este nuevo escenario en el que la normalización de la política monetaria de la Fed puede venir aparejada a un resurgimiento de la volatilidad en los mercados.

Para protegerse de esta eventualidad, Gallo aseguran que han modificado la construcción de la cartera de Algebris en base a cuatro puntos clave. En primer lugar, han aumentado su posición de liquidez, reduciendo la cantidad invertida en bonos y sustituyéndolos por derivados, incluidos CDS (seguros frente al impago) como instrumento táctico a largo plazo.

También han acometido estrategias "barbell" o bipolar, es decir la asignación a activos extremos entre sí que permite, en caso de renta fija, una exposición de bonos de largo duración y de muy corta, y en renta variable, a activos muy cíclicos y muy defensivos.

En tercer lugar, han aumentado sus apuestas en corto sobre algunas de las que consideran que son las empresas o las economías más débiles, particularmente en Brasil y México, que se encuentran en periodo electoral este año, así como bonos corporativos con rating triple B que se han venido beneficiando hasta ahora de las compras de deuda del BCE y que a partir de septiembre se les va a acabar.

Finalmente, han aumentado las coberturas sobre los mayores eventos utilizando, entre otros instrumentos, opciones.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios