Es noticia
Menú
Bronca en el Parlament: Aragonès pierde la paciencia con su 'conseller' de Educación
  1. España
  2. Cataluña
Huelga de profesores

Bronca en el Parlament: Aragonès pierde la paciencia con su 'conseller' de Educación

El presidente catalán y Josep González-Cambray discuten en público en una sesión parlamentaria marcada por los múltiples problemas que se arrastran en la enseñanza

Foto:  El 'conseller' de Educación, Josep González Cambray. (EFE/Andreu Dalmau)
El 'conseller' de Educación, Josep González Cambray. (EFE/Andreu Dalmau)

Los continuos problemas que arrastra el 'conseller' de Eduación, Josep González-Cambray, se hicieron evidentes este jueves en el Parlament con una bronca indisimulada con Pere Aragonés. Antes de votar en el pleno, Aragonès entra en el hemiciclo y va directo hacia González-Cambray. No se oye lo que le dice, pero el lenguaje corporal de ambos resulta muy revelador en los planos de Canal Parlament. Ambos políticos son de ERC, pero Aragonés hace evidente su contrariedad y así se lo expresa a su consejero, que acababa de salvar una reprobación gracias al PSC, pero está asediado por la huelga de profesores, la sentencia del 25% del castellano y otros problemas.

Precisamente el diputado de los Comunes Joan Carles Gallego acababa de criticar desde la tribuna de forma muy dura la actuación de González-Cambray en una pequeña escuela concertada de L’Hospitalet de Llobregat: la Academia Cultura. González-Cambray pretende cerrar el centro y enviar a los alumnos a unos barracones que iban a clausurarse. Ayer los profesores y padres afectados estaban en el Parlament y pudieron ver como González-Cambray recibía un revolcón tras otro durante el pleno. Pero se da la circunstancia que el 'conseller' de Educación se había comprometido con CCOO y la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, a salvar el centro en uno de los barrios más poblados de España, La Torrassa, donde no sobran las plazas. Una vez nombrado 'conseller', donde dije digo, digo Diego.

La Academia Cultura es un problema pequeño. Pero González-Cambray tampoco sabe manejarse con conflictos grandes. La huelga de profesores ha soliviantado a un colectivo de miles profesionales, indignados por el modo arbitrario en que se ha querido cambiar el calendario escolar. Con seis días de huelga, miles de educadores han renunciado al 25% de su salario para secundar los paros, y la CUP ha capitalizado el profundo malestar en un colectivo que históricamente formaba parte de las bases de los republicanos.

La discusión de menos de un minuto demuestra el hartazgo de Aragonès, que además se produce delante de todos los diputados, justo antes de votar. Pero el presidente no puede cambiar a nadie de su Ejecutivo. Ni siquiera puede cesar a un cargo como el jefe de la Oficina del 'expresident' Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay. La salida de un 'conseller' de su partido solo sería vista como debilidad, tanto por su socio de Gobierno como por la oposición.

Foto: El consejero de Educación, Josep González Cambray. (EFE/Alejandro García)

No gustarse en la foto

Además, Pere Aragonès no se gusta en la foto. Quiere ser el presidente del 52%, de la gran mayoría independentista. Pero no cuenta con la CUP, que este jueves pedía en la Cámara catalana “reprobar” a González-Cambray por “su falta de respuesta” ante la comunidad educativa. “No ha sido capaz de dialogar y de llegar a acuerdos”, le reprochaban los anticapitalistas en su moción. Así que, una vez más, el Ejecutivo de coalición se quedó en minoría en el Parlament.

Aragonès llegó al Palau de la mano de la CUP, pero ya no puede apoyarse en ellos

Si González-Cambray se salvó fue por el PSC, que se ha abstenido, junto a los Comunes. Un nuevo gesto de los de Salvador Illa a favor de tender puentes. Un intento de los socialistas catalanes de salvar el acuerdo para cambiar la Ley de Política Lingüística, del que JxCAT se ha descolgado. En esa foto, en la que Aragonès precisa del PSC para salvar los muebles, el presidente catalán tampoco se agrada.

Semana aciaga

Si no bastaba con el revolcón a González-Cambray, Aragonès tuvo que aguantar esta semana que en la sesión de control del miércoles Dolors Sabater, también de la CUP, le echase en cara “vender el catalán”. En la respuesta, el presidente catalán se mostró molesto. Tan irritado como con su 'conseller'. La legislatura no despega y su Ejecutivo no levanta cabeza. Su investidura se construyó a partir de un pacto con los anticapitalistas y ahora ese pacto ya no resulta operativo. El presidente que llegó de mano de la CUP no puede un año después apoyarse en ella. Y su 'conseller' de Eduació poco le ayuda a salir del mal paso.

Los continuos problemas que arrastra el 'conseller' de Eduación, Josep González-Cambray, se hicieron evidentes este jueves en el Parlament con una bronca indisimulada con Pere Aragonés. Antes de votar en el pleno, Aragonès entra en el hemiciclo y va directo hacia González-Cambray. No se oye lo que le dice, pero el lenguaje corporal de ambos resulta muy revelador en los planos de Canal Parlament. Ambos políticos son de ERC, pero Aragonés hace evidente su contrariedad y así se lo expresa a su consejero, que acababa de salvar una reprobación gracias al PSC, pero está asediado por la huelga de profesores, la sentencia del 25% del castellano y otros problemas.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Pere Aragonès
El redactor recomienda