El soberanismo intenta vender como técnico un Govern de perfil bajo en la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
Los 'consellers' toman posesión

El soberanismo intenta vender como técnico un Govern de perfil bajo en la Generalitat

Seis de los miembros del nuevo Ejecutivo catalán han sido formados en las juventudes de los partidos, lo que no encaja con la visión tecnócrata que en el ámbito independentista quieren potenciar

placeholder Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, visita a los presos independentistas. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, visita a los presos independentistas. (EFE)

El soberanismo lleva días intentando vender con el adjetivo de 'técnica' una nueva Generalitat presidida por Pere Aragonès que no pasaría de perfil bajo. A partir de que Elsa Artadi, Josep Rius y notables soberanistas hayan preferido no estar en el Ejecutivo catalán, se ha empezado a promover como tecnócrata un nuevo gabinete que en realidad solo suma personas de dos lados que buscan evitar grandes significaciones. Al contrario, los perfiles más destacados son políticos de manera inequívoca. Y el resto carece de experiencia en su área, salvo honrosas excepciones. La prioridad del nuevo Govern es salir de la crisis sanitaria y económica, cierto. Pero el nuevo Gobierno catalán tiene poco que ver, por ejemplo, con el de Mario Draghi en Italia.

De hecho, el nuevo Ejecutivo es todo lo contrario de lo que aseguran los tertulianos de argumentario teledirigido. Seis de sus miembros han sido formados en las juventudes de los partidos. De las JERC (de Esquerra) han salido el propio Aragonès, Laura Vilagrà (Presidència) y Roger Torrent (Empresa i Treball). En las JNC, las juventudes de CDC, comenzaron el vicepresidente, Jordi Puigneró, y la 'consellera' de Drets Socials, Violant Corbera. Y el nuevo titular de Interior, Joan Ignasi Elena, se forjó en la JSC, las juventudes del PSC. Una Generalitat con seis 'consellers' que vienen de las juventudes del partido no es una Generalitat de tecnócratas sino de políticos profesionales.

placeholder El 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon. (EFE)
El 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon. (EFE)

Si algunos miembros del Ejecutivo pueden ser calificados de técnicos, solo son dos: el propio Aragonès, por su experiencia posterior, y sobre todo el flamante 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon, un responsable de salud pública que ahora encabezará la 'conselleria' que ha de gestionar la lucha contra el coronavirus. Aragonès es abogado y viene de hacer política en el partido. Argimon es un independiente propuesto por JxCAT. El aval de Torra fue clave para su ascenso, en julio de 2020, a un cargo que llevaba meses vacante pese a estar en plena pandemia.

El resto está muy lejos del currículo de Argimon: médico, epidemiólogo, con un máster en Oxford y director desde 2018 del Institut Català de Salut, una de las mayores empresas públicas de la Generalitat. Eso es un perfil tecnocrático. Pero no hay otro Argimon en el nuevo Ejecutivo de Aragonès.

placeholder El 'conseller' de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró. (EFE)
El 'conseller' de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró. (EFE)

El nuevo vicepresidente es la prueba palpable. Jordi Puigneró asume una 'superconselleria', Políticas Digitales e Infraestructuras, con un tema tan caliente como la vivienda, que ya se ha demostrado uno de los puntos débiles que atacará la CUP. Pero su perfil está muy lejos de ser el de un tecnócrata. Defiende los postulados del Institut de la Nova Història, el que argumenta que Colón era catalán y que las tres carabelas salieron del puerto de Pals, en Girona, entre otras teorías peregrinas. En otoño de 2016, viajó a Israel con el objetivo de comprar material de espionaje y contraespionaje. Llegó diciendo que tenía 27 millones de euros para gastar, cifra que luego fue recortada a 23 millones. No cerró ninguna operación, entre otras cosas porque en su viaje fue observado de cerca por los servicios de Inteligencia españoles y por los servicios de información de la Guardia Civil. Su gran virtud es ser aliado de Carles Puigdemont.

Profesionales, abstenerse

El nuevo 'conseller' de Educació podría parecer un técnico, pero es un hombre del partido. Josep González Cambray fue detenido a finales del pasado mes de octubre por ser uno de los principales apoyos que Xavier Vendrell (exsecretario de Organización de ERC y exconsejero de Gobernación) tenía en la Generalitat. Hay conversaciones entre los dos que tratan de cómo ayuda a Vendrell a dar sus pelotazos en materia de educación. En la actualidad, está imputado en la operación Voloh.

placeholder La 'consellera' de Exteriores, Victòria Alsina.
La 'consellera' de Exteriores, Victòria Alsina.

Exteriores es otra prueba palpable. La nueva titular es Victòria Alsina. No ha hecho la carrera diplomática ni tiene experiencia en organismos internacionales. Tampoco ha desempeñado responsabilidades en el seno de la UE. Su experiencia se limita a delegada de la Generalitat en Estados Unidos.

Teresa Jordà ha de regular la política energética sin conocer el sector

En el área económica de la nueva Generalitat, pasa lo mismo. Jaume Giró es un periodista con una carrera de éxito en el mundo de la comunicación corporativa, pero está lejos de ser el gran directivo del Ibex que está vendiendo JxCAT. Roger Torrent es un caso más extremo. El nuevo titular de Empresa y Treball ni sabe de empresa ni de relaciones laborales. Es politólogo. Ha sido alcalde de pueblo y presidente del Parlament. La mayoría de los temas que tendrá que afrontar en su nuevo cargo le son del todo desconocidos. Y si se quiere buscar una situación todavía más radical, está Teresa Jordà, licenciada en Historia que lleva años recolectando votos para ERC en la Cataluña vaciada y que ahora va a asumir las competencias de Energía y cambio climático en la nueva Conselleria de Agenda Climàtica i Alimentació. Su objetivo es que no se haga nada, para no molestar a la CUP. Pero se encuentra en las antípodas de lo que se podría considerar una experta.

Activistas y convertidos

El resto, o son activistas o convencidos. Entre estos últimos, destaca el nuevo 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena. Su gran virtud es que traicionó al PSC para sumarse al proyecto independentista. En teoría, es un independiente por ERC. Formado en derecho, no hará tonterías, pero carece de conocimientos en políticas de seguridad y temas policiales. La prueba de fuego será ver a quién nombra como director general de la Policía y cómo gestiona la salida del 'major' Josep Lluís Trapero. La CUP no se lo pondrá fácil.

placeholder El' conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena. (EFE)
El' conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena. (EFE)

La nueva 'consellera' de Feminismes, Tània Verge, es una teórica de la igualdad de género, sobre la que da clases en la UPF. Asesoró al Parlament sobre su plan de Igualdad. Carrera brillante. Con menos de 50 años, ya es catedrática. Enorme preocupación por la igualdad de género y los LGTBIQ. Pero su principal mérito es haber formado parte de la Sindicatura Electoral del 1-O, aquella que dimitió a los pocos días de crearse para no asumir las multas con que les amenazaba el Tribunal Supremo. Un juzgado de Barcelona la declaró inocente de haber colaborado con la consulta ilegal.

En el nuevo Govern, el activismo es un valor muy superior a la experiencia profesional

Gemma Geis, en Universitats, ha hecho el grueso de su carrera en el ala de Girona de JxCAT. Puigdemontista acérrima, es cierto que Geis fue vicerrectora de la Universitat de Girona durante cuatro años. Pero se trata de una abogada especializada en derecho urbanístico. Por formación, hubiera sido perfecta para la 'conselleria' de Puigneró. Pero, lo dicho, este no es un Gobierno técnico. Es un Consell Executiu de descartes, después de que otros políticos como ellos no quisieran estar en el Ejecutivo.

El mayor ejemplo del éxito del activismo por encima del profesionalismo es la nueva 'consellera' de Justicia, también de JxCAT. Lourdes Ciuró, de abogada rasa a dirigir la Justicia en Cataluña. Fue diputada en el Congreso de Madrid y se la recuerda por un incidente tras una intervención de Toni Cantó, entonces diputado de Ciudadanos, quien se refirió a los diputados independentistas criticando que la semana anterior no habían comparecido en el pleno porque se sumaron a la huelga general convocada en Cataluña, por lo que habría que restarles la jornada del sueldo. Ciuró dirigió un ostentoso corte de mangas a Cantó en el hemiciclo. Es la diputada del corte de mangas. Tecnócrata, tecnócrata, no sería el caso.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Carles Puigdemont Tecnócratas Generalitat de Cataluña Cataluña Junts per Catalunya
El redactor recomienda