Es noticia
Menú
El cambio climático está derritiendo los Alpes
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático está derritiendo los Alpes

Las imágenes de satélite no muestran la menor duda: la cordillera europea de los Alpes se está volviendo cada vez más verde a medida que siguen incrementándose las temperaturas

Foto: Los paisajes de montaña son puntos críticos de biodiversidad y ofrecen una gran cantidad de servicios ecosistémicos importantes (Pexels).
Los paisajes de montaña son puntos críticos de biodiversidad y ofrecen una gran cantidad de servicios ecosistémicos importantes (Pexels).

Las consecuencias del calentamiento global se pueden ver desde el espacio. Al igual que está pasando en el Ártico, el calentamiento tiene un impacto particularmente pronunciado en la región alpina. Una nueva prueba de ello es que los satélites han revelado que esta famosa cordillera europea, los Alpes, habitualmente cubierta por un manto de blanca nieve la mayor parte del año, está cada vez más verde, con un aumento de vegetación en casi todo el territorio durante los últimos 38 años. Y la capa de nieve también está disminuyendo, aunque hasta ahora solo un poco.

“Durante años, las mediciones locales en tierra han mostrado una disminución en la profundidad de la nieve en elevaciones bajas”, explica Grégoire Mariéthoz del Instituto de Dinámica de la Superficie de la Tierra de la Universidad de Lausana en Suiza y coautor del trabajo. “Esta disminución ya ha causado que algunas áreas estén prácticamente libres de nieve”.

De blanco a verde

La cadena montañosa más extensa y alta ubicada íntegramente en Europa, un símbolo de belleza natural y famosa por sus deportes de invierno, está cambiando el blanco por el verde. El estudio de datos satelitales de alta resolución desde 1984 hasta el año pasado ha mostrado que las áreas con vegetación o biomasa vegetal por encima de la línea de árboles en los Alpes han aumentado en un 77 por ciento desde 1984, según un comunicado de prensa de la Universidad de Basilea (Suiza).

Foto: La temperatura media anual mundial en 2021 fue de alrededor de 1,11 ± 0,13 °C por encima del promedio preindustrial (Pexels).

“Análisis previos de datos satelitales no habían identificado tal tendencia”, dijo Antoine Guisan, uno de los dos autores principales del estudio publicado en la revista Science. “Esto puede deberse a que la resolución de las imágenes satelitales fue insuficiente o porque los períodos considerados fueron demasiado cortos”.

El aumento de las temperaturas y las precipitaciones está haciendo que la vegetación se extienda y crezca: las plantas se vuelven más altas y más gruesas. Sin embargo, no se trata de buenas noticias, pues un aumento en la vegetación de gran altitud podría representar una amenaza para las especies de plantas alpinas especializadas, ya que se han adaptado a las condiciones extremas pero no son extremadamente competitivas y corren el riesgo de ser expulsadas por plantas más agresivas que se encuentran comúnmente en las zonas de altitudes más bajas.

Comparando los datos

Para su análisis, el equipo de investigadores examinó regiones a 1.700 metros sobre el nivel del mar, para excluir áreas utilizadas para la agricultura. También descartaron áreas boscosas y glaciares. Según los hallazgos, que abarcaron de 1984 a 2021, la capa de nieve ya no estaba presente en el verano en casi el 10 por ciento del área estudiada.

placeholder A medida que aumenta el calentamiento, acelerará el deshielo del permafrost y el derretimiento de los glaciares. (Pexels).
A medida que aumenta el calentamiento, acelerará el deshielo del permafrost y el derretimiento de los glaciares. (Pexels).

Sintiendo el impacto del cambio climático

Como vemos, la reducción de la capa de nieve ya es visible desde el espacio, pero esta no es la mayor transformación o problema al que se enfrentan los Alpes. Este fenómeno de “reverdecimiento” debido al cambio climático ya está bien documentado en el Ártico y empieza a detectarse también en las montañas. Hasta ahora, lo que se conoce como fenómeno de ecologización no se había establecido a gran escala en las zonas montañosas. El análisis de los 38 años de imágenes satelitales no deja ninguna duda. El aumento de clorofila debido a las observaciones en ciertas longitudes de onda es claramente visible.

El enverdecimiento ocurre de tres maneras diferentes: las plantas comienzan a crecer en áreas en las que antes no estaban presentes, crecen más altas y más densas debido a las condiciones favorables y, finalmente, especies particulares que crecen normalmente en altitudes más bajas se trasladan a áreas más altas. Y no hay otro responsable que el cambio climático.

La nueva coloración complementa el efecto de atrapamiento de calor de los gases de efecto invernadero y se está calentando más rápidamente en relación con la tierra que nunca tuvo una capa de nieve.

"Las montañas más verdes reflejan menos luz solar y, por lo tanto, conducen a un mayor calentamiento"

Consecuencias

Los paisajes de montaña son puntos críticos de biodiversidad y ofrecen una gran cantidad de servicios ecosistémicos importantes. Por ejemplo, el agua de deshielo de los glaciares alpinos y la nieve proporciona casi la mitad de los recursos de agua dulce del mundo.

Todo esto puede tener muchas consecuencias negativas. Cuantas más plantas haya, más larga será la temporada de crecimiento. Y, aunque el aumento de volumen de plantas conduzca al hecho de que absorban dióxido de carbono adicional de la atmósfera, este proceso afecta al ciclo del carbono principalmente de manera negativa. A diferencia de la nieve, que refleja la mayor parte de la energía, las plantas acumulan el 90 por ciento y luego la entregan al medio ambiente. Así que lo que ocurre es que el planeta se está calentando más y más.

Además, merece la pena señalar que el hielo y la nieve de la famosa cordillera proporcionan agua potable, así como la base para el turismo y las actividades recreativas. Algo que a todas luces, junto a la biodiversidad única de los Alpes, está en peligro.

Las consecuencias del calentamiento global se pueden ver desde el espacio. Al igual que está pasando en el Ártico, el calentamiento tiene un impacto particularmente pronunciado en la región alpina. Una nueva prueba de ello es que los satélites han revelado que esta famosa cordillera europea, los Alpes, habitualmente cubierta por un manto de blanca nieve la mayor parte del año, está cada vez más verde, con un aumento de vegetación en casi todo el territorio durante los últimos 38 años. Y la capa de nieve también está disminuyendo, aunque hasta ahora solo un poco.

Cambio climático Naturaleza
El redactor recomienda