teorías y conspiraciones

De TV3 a la Generalitat: lluvia de contratos a los historiadores 'indepes' de la conspiración

El instituto es la plataforma que agrupa a un puñado de ‘historiadores’ e ‘investigadores’ que defienden teorías tan extravagantes como que Cervantes era catalán

Foto: Parte de la bibliografía del Institut Nova Història. (David Brunat)
Parte de la bibliografía del Institut Nova Història. (David Brunat)

Los ‘historiadores fake' de Cataluña, agrupados en torno al Institut Nova Història (INH), que defiende que Colón era catalán, les salen por un pico a las instituciones públicas. Solo dos empresas propiedad de Albert Codinas recibieron más de tres millones de euros de la Generalitat de Cataluña desde 2012: Jan BCS SL y Tasca Serveis d’Animació SL. Esta última tiene el mismo domicilio que el INH. Además, los medios públicos catalanes pagaron casi 200.000 euros por los derechos de emisión de documentales con las extravagantes teorías conspiratorias de los ‘investigadores’ del INH.

El instituto es la plataforma que agrupa a un puñado de ‘historiadores’ e ‘investigadores’ que defienden teorías tan extravagantes como que Cervantes era catalán, Erasmo de Róterdam era un hijo secreto de Cristòfor Colom (el descubridor, que era un conde barcelonés), que Leonardo da Vinci, Francisco Pizarro, los hermanos Pinzón, santa Teresa de Jesús, Miguel Servet o William Shakespeare eran catalanes. Aseguran, al mismo tiempo, que la historia fue falsificada durante siglos por Castilla, que se apropió de todos los genios del Siglo de Oro, en una teoría de la conspiración que encuentra oposición incluso entre los propios historiadores independentistas serios.

Las teorías del INH y sus conspiraciones, sin embargo, no están reñidas con un reguero indirecto de fondos públicos que llegan a la sede del instituto a través de empresas de su presidente. Así consta en una respuesta parlamentaria del vicepresidente catalán, Pere Aragonès, al diputado del PSC Ferran Pedret sobre las adjudicaciones de posibles contratos al INH y a las dos empresas citadas.

Pere Aragonès. (EFE)
Pere Aragonès. (EFE)

Aragonès señala que no existe constancia de adjudicación alguna al polémico instituto, pero sí a las dos empresas mencionadas de Albert Codinas. La respuesta incluye la relación pormenorizada de las adjudicaciones desde el año 2012 y se observa, por ejemplo, que aunque hubo algunos años con adjudicaciones en torno a los 100.000 euros (incluso en 2014 fueron de 97.101 euros y en 2016, de 96.818 euros), en otros ejercicios las empresas del presidente de los historiadores hicieron su agosto. El monto total recibido por las dos empresas de Codinas fue de más de 2.563.000 euros, que se convierten en algo más de 3,1 millones con IVA incluido.

El culmen de su negocio llegó en 2018, con adjudicaciones que sobrepasaron 1,6 millones de euros, a los que hay que sumar el IVA correspondiente, con lo que el importe pagado por las arcas del Govern fue de casi dos millones de euros solo en esta adjudicación. Estas cantidades, no obstante, no concuerdan con la realidad, ya que el listado de Vicepresidencia no recoge todos los contratos realizados por las dos empresas con la Generalitat.

Un listado incompleto

El listado de Aragonès relaciona, por ejemplo, tres adjudicaciones a Jan BCS durante el año 2015 por un monto de 49.000 euros. En esa relación, no obstante, omite un contrato de 39.325 euros firmado el 27 de noviembre de ese año (juntamente con otro de 39.987,48 que sí relaciona) para el control de accesos y atención a los usuarios de los Servicios Territoriales de Barcelona del Departamento de Treball.

En 2016, Vicepresidencia admite cuatro adjudicaciones a Jan BCS por un monto total de alrededor de unos 66.000 euros. En esa relación, sin embargo, no figura un contrato, firmado el 21 de diciembre de ese año, por 26.616 euros para el control de acceso de algunos equipamientos de Treball.

El monto de los contratos de Jan BCS con el Ayuntamiento de Barcelona suma, de 2016 a 2019, casi 154.000 euros

A estas cantidades hay que añadir las recibidas desde el Ayuntamiento de Barcelona, que se sitúan a la par que las del Govern, así como de otros organismos locales. Entre 2016 y mediados de 2019, según la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial, las dos empresas se embolsaron de las arcas del Ayuntamiento de Barcelona algo más de dos millones de euros. El monto de los contratos de Jan BCS con el Ayuntamiento de Barcelona suma, de 2016 a 2019, casi 154.000 euros. El resto (más de 1.860.000 euros) corresponde a Tasca Serveis d’Animació. Solo en febrero del año pasado, por ejemplo, la compañía Tasca se llevó casi 400.000 euros de una tacada del consistorio barcelonés para dinamizar el Espai Leiva, un centro de equipamientos para adolescentes y jóvenes. Es de reseñar que esta compañía trabaja casi exclusivamente con ayuntamientos y sus adjudicaciones con el Govern son menores, aunque nada despreciables.

Pero en ese periodo también obtuvo suculentas adjudicaciones de otros entes. Por ejemplo, del Ayuntamiento de El Prat de Llobregat se llevó más de 348.000 euros en agosto de 2018 para dinamizar el centro cívico Sant Jordi-Ribera Baixa. Unos meses más tarde, en febrero de 2019, se llevó otro contrato similar de El Prat de más de 345.000 euros para dinamizar el centro cívico Palmira Domènech.

Ambas compañías se reparten los pasteles municipales. Jan BCS, por ejemplo, obtuvo dos contratos del Ayuntamiento de Sant Joan Despí, cuando era alcalde Joan Ramon Casals, actual director de la Oficina del 'president' Quim Torra. Uno de ellos ascendía a 187.073,71 euros (en el año 2016) y otro a 201.438 (en el año 2019) para “divulgar y orientar en materia de civismo y convivencia ciudadana en este municipio”. De los ayuntamientos de Santa Perpètua de la Mogoda o de Terrassa, Jan BCS también tuvo concesiones, aunque más pequeñas: 75.000 de Santa Perpètua y 92.000 de Terrassa.

Si sumamos las adjudicaciones de la Generalitat, las del Ayuntamiento de Barcelona (solo desde 2016) y las de los restantes entes locales, lo que se embolsaron las dos empresas principales del presidente del INH de las arcas públicas asciende a más de 6.366.000 euros. En esta cifra, falta añadir otros contratos a nivel municipal que se embolsan cada año diversas compañías controladas por Albert Codinas, como Ideafix o Lart Saber Comunicar.

Generosos derechos de emisión

Sin embargo, hay otro aspecto que hasta ahora no había trascendido: Ferran Pedret también preguntó a la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Núria Llorach, cuántos documentales se habían programado por los medios públicos catalanes provenientes del INH, si han tenido repercusión económica para las arcas públicas y cuántos ‘investigadores’ del instituto han sido invitados a programas.

La respuesta fue sorprendente: la CCMA pagó más de 184.000 euros en concepto de derechos de emisión por seis documentales de ‘investigadores’ del INH. El más oneroso fue ‘Alexandre Deulofeu, historiador del futuro’, un visionario que en el siglo pasado había vaticinado que Cataluña será independiente en 2029. TV3 pagó por emitir este documental 50.000 euros.

Por el documental titulado ‘La apropiación del descubrimiento de América: ¿una conspiración de Estado?’, la cadena pública pagó 44.200 euros. Esta pieza denuncia una ‘conspiración’ de Castilla para borrar del mapa la importancia de los catalanes en el descubrimiento y la conquista de América. Los ‘investigadores’ del INH sostienen que Castilla realizó una gran labor de falsificación masiva de documentos para borrar el rastro catalán, argumentando que como Castilla no tiene mar, no pudo conquistar América, adonde se tenía que ir en barco.

Por el documental ‘El enigma Cervantes’, TV3 pagó 37.580 euros. Esta ‘investigación’ parte de la base de que Miguel de Cervantes era, en realidad, Miquel Sirvent, que escribió el 'Quijote' en catalán (sin tener en cuenta que los giros lingüísticos del 'Quijote' son los del castellano antiguo) y que fue la Inquisición quien falsificó su obra.

Los miembros del INH se llevaron también 39.000 euros por el documental ‘A la búsqueda del grial’ y 12.000 euros más por el reciente documental ‘Desmontando a Leonardo’, una pieza que defiende que el genio italiano era, en realidad, catalán y que en ‘La Gioconda’ recrea la montaña de Montserrat. Por la emisión de ‘Colón y la Casa Real catalana’, TV3 pagó solo 1.500 euros.

Por otra parte, Núria Llorach también relaciona seis intervenciones de los ‘investigadores’ del INH en programas o tertulias de los medios públicos catalanes, entre ellos, en los telediarios de máxima audiencia. Los noticiarios siempre prestaron especial atención a la presentación de libros o documentales con las extravagantes teorías de los ‘historiadores' del Institut Nova Història, y Catalunya Ràdio llegó a ofrecer un programa sobre la supuesta catalanidad de santa Teresa de Jesús, con las intervenciones de los dos principales ‘investigadores’ del INH, Jordi Bilbeny y Pep Mayolas.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios