Es noticia
Menú
El negocio del independentismo: la ANC ganó más de 374.000 euros en 2021
  1. España
  2. Cataluña
En plena recesión por la pandemia

El negocio del independentismo: la ANC ganó más de 374.000 euros en 2021

La pandemia le fue especialmente bien a la entidad independentista de referencia: pasó de tener 582.000 euros de pérdidas en 2019 a ganar 374.000 euros en 2021, según sus cuentas

Foto: Manifestación independentista convocada por la ANC, el pasado mes de febrero. (EFE/Enric Fontcuberta)
Manifestación independentista convocada por la ANC, el pasado mes de febrero. (EFE/Enric Fontcuberta)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) logró pasar con nota el segundo ejercicio económico de la pandemia. En realidad, ha salido airosa de la peor crisis que se recuerda, al lograr unos beneficios durante 2021 de 374.124 euros. Son sustancialmente menos que los 629.651 euros que ganó en 2020, pero en un contexto de crisis generalizada causada por el covid-19, no deja de ser una proeza. En 2019, de hecho, la entidad enseña del independentismo callejero, que preside Elisenda Paluzie, había declarado unas pérdidas de 582.664 euros. Esta cantidad, no obstante, fue forzada para evitar pagar impuestos al Estado español. Se realizaron cuantiosas donaciones “a entidades que nos ayudan en nuestra lucha por conquistar la independencia”, conforme explicaba el informe económico de aquel ejercicio.

En 2021 no hubo tantas donaciones. Es más, si en 2020 las realizadas a otras entidades fueron de 132.528 euros (y en 2019 habían sido de 629.000 euros), el año pasado se vieron mermadas a solo 20.855 euros. Pero también se recortaron gastos en otros capítulos. En personal, por ejemplo, había 21 personas fijas y tres eventuales que costaron 873.437 euros (una persona de dirección, cinco con rango de jefes, 16 técnicos y dos administrativos). En el pasado ejercicio, en cambio, su impacto en la caja de la ANC se redujo hasta los 828.106 euros (una persona de dirección, cuatro jefes y 16 técnicos). Y para 2022 se rebaja aún más el presupuesto de estos gastos, ya que solo prevé destinar 754.684 euros.

En cuestión de gastos, destaca el bajón en transportes. Pasó de casi 380.000 euros en 2020 a 138.000 euros en 2021. Esto tiene una explicación: la entidad dejó de fletar autobuses para transportar activistas a sus acciones de protestas callejeras por la pandemia. Mientras, en publicidad aumentó de 91.000 a 144.000 euros.

Foto: La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. (EFE)

Según exponen los responsables económicos de la ANC en un informe económico llevado a la asamblea general, “continuamos con la política de contención de gasto, lo que nos garantiza la solvencia actual y futura de la entidad y, consecuentemente, su independencia económica, social y política, preservándola de cualquier intento alejado de la voluntad de sus socios y socias. Prueba de ello es el superávit de 374.000 euros”.

Un dato a tener en cuenta es que a finales de 2021 la ANC tenía disponible en efectivo un total de 2.212.144 euros, frente a 1.636.044 euros que tenía un año antes. La mayor parte de este dinero está en manos de las asambleas territoriales, que tienen en sus cuentas 1.776.574 euros. La dirección que encabeza Paluzie como presidenta de la organización solo controla 435.570 euros en efectivo en las cuentas de la organización. Este ahorro le ha supuesto, además, atesorar un activo de 2.645.380 euros, un aumento sustancial respecto a los 2.217.075 euros que tenía de activos a finales de 2020.

Nuevos socios

El principal escollo con que se encuentra la ANC es la bajada de los ingresos por cuotas de socios. Pasaron de 2.335.887 euros en 2020 a solo 2.162.142 euros en 2021. También bajaron de 559.512 a 407.882 euros las aportaciones territoriales y legados diversos, y de 710.000 a 516.391 los ingresos por venta de actividad comercial. Ello supuso una merma de más de medio millón de euros. Las cuotas suponen el 69,9% del total de ingresos, mientras que todo lo relacionado con lo comercial aporta un 16,7% y los donativos y las aportaciones territoriales, un 13,2%.

Foto: La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. (EFE/Enric Fontcuberta)

“Los ingresos por cuotas de socios y socias experimentaron un ligero descenso durante 2021, principalmente debido a motivos económicos. En relación con la capacidad de pago de la cuota de nuestros socios, continuamos adoptando medidas de absoluta flexibilidad para adaptarnos a sus situaciones personales. La campaña de captación de socios está compensando en parte la disminución citada anteriormente”, explica el informe económico. El documento añade: “A pesar de este contexto, la asamblea, gracias a su vertebración territorial y a la movilización y participación de sus socios, socias y simpatizantes, continúa siendo el referente del movimiento independentista del país, organizando los actos del 11 de septiembre y el 1 de octubre de este año, los cuales, pese a las restricciones impuestas todavía por la presencia del covid, se convirtieron en un éxito esperanzador y demostraron que la gente está y quiere estar”.

Los responsables económicos de la organización señalan que patrocinan un programa de televisión, además de haber puesto en marcha las campañas ‘Soberanía fiscal’, ‘Soberanía energética’ y ‘Consumo estratégico’. Como consecuencia de ello, dice el informe, “los ingresos por 'merchandising' han repuntado. A ello ha contribuido la nueva página web de 'merchandising', que se abrió a finales de año y que está teniendo mucho éxito, de manera que esperamos que se convierta en una fuente de recursos para la entidad el año próximo, cuando esté plenamente operativa. Por otro lado, cabe pensar que si la entidad es capaz de reactivar el movimiento independentista, las territoriales se activarán y así tanto los ingresos por 'merchandising' como los generados por actividades diversas y por ingresos en autocares se recuperarán, recursos imprescindibles para financiar campañas”.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) logró pasar con nota el segundo ejercicio económico de la pandemia. En realidad, ha salido airosa de la peor crisis que se recuerda, al lograr unos beneficios durante 2021 de 374.124 euros. Son sustancialmente menos que los 629.651 euros que ganó en 2020, pero en un contexto de crisis generalizada causada por el covid-19, no deja de ser una proeza. En 2019, de hecho, la entidad enseña del independentismo callejero, que preside Elisenda Paluzie, había declarado unas pérdidas de 582.664 euros. Esta cantidad, no obstante, fue forzada para evitar pagar impuestos al Estado español. Se realizaron cuantiosas donaciones “a entidades que nos ayudan en nuestra lucha por conquistar la independencia”, conforme explicaba el informe económico de aquel ejercicio.

Independentismo
El redactor recomienda