Gabilondo da marcha atrás y tiende la mano a Iglesias: "Pablo, tenemos 12 días para ganar"
  1. España
  2. Madrid
ELECCIONES EN MADRID

Gabilondo da marcha atrás y tiende la mano a Iglesias: "Pablo, tenemos 12 días para ganar"

El debate de Telemadrid estuvo marcado por las críticas de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos a la gestión de la pandemia que ha realizado Isabel Díaz Ayuso

placeholder Foto: Isabel Díaz Ayuso (i), Ángel Gabilondo (c) y Edmundo Bal (d). (EFE)
Isabel Díaz Ayuso (i), Ángel Gabilondo (c) y Edmundo Bal (d). (EFE)

Ángel Gabilondo esperó hasta los instantes finales del debate electoral para pronunciar las palabras que implicaban un viraje drástico de la estrategia empleada por los socialistas hasta la fecha. "Pablo, tenemos 12 días para ganar las elecciones". Con esta apelación al secretario general de Podemos, el candidato del PSOE enterraba su apuesta por distanciarse de UP en todo momento y sosteniendo que no pactaría con él. "Caretas fuera", concluyó Isabel Díaz Ayuso, que fue capaz de capear las críticas a su gestión, que llegaron en tromba desde socialistas, morados y Más Madrid, en el único gran debate entre los seis candidatos a presidir la comunidad el próximo 4 de mayo.

"He pedido su apoyo, no he pedido nada más", aclaró poco después. Pese a esta sintonía en los instantes finales, el debate estuvo marcado por dos fricciones entre PSOE y Podemos. El primero, en materia de fiscalidad, donde Gabilondo propone no tocar los impuestos hasta 2023 y Pablo Iglesias aboga por incrementar los gravámenes sobre grandes fortunas y patrimonios. "Pero vamos a ver, Ángel, ¿es razonable que una persona con un millón no se tenga que esforzar? Eso se traduce en mejores hospitales". Fue una de las principales propuestas de los socialistas para tratar de seducir al exvotante de Cs, al que se volvieron a dirigir en los últimos segundos. "Ahora no", replicó Gabilondo.

Foto: Foto: EFE.

Por otro lado, el líder de UP insistió en regular el precio de los alquileres, una cuestión que ha provocado repetidos choques en el Consejo de Ministros y en la que el socialista solo aboga por un "control indirecto". En líneas generales, se percibió mucha más tensión en la derecha, entre Cs y Vox, que entre las siglas de izquierdas. Los naranjas intentaron granjearse su espacio destacando sus diferencias con los de Santiago Abascal.

Las miradas estaban puestas en Díaz Ayuso, clara favorita en las encuestas y que apunta a repetir en el puesto. El debate se percibía como uno de los momentos críticos en que los rivales podrían tratar de desestabilizar su campaña y los populares esperaban que las críticas de los partidos de izquierda estuviesen centradas en ella, como así fue. Desde su equipo, se había apostado por que solo hubiera un único cara a cara y lo más separado posible del 4-M para evitar riesgos. Al tratarse de una sola cita, RTVE y La Sexta, además de otros medios, emitieron en directo la señal de Telemadrid.

Díaz Ayuso: "El virus no lo creé yo. Nació en China y entró por Barajas"

Uno de los ámbitos principales del encuentro fue el sanitario, en el que tanto Gabilondo como Mónica García e Iglesias relataron los datos de la evolución de la epidemia en la Comunidad de Madrid, a la que identificaron como la que peores cifras acumula en muertes, pacientes en la UCI, hospitalizaciones... La candidata de Más Madrid achacó la situación sanitaria de la región a los recortes y las privatizaciones del PP durante los 26 años de gobierno y la escasa asignación presupuestaria a esta rama. En este bloque, Iglesias comenzó su intervención afeando a Díaz Ayuso que estuviese sonriendo cuando estaba hablando de fallecidos por covid-19. El de UP se apoyó en los datos de la epidemia y preguntó directamente a la presidenta si conocía los datos de la región que dirige.

La aspirante a repetir en el cargo replicó que el coronavirus no vino de su despacho. "El virus no lo creé yo. Nació en China y entró por Barajas", respondió la popular, tratando de evidenciar que las formaciones de izquierda buscaban culparla de los males de "una tragedia que ha afectado a todo el mundo". "Me he negado a cerrar la hostelería. Me opuse a seguir arruinando a las familias", defendió la jefa del Ejecutivo madrileño. Mónica García lamentó que Díaz Ayuso sea una "presidenta 'nini" por no haber logrado ni la protección sanitaria ni la de la economía. "¿Dónde está el milagro económico?".

Foto: Los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid antes del inicio del debate. (EFE) Opinión

La líder popular firmó los principales rifirrafes entre candidatos. A Iglesias lo definió como "un personaje" y "una persona poco querida en Madrid". "Como buen totalitario, está acostumbrado a ponerle deberes a las mujeres", concluyó tras el debate. El jefe de filas moradas también respondió los golpes, asegurando que su casa la paga él y no Kike Sarasola, en referencia al apartamento en el que Ayuso se alojó durante el confinamiento. Mónica García calificó a Díaz Ayuso de "altiva y faltona" cuando esta le señaló que parecía que era "la única que trabajaba en un hospital".

Cs vs. Vox

Otra de las claras contiendas que se vislumbraban en la noche de este miércoles era entre Ciudadanos y Vox. Los naranjas afrontan los comicios con las encuestas apuntando a que se quedarán fuera de la Asamblea de Madrid y Edmundo Bal focalizó sus intervenciones en ensalzar el legado de los consejeros de Cs en el Gobierno de Díaz Ayuso y en alejarse de los postulados extremos de Vox. "Estas elecciones van de si están Vox o Cs en el Gobierno. De si quieren que las políticas sociales las lleve Vox, que habla de terapias de reconversión LGTBI. Quiere adoctrinar a los niños", aseveró. "Esto va de si quieren alguien que no cree en las vacunas".

Foto: Debate de candidatos en Telemadrid. (EFE)

Rocío Monasterio, que acusó a los naranjas de haber "traicionado a los españoles", enfocó sus argumentos en la crítica a los partidos de izquierda y en el discurso de la antipolítica. "¿Quiénes no se han apretado el cinturón? Los políticos", cargó la candidata de Vox, antes de reiterar que apostarían por reducir las consejerías y los diputados de la Asamblea de Madrid. También los "chiringuitos".

"Para chiringuito, el que tenía en Madrid Santiago Abascal con Esperanza Aguirre", deslizó Iglesias. Monasterio se refirió en los primeros segundos de debate al tema que ha vuelto a situarlos en la discusión pública: los menores extranjeros no acompañados, a los que volvió a vincular con la inseguridad y la delincuencia. Como en ocasiones anteriores, Díaz Ayuso criticó a la formación por realizar este tipo de afirmaciones: "Hay 269 menores en la Comunidad de Madrid, de una población de siete millones. Claro que hay que integrarlos". "No hay valores de sensibilidad humana con lo que han dicho de los menores", zanjó Gabilondo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Elecciones Madrid
El redactor recomienda