ERC se prepara para el próximo nivel de acuerdos: renovar TV3 junto al PSC y JxCAT
  1. España
  2. Cataluña
Tras los presupuestos

ERC se prepara para el próximo nivel de acuerdos: renovar TV3 junto al PSC y JxCAT

Los nombramientos de la CCMA, que integra a TV3, Catalunya Ràdio y la Agencia Catalana de Noticies, serán el primer paso de un proceso que incluirá más cambios en otros organismos

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)

Tras haber acordado los presupuestos de la Generalitat para 2022 con los comunes, ahora ERC se prepara para el próximo nivel de pactos: consensuar la renovación de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) que integra a TV3, Catalunya Ràdio y la Agencia Catalana de Noticies. El objetivo es renovar la presidencia y los consejeros para antes de finales de diciembre, según apuntan fuentes parlamentarias. Ya se han llevado a cabo diversas y discretas reuniones en la Cámara autonómica. El acuerdo supondrá otra vuelta de tuerca para la política de pactos de ERC. Esta vez lo hará con JxCAT, su socio de coalición, y el PSC, el primer grupo del Parlament.

Salvador Illa, el líder de la oposición, es consciente de que aquí se la juega, por lo que siempre desvinculó estas negociaciones de los presupuestos de la Generalitat, donde al final Pere Aragonès ha conseguido hacerle el vacío. Tanto Raquel Sans (ERC) como Alicia Sánchez han apuntado que a final de año habrá un acuerdo y se han mostrado optimistas al respecto.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Ian Langsdon)

La base del pacto es cambiar a los consejeros de la CCMA y escoger un nuevo presidente, ya que la actual, Núria Llorach, tiene el cargo caducado. Luego habrá que hacer un concurso público para relevar a los directores de TV3 y de Catalunya Ràdio, Vicent Sanchís y Saül Gordillo, respectivamente. Pero eso vendría en una fase posterior, por lo que de producirse un cambio en la televisión catalana el espectador tardaría en notarlo.

Parte del cambio implica también renovar a los miembros del Consell Audiovisual de Catalunya (CAC), ya que este organismo debe avalar la idoneidad de los candidatos a la CCMA. Pero, como muchos otros organismos en Cataluña, también tiene a la totalidad de sus cargos con el mandato caducado a causa del bloqueo institucional que ha generado el 'procés'. De hecho, hay muchos consejeros en instituciones equivalentes —Sindicatura de Cuentas, Síndic de Greuges o el CTESC— que nombró Unió, un partido que ya no existe. Hay casi 140 personas con el cargo caducado porque desde 2017 no se renueva a nadie.

La idea que manejan Illa y ERC es que sean como fichas de dominó, que una vez que empiecen los relevos en la CCMA se apliquen a todas estas instituciones, con lo que será una renovación institucional en toda regla en el conjunto de Cataluña. Desde el principio de la legislatura, los socialistas plantearon que la actualización de los órganos era fundamental.

Vuelta a la normalidad

El cambio es importante porque hasta ahora los pactos con el PSC eran exclusivos de JxCAT, como en la Diputación de Barcelona. Pero acordar los presupuestos con los comunes ha sido como abrir la compuerta de la presa, empieza a salir el agua y ya no puede parar. Supone de hecho un paso, otro más, para que Cataluña recupere la normalidad institucional previa al inicio del 'procés'.

JxCAT podría tener la tentación de actuar como una minoría de bloqueo y oponerse

Los republicanos han hecho todo lo que estaba en sus manos para pactar con la CUP los presupuestos. No fue posible. El Ejecutivo de Pere Aragonès ha recibido muchas críticas, pero la consecuencia es que ahora tiene las manos libres para seguir llegando a entendimientos con otras fuerzas políticas. Desde el principio, el dibujo de ERC es de un pujolismo de nueva planta que ocupe el centro del espacio político, mientras que la independencia queda como un objetivo a largo plazo. Y es lo que tiene el centro político: unas veces pactas con JxCAT, otras con los comunes y otras con el PSC. Si hasta los anticapitalistas quieren pactar con ERC.

El problema y el peligro

El problema radica en los nombres, sobre los que por ahora no hay acuerdo. En especial para la presidencia de la CCMA. Y el peligro, en que JxCAT acabe teniendo la tentación de actuar como una minoría de bloqueo, ya que en este momento el reparto de cargos, aunque muchos hayan caducado, le favorece. Además, sería una manera de castigar a ERC por el acuerdo con los comunes. Una reprimenda que saldría gratis y que resultaría mucho más barata que romper el Ejecutivo catalán.

Cataluña TV3 Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda