Es noticia
Menú
El dilema de Pere Aragonès: o salva los Presupuestos con la CUP o entierra el 'procés'
  1. España
  2. Cataluña
El president y su apuesta por la CUP

El dilema de Pere Aragonès: o salva los Presupuestos con la CUP o entierra el 'procés'

Si el precio son las condiciones draconianas de la CUP para aprobar las cuentas públicas del próximo año, para los republicanos será un coste razonable

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Ian Langsdon)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Ian Langsdon)

Pere Aragonès afronta este fin de semana un dilema o salva los Presupuestos de la Generalitat para el 2022 con la CUP o entierra el 'procés'. El presidente catalán es consciente de que los anticapitalistas solo han apoyado unas cuentas, las de 2017. La apoteosis del pulso soberanista. El precio fue respaldar el referéndum del 1-O. Ahora muchos analistas están hablando del 'posprocés' en caso de que las cuentas públicas no se aprueben con el respaldo de la CUP. La teoría de que la mayoría del 52% del independentismo saltaría por los aires en caso de que hubiera una alternativa en la Cámara catalana ha sido lanzada por diversos analistas ligados al soberanismo, el primero de ellos, pero no el único, Antoni Bassas, en el diario Ara.

Aragonès y ERC venden a la opinión pública que lo que está en juego son unos Presupuestos de 38.000 millones de euros y la manera en que estos pueden apuntalar la recuperación económica postpandemia. Pero la realidad es otra. El 'president' se juega el final del 'procés', pero el pulso soberanista fue precisamente lo que propició que el republicano llegase al Palau de la Generalitat. Por lo tanto, si el precio son las condiciones draconianas de la CUP para aprobar las cuentas públicas del próximo año, para los republicanos será un coste razonable.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

Los comunes se descolgaron este viernes, al anunciar después de una larga reunión en el Parlament que presentarían una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de la Generalitat. Igual que había hecho la CUP. Y como había hecho el PSC, harto de quedarse con la mano tendida para nada.

Siguiendo el mismo camino que iniciaron los anticapitalistas, la formación morada tiene la voluntad de seguir negociando las cuentas hasta el último minuto. Así lo han anunciado los diputados David Cid y Juan Carlos Gallego en declaraciones a los medios desde el Parlament, donde antes habían mantenido una reunión con el Govern de más de dos horas. Este ha sido el tercer encuentro desde que el president de la Generalitat, Pere Aragonès, abrió la puerta a En Comú Podem a negociar las cuentas. "Esta enmienda en ningún caso es un punto y final. Es un punto y seguido. Pero sí que queremos que sirva de recordatorio al Govern que el tiempo se agota y emplazamos a ERC y al 'president' a moverse por que en estas 48 horas que quedan hagamos posible avanzar la negociación de los Presupuestos", ha instado Cid.

Foto: La diputada de la CUP Eulàlia Reguant. (EFE)

La CUP, la favorita

Pero Cid basaba sus declaraciones en ignorar la realidad. Que Aragonès necesita el 'procés' para seguir gobernando y que la CUP ha convocado una rueda de prensa el sábado en Santa Perpètua para valorar la oferta que le ha hecho la Generalitat. La CUP es la favorita de ERC y JxCAT, mientras que los comunes no pasan de una opción de segunda para ejecutivos autonómicos desesperados. Porque pactar con los anticapitalistas supone, en esencia, salvar el 'procés' y justificar los 1,8 millones de votos que apostaron por ERC y JxCAT en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña.

Los Comunes y el PSC han presentado enmienda a la totalidad a los Presupuestos

La única incógnita es como la CUP justificará su decisión, que es la de su cúpula, ante sus bases. Una opción sería que este lunes por la mañana retirasen la enmienda a la totalidad que han presentado. Es el final del límite legal para hacerlo. O, mejor, y más en línea con lo que siempre ha sido el 'procés', alargarlo al máximo y dar la sorpresa en la votación del jueves, con una parte del grupo parlamentario, o el conjunto, evitando votar a favor de su propia enmienda a la totalidad. Lo dicho, todo por la apuesta soberanista.

Socios posibles

La CUP es el único socio deseado. Y seguramente el único posible si se quiere prometer la independencia en un futuro indefinido. Aunque eso no se dice. Como tampoco se dice que el 52% no existe, porque incluye los votos del PDeCAT, que no consiguió representación parlamentaria.

Las bases de la CUP deciden enmendar los presupuestos, pero seguir negociando

JxCAT y la CUP pueden liquidar un capítulo del 'procés', y quién sabe si el propio 'procés', al menos tal y como lo hemos entendido, es decir, como la existencia de una mayoría parlamentaria independentista. Una mayoría que siempre, desde el primer día, desde la difícil creación de Junts pel Sí en el 2015 y del paso junto a Artur Mas, tiene enormes dificultades para comportarse como una mayoría parlamentaria”, explicó Antoni Bassas. Otros le han seguido. De modo que sí, lo que está en juego con estas cuentas va mucho más allá de los propios Presupuestos. Por eso la CUP será la elegida y el problema lo tienen los anticapitalistas para explicar su decisión ante sus votantes.

Pere Aragonès afronta este fin de semana un dilema o salva los Presupuestos de la Generalitat para el 2022 con la CUP o entierra el 'procés'. El presidente catalán es consciente de que los anticapitalistas solo han apoyado unas cuentas, las de 2017. La apoteosis del pulso soberanista. El precio fue respaldar el referéndum del 1-O. Ahora muchos analistas están hablando del 'posprocés' en caso de que las cuentas públicas no se aprueben con el respaldo de la CUP. La teoría de que la mayoría del 52% del independentismo saltaría por los aires en caso de que hubiera una alternativa en la Cámara catalana ha sido lanzada por diversos analistas ligados al soberanismo, el primero de ellos, pero no el único, Antoni Bassas, en el diario Ara.

Generalitat de Cataluña Pere Aragonès
El redactor recomienda