Fondos covid de la UE: el nuevo filón de Feijóo en su papel de azote de Sánchez
  1. España
  2. Galicia
la comunidad gallega no sale favorecida

Fondos covid de la UE: el nuevo filón de Feijóo en su papel de azote de Sánchez

El presidente gallego explota un reparto que perjudica a Galicia para lanzar una nueva ofensiva contra el Gobierno a escala nacional

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Se intuía que los fondos europeos de recuperación iban a abrir una nueva brecha entre Pedro Sánchez y un Alberto Núñez Feijóo cada vez más cómodo en el papel de azote del Gobierno. Como ya le ocurrió en su día con Zapatero, el decano de los presidentes autonómicos ejerce desde Galicia un liderazgo opositor a escala nacional que compite con el del líder del PP, Pablo Casado. La distribución de los primeros 10.000 millones de las ayudas React-EU se lo ha puesto fácil: la comunidad gallega no sale favorecida, circunstancia que el presidente de la Xunta ha denunciado en clave nacional: “El reparto que se ha hecho sirve exclusivamente para mantener la mayoría parlamentaria del Gobierno”.

Las reivindicaciones de Feijóo se producen en un ambiente de creciente tensión con el presidente del Gobierno, con duras críticas a las inversiones previstas en territorio gallego en los Presupuestos Generales del Estado o por la finalización de las obras del AVE. “Nos perjudicaron con los fondos covid-19, con los Presupuestos y ahora con los fondos europeos para servicios públicos”, acusa. El reparto de los React-EU es “una nueva decisión unilateral que perjudica a Galicia”. “Siempre gana Cataluña y perdemos los mismos”, lamenta. Sus quejas llegan tan o más lejos que las de Casado. Es un modelo similar al de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que también se posiciona en la batalla contra Sánchez, aunque con un estilo distinto al de Feijóo.

Foto: Isabel Díaz Ayuso, con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente andaluz, Moreno Bonilla. (EFE)

Los últimos frentes entre Feijóo y Sánchez se abrieron con ocasión de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado. El presidente gallego sacó su artillería contra el Gobierno de coalición, al considerar las cuentas de 2021 como “las peores para Galicia en 15 años”. La inversión cae un 11,2%. Lo hace principalmente por la finalización de las obras del AVE gallego, que se comían buena parte del gasto, pero Feijóo obvió el contexto: "Los números no son opinables: 832 millones es la cifra más baja de los últimos 15 años en inversión del Estado en la comunidad autónoma". Al igual que hace ahora con los fondos de la UE, cargó contra los criterios de reparto, ya que la cifra global baja en cinco autonomías y se incrementa en el resto: “Estamos de alguna forma financiando a las 12 que suben”.

En el caso de la alta velocidad —ya en fase de pruebas en su tramo final—, tras más de una década de batalla política por el horizonte de finalización, ahora enfoca el conflicto sobre la fecha exacta de la puesta en servicio. Según el Gobierno, será en la segunda mitad del año, pero Feijóo insiste en que no estará disponible este 2021. “Es bueno no engañar a nadie, pero va a pasar el año santo y no vamos a tener tren de alta velocidad con Madrid por un nuevo retraso”, insistió.

Foto: Concentración convocada por el BNG ante la Delegación del Gobierno en Galicia en diciembre de 2019 para protestar por la subida de los peajes en la autopista AP-9. (EFE)

Los fondos europeos de recuperación le han dado el último argumento contra Sánchez, al denunciar un reparto con “criterios políticos”, cuestión que consideró confirmada por el Ministerio de Hacienda. “Ha sido una decisión unilateral que perjudica a Galicia”, acusó. Desde que Hacienda comunicó las condiciones de la distribución de esos 10.000 millones para hacer frente a las consecuencias del covid-19, Feijóo sumó Galicia al grupo de comunidades autónomas disconformes. No tardó en reclamar una cantidad casi un 25% superior a los 440 millones asignados, una diferencia de 100 millones de euros. Está dispuesto a llegar lejos con su exigencia, basada a la supuesta ausencia de criterios objetivos. “Se han inventado unos criterios nuevos”, insiste ahora.

“A algunas comunidades autónomas les ha tocado el gordo y a algunas nos ha tocado pagar el gordo”, afirmó este lunes en una entrevista radiofónica, en la que reprochó al Gobierno haber optado por una distribución que, a su entender, “rompe con el sistema de financiación autonómica y los principios de la Unión Europea”. También negó que exista comunicación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “No sé si hay algún presidente autonómico que tenga relación bilateral, con los que yo hablo no”, zanjó.

Foto: El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (d), y el de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo. (EFE)

Los 440 millones de euros de Galicia suponen el 4,4% del total repartido, un porcentaje menor al que le correspondería por población, del 5,7%. Es, junto a Castilla y León, la única comunidad autónoma en esa situación, a pesar de que, si bien los criterios no se corresponden con el número de habitantes, los resultados de la distribución se le aproximan considerablemente en la mayor parte de los territorios.

Feijóo reclama una cantidad ligeramente inferior a los 5,7 millones que le corresponderían con un prorrateo poblacional. Los 5,4 millones que exige son los que resultan de aplicar los baremos que aconseja la Unión Europea, de acuerdo con sus cálculos. Galicia habría resultado incluso más beneficiada de haberse optado por el baremo que rige el actual sistema de financiación autonómica, con el que obtendría 660 millones, 220 más que lo asignado, siempre según Feijóo.

“El reparto que se ha hecho sirve exclusivamente para mantener la mayoría parlamentaria del Gobierno, perjudicando a las comunidades cumplidoras como Galicia”, lamentó tras conocer las cantidades concedidas. Es prácticamente la misma línea argumental de Isabel Díaz Ayuso, otro de los azotes de Sánchez desde los gobiernos autonómicos, aunque en realidad las asignaciones no han gustado a ninguna de las comunidades presididas por el Partido Popular.

Foto: La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, durante la rueda de prensa posterior a la Conferencia de presidentes autonómicos celebrada este lunes. (EFE)

Según el Gobierno, los criterios aplicados son los fijados por la Unión Europea, que tienen en cuenta el impacto de la pandemia sobre la riqueza de cada comunidad, el efecto de la crisis sobre el empleo y la incidencia del paro juvenil. Las ayudas se corresponden con una primera inyección de los fondos React-EU, aprobadas recientemente por el Parlamento Europeo, y estarán destinadas a la reactivación económica de los países miembros tras la pandemia, para reforzar los servicios sociales, la educación y la sanidad. El grueso se transferirá en 2021, aunque una partida menor se reserva para el siguiente año.

Andalucía es la comunidad que más ayudas europeas recibirá para blindar servicios públicos, ya que se le asignan un total de 1.881 millones, el 18,8% del total. Cataluña, por su parte, contará con 1.706 millones de euros, mientras que estas cantidades se reducen hasta los 1.284 y los 1.254 millones en la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, respectivamente.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pedro Sánchez Alberto Núñez Feijóo Noticias de Galicia Presupuestos Generales del Estado
El redactor recomienda