acumula una subida del 4,3% en 2014

El Ibex necesita mejorar (aún más) para cumplir el pronóstico de los 12.000 puntos

El selectivo ha logrado aguantar el tono positivo de la jornada, a pesar de que la situación se ha dado la vuelta a última hora, y ha cerrado el trimestre al alza

Foto: El Ibex necesita mejorar (aún más) para cumplir el pronóstico de los 12.000 puntos

El objetivo era pretencioso. Y lo sigue siendo. En sus previsiones para 2014, la mayoría de los analistas mencionaba que este debía ser el año en el que el Ibex 35 reconquistara los 12.000 pintos, una cota que no supera desde comienzos de 2010. Consumidos tres meses, el índice español luce en su marcador una subida del 4,3% y ha escalado hasta los 10.340,5 puntos. Sin embargo, con este ritmo no le alcanzaría para recuperar esa cota. Si en cada trimestre repitiera la marcha del primero, no se quedaría lejos, porque superaría por poco los 11.800 puntos, pero no le llegaría para romper el 12.000.

Eso, sin olvidar que ya carga en su mochila con tres trimestres consecutivos al alza, una secuencia en la que se ha revalorizado un 33%. En el tercero de 2013 repuntó un 18,3%; en el cuarto de 2013, un 8%; y en el que finalizó ayer, el mencionado 4,3%. 

Si quiere hacer realidad esos pronósticos y lograr la machada de reconquistar el 12.000, necesitará más ayuda de los blue chips porque lo cierto es que, hasta ahora, han ayudado poco... o nada. Hasta la fecha, Inditex baja un 9,7%; Telefónica cede un 3%; y BBVA cae un 2,6%. Por su parte, Repsol sube un 1,1% y sólo Santander, con un avance del 6,4%, e Iberdrola, con una revalorización del 9,5%, superan la marcha del Ibex.  

Pero si hay un valor que se ha superado en este inicio de año ha sido Acciona, que se ha revalorizado nada menos que un 50%, seguido de Jazztel, al que las especulaciones acerca de su venta a Orange le han impulsado un 49%. El tercero del pódium es Sacyr, al que la crisis del Canal de Panamá no le ha pasado factura, ya que que se ha anotado un 27,9%.

Por el contrario, ArcelorMittal, que ha caído un 9,6%, Inditex Viscofan, que ha perdido un 8,1%, han sido los que peor se han comportado en estos meses.

En el resto de Europa la situación ha sido similar y también han predominado las compras en los tres primeros meses de 2014. El peor índice ha sido el Ftse 100 de Londres, que se ha dejado un 2,2%. El Dax alemán ha cerrado en tablas, mientras que el Eurostoxx 50 se ha revalorizado un 1,6, el Cac 40 ha ganado un 2,2% y el Ftse Mib se ha disparado un 14%, con lo que se destapa comer mejor índice europeo en lo que va de año.

Mandan las compras

Los índices confían en que las tornas giren el próximo jueves, cuando Mario Draghi tiene su cita mensual con un mercado que, esta vez, espera mucho de él. La inflación en la Eurozona ha bajado hasta el 0,5% en el último mes, su nivel más bajo desde 2009, lo que obliga al Banco Central Europeo (BCE) a actuar contra la sombra de la deflación que se cierne sobre el Viejo Continente y, además, cuanto antes.

El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón asegura que parece "poco probable" que Mario Draghi mantenga este jueves un discurso "tan poco comprometido con la baja inflación como el que pronunció hace un mes". En caso de hacerlo, el experto prevé que las caídas de las bolsas sean importantes, "pues aunque no se ha descontado ninguna medida en concreto, sí se han incorporado a las cotizaciones actuales un cambio de actitud por parte del BCE respecto a la baja inflación".

Un primer trimestre marcado por la inestabilidad

Eso sí, si por algo se ha caracterizado este primer trimestre en la bolsa ha sido por la inestabilidad. Aunque el inicio de año prolongó el rally de la última mitad de 2013, en poco tiempo empezaron a surgir dudas en los parqués que fueron sucediéndose unas otras.

Empezaron con la crisis de los emergentes, siguieron con los peores datos económicos de China, continuaron con el conflicto entre Rusia y Ucrania por Crimea y finalizaron con la posibilidad de que Estados Unidos eleve los tipos de interés el próximo año. Todo esto ha pesado demasiado sobre los mercados.

La deuda prolonga su buena racha

Si para algo ha servido el primer trimestre ha sido para certificar la mejora de la deuda española. El interés de los bonos ha ido cayendo progresivamente a medida que han pasado estos primeros meses al calor de la renovada confianza de los inversores hacia España. Actualmente, la deuda vive su mejor momento desde los años 90, con un descenso del 50% en los últimos 21 meses.

El interés del bono a diez años ha cerrado el trimestre en el 3,23%, su nivel más bajo desde octubre de 2005 y por debajo del 4,15% al que despidió 2013. Siguiendo su estela, la prima de riesgo, que mide la diferencia entre la rentabilidad o del bono español y la del alemán a 10 años, se ha estrechado de los 222 hasta los 166 puntos básicos.

El euro ha vivido un torbellino en estos meses. La falta de iniciativa del BCE lo empujó hasta casi el 1,40 en su cruce con el dólar, aunque las intenciones de la Fed con los tipos rebajaron la euforia y el cambio ahora está los 1,377 billetes verdes, todavía por encima de los 1,374 a los que despidió 2013. 

En cuanto a las materias primas, el crudo Brent se ha desinflado en estos tres meses, pasando de los 110,8 dólares a los que cerró 2013 a los 107,7 actuales. Por su parte, el oro ha dejado atrás las fuerte caída de 2013, cuando se desplomó un 28%, y la onza acumula un 2014 un avance del 6,7%, hasta los 1.285 dólares.

 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios