Cataluña 'año cero': la cumbre del Círculo de Economía muestra la hoja de ruta de Moncloa
  1. España
  2. Cataluña
Los indultos como piedra angular

Cataluña 'año cero': la cumbre del Círculo de Economía muestra la hoja de ruta de Moncloa

Refundar España. Indultos, reconciliación y riego de fondos europeos. El empresariado catalán exhibe su plan ante la presencia del Rey, del Gobierno, de barones del PP y PSOE y de Draghi

placeholder Foto: La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, acompañada por el presidente del Cercle d'Economia de Barcelona, Xavier Faus. (EFE)
La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, acompañada por el presidente del Cercle d'Economia de Barcelona, Xavier Faus. (EFE)

El Rey no acostumbra asistir a las jornadas del Círculo de Economía. La presencia de Felipe VI reafirma el carácter fundacional del evento de este año. Fundacional porque supone el arranque de un nuevo tiempo político que va más allá de los indultos que concederá el Ejecutivo español a los presos independentistas. Pedro Sánchez se apunta a la propuesta de estas jornadas de una nueva España: refundada, reconciliada, más periférica y tecnocrática. El Círculo invita también a Pablo Casado y a representantes del PP autonómico, los mismos que evitaron pisar la plaza de Colón. Siempre se acusa al constitucionalismo de no tener un plan. Ahora lo tienen, pero externalizado en el Círculo de Economía. El único problema es que la Generalitat no ha perdido el tiempo para ponerse en ridículo a cuenta de la cena con Felipe VI. Al final, asistirá al evento Laura Vilagrà, 'consellera' de Presidència, en un desenlace muy típico de la Cataluña actual: tanto Pere Aragonès como el vicepresidente, Jordi Puigneró, evitaron el encuentro. Enviarán también a la consejera de Exteriores, Victoria Alsina. Aunque el 'president' se verá con el Rey en un encuentro previo a la cena.

Foto: La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, acompañada por el presidente del Cercle d'Economia de Barcelona, Javier Faus. (EFE) Opinión

Las propias jornadas son una declaración de intenciones. Inaugura Pere Aragonès, una tradición que siempre se reserva al presidente de la Generalitat. Luego se invita a los presidentes autonómicos, muchos de ellos del PP, a hablar del modelo de España. En esa mesa territorial, estará Ximo Puig (Comunidad Valenciana), pero también Juan Manuel Moreno Bonilla (Andalucía) y Alberto Núñez Feijóo (Galicia). La cuarta pata del debate es Francina Armengol (Baleares). Por tanto, la refundación de la España de Pedro Sánchez no pasa solo por los indultos y la reconciliación en Cataluña. También por que la España periférica, sea del PP o del PSOE, tome la palabra a las puertas de recibir la lluvia de millones de los fondos europeos: 140.000 millones en tres años.

Las jornadas son una operación de seducción, una propuesta elevada a Pablo Casado, al que también se invita.

El Círculo siempre ha apoyado el mercado único español integrado en Europa. Nunca apoyó al independentismo

El Círculo de Economía siempre ha tenido una agenda descentralizadora. Fue uno de los principales impulsores del corredor ferroviario del Mediterráneo para unir Algeciras con la frontera francesa. También lanzaron la idea de traer la CMT a Barcelona. El Círculo siempre ha apoyado el mercado único español integrado en Europa. Nunca apoyó al independentismo. Al contrario, se comprometieron a fondo en contra del intento de sedición en octubre de 2017. Pero al mismo tiempo siempre han abogado por una visión más plural de España, la que se dibuja en estas jornada. Como explicaron en una reciente nota de opinión, que “Madrid no sea la aspiradora de España”.

Piscina de liquidez

Esta coreografía es más bien un espectáculo de natación sincronizada, porque se produce en un escenario de piscina de liquidez. Hoy, Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, se reúne con Pedro Sánchez como primer paso para que llegue el maná de los fondos de recuperación. Habrá dinero para proyectos. El temor es que haya más dinero que proyectos. Lluvia de millones. Y en el Círculo de Economía, cuya mayoría de miembros forman parte del Ibex 35, no quieren que se pierda ni un euro.

El cuadro es un paisaje para refundar España con lluvia de millones de la UE al fondo

Así que falta la última pata, la tecnocracia. De ahí la presencia de Mario Draghi. El primer ministro italiano, el hombre que salvó el euro en la crisis de Lehman Brothers, el representante de la periferia europea que se opone a la centralista liga hanseática que lidera Alemania en el seno de la UE. Es un mensaje a Sánchez y también a Aragonès. Reconciliación sí, pero gestión económica también. Una Generalitat técnica, como presume la Administración Aragonès. Italia como modelo, aplicando las reformas necesarias.

Hombre de acción

El actual presidente del Círculo de Economía no es un pensador, es un inversor inmobiliario: Xavier Faus, más un hombre de acción que un filósofo, como era su predecesor, el economista y académico Anton Costas. Más que un programa, la sucesión de actos, de fotos, como apuntaba ayer en El Confidencial Josep Martí Blanch, concreta un nuevo programa para esa España que Iván Redondo proyectaba para 2050. Una refundación del régimen del 78. Pero sin grandilocuencia. Sin pronunciamientos. El gatopardo de Barcelona, que todo cambie para que no cambie nada. De ahí la presencia del Rey. No se engaña a nadie. Se trata de reformismo, de cambiar el sistema para mantenerlo en pie. Por eso, más que grandes declaraciones de principios, hay una sucesión de actos, de eventos y de personalidades.

Foto: Círculo de Economía. (EFE)

En este aspecto, Cataluña es la piedra angular del proyecto. Cataluña ha sido el desencadenante de todo. Todos perciben que la mayoría social en Cataluña se mueve más en los parámetros del Círculo de Economía que en los de Waterloo. Torra evitaba al Rey. Ahora no importa coincidir con el monarca siempre que la Zarzuela no sea la convocante. Aragonès se resiste a cenar, pero sí se pasará por un encuentro previo con Felipe VI y el presidente de Corea. Mientras tanto, el PSC no pierde comba para que se lo visualice en el espacio del centro. Por eso Salvador Illa sí que estará en la cena.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Pedro Sánchez Círculo de Economía Rey Felipe VI Mario Draghi Nacionalismo Salvador Illa Cataluña
El redactor recomienda