El independentismo continúa el asalto: gana el rectorado de la Universidad de Barcelona
  1. España
  2. Cataluña
UN PLAN CALCULADO

El independentismo continúa el asalto: gana el rectorado de la Universidad de Barcelona

En diciembre el independentismo puso otra pica en Flandes: conquistó el rectorado de la Universidad de Barcelona. Ahora se prepara para el asalto a seis colegios profesionales

Foto: Vista parcial de la fachada del edificio histórico de la Universidad de Barcelona. (EFE)
Vista parcial de la fachada del edificio histórico de la Universidad de Barcelona. (EFE)

La hoja de ruta del independentismo se va cumpliendo escrupulosamente. Conscientes de que la movilización en la calle y en las urnas no bastan para romper con España, los secesionistas han dado prioridad ahora al asalto de instituciones para plantear una pinza contra España: por un lado, las movilizaciones populares, con la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural al frente, apoyadas por los partidos políticos, grupúsculos y plataformas diversas; por el otro, las instituciones y entidades sociales y empresariales.

Foto: Vista aérea de la concentración de Tsunami Democràtic en los aledaños del Camp Nou el día en que se disputaba el clásico. (EFE)

El independentismo ha fallado en la creación de un “sindicato nacional” para movilizar las fábricas (existe incluso una guía para hacer proselitismo en el puesto de trabajo); falló también a la hora de crear una patronal potente; en la preparación de un caldo de cultivo proclive a la ruptura; o en la formación de las milicias populares que tenían la misión de ser las guardianas del ‘procés’.

Pero no todo han sido fracasos. Ganó la Cámara de Comercio de Barcelona, una entidad emblemática cuyas elecciones están ahora en entredicho, después de que El Confidencial desvelase un informe de Fiscalía donde se apunta directamente a la falsificación de resultados.

Foto: Cámara de Comercio de Barcelona. (EP)

Recientemente, conquistó el rectorado de la Universidad de Barcelona con Joan Guardia, que se enfrentó en segunda vuelta al anterior rector, Joan Elias. Ninguna de las plataformas secesionistas oculta su satisfacción, al revés: aplauden el hecho de que la Universidad será ahora otro instrumento al servicio de la desestabilización y de la confrontación con España.

La ANC destacó una “participación récord” en las elecciones al rectorado de la UB y subrayó, tras la victoria de su candidato: “Esperamos que lidere un cambio en el compromiso de los rectores con los claustros de las universidades catalanas”. Ahora se prepara para llegar a seis colegios profesionales, cuyas elecciones están al caer: los poderosos colegios de Médicos, de Abogados, de Economistas, de Arquitectos, de Psicólogos y de Informática.

Una hoja de ruta programada

Montse Soler, del Consejo Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Barcelona y alto cargo de la ANC (fue la tercera dirigente más votada en las últimas elecciones internas de esta entidad), lo había anunciado hace un año: se trata de repetir el sorpaso de la Cámara de Comercio en otras instituciones, como Universidades, los dos grandes clubs de fútbol (los dos candidatos con más posibilidades, Joan Laporta y Víctor Font, son independentistas y el último ha viajado incluso a Waterloo para recibir la bendición de Carles Puigdemont) y todos los pequeños clubs de deporte.

Ese tejido asociativo ha de estar controlado por el independentismo y dispuesto a movilizarse contra España en el momento oportuno.

Foto: El presidente de Mediapro, Jaume Roures. (Reuters)

“Yo os voy a explicar cómo hacer Eines de País [el nombre de la candidatura que ganó en la Cámara] siendo votantes estratégicos, como los que participaron en las cámaras de comercio. Tenemos tres tipos de estructuras. Las primeras son las gubernamentales, las que están dirigidas por políticos: el Parlament, el Govern de la Generalitat y las consejerías, los ayuntamientos, las Diputaciones y los consejos comarcales básicamente. En este caso, son los políticos los que han de estar preparados para el día siguiente de la declaración unilateral de independencia (DEUI) y hacer la desconexión”, relataba Soler ante un grupo de incondicionales.

La activista seguía: “Después tenemos unas segundas estructuras que son las que dirige la ciudadanía no política. En este caso, somos los que dirigimos estas estructuras los que lo hemos de hacer con dos grandes objetivos: el primero, la desconexión el día de la DUI. Y el segundo, dar apoyo a las estructuras de Estado más grandes de las que son responsables nuestros políticos”.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

Estas estructuras de segundo nivel son, por ejemplo, las cámaras de comercio, “que son las que tienen el censo más grande tras las estructuras políticas. Pero también hay otros ejemplos clarísimos, como los sindicatos. Tenéis que tener en cuenta la campaña que estamos haciendo desde la ANC para que ninguno de vosotros, activistas, se descuide de votar en las elecciones de representantes sindicales que hay en su centro de trabajo. Es importantísimo que los trabajadores estemos representados por gente independentista. Las votaciones en los centros de trabajo, normalmente, tienen poca participación. Pues bien, es básico que siempre, siempre, nosotros, los activistas, participemos”.

Objetivo: control de territorio

También ha diseñado la ANC una patronal a su medida, bajo el nombre de Anem x Feina.

“Las actuales patronales se han dedicado a generar ingresos para alimentar las necesidades de financiación de la propia estructura, a cultivar personalismos presidencialistas, a promocionar los negocios de los amiguetes (‘crony capitalism’) de matriz típicamente española, a hacer competencia desleal a los propios afiliados, a hacer un uso poco eficiente de los fondos formativos y a emitir mensajes políticos deliberadamente ambiguos o poco respetuosos con la democracia, el país y su gente, lavándose las manos respecto a hechos indiscutiblemente contrarios a los derechos humanos, como las reyertas contra la gente del 1-O, los presos políticos y exiliados, las detenciones arbitrarias y muchos otros”, dice en su página web para reclamar el voto para sus estructuras y cambiar los negocios de los amiguetes que alude por sus propios negocios.

Foto: El presidente de la Cambra de Barcelona, Joan Canadell. (EFE)

Para Montse Soler, “siento votante estratégico en estas estructuras, conseguiremos este dominio de control del territorio en la extensión de los espacios de poder”. El tercer nivel, aunque no menos importante, es el que engloba otras estructuras, que la dirigente de la Cámara de la ANC detallaba: “Las siguientes estructuras son los colegios profesionales. Actualmente, nuestros colegios como médicos, arquitectos, abogados… están gobernados por mayoría bastante clara por equipos unionistas. Por tanto, es la tarea de todos los que sois profesionales que, cuando haya nuevas elecciones, votéis a la candidatura independentista”.

La arenga política va mucho más allá. “Después de los colegios profesionales, las federaciones deportivas y los clubs deportivos. Seguro que muchos de vosotros pertenecéis a algún club deportivo. O un familiar, o un hijo vuestro, pertenece a un club. Los que sois socios, ¿os habéis parado a contar cuántos socios tiene vuestro club y os habéis parado a analizar si gobiernan en clave independentista?".

Montserrat Soler Prat, en el centro. (ANC)
Montserrat Soler Prat, en el centro. (ANC)

"Investigad si es posible formar una candidatura independentista. Por favor, pensadlo. Investigad cuándo hay las próximas elecciones y mirad si es posible formar una candidatura independentista que sea el nuevo equipo de Gobierno”. De hecho, el independentismo considera el mundo del deporte algo crucial, porque llega a mucha gente.

Utilizar hasta los clubs de ajedrez

Al mismo nivel situaba “las Universidades e instituciones equivalentes”. Se quejaba de que la mayoría no están regidas por secesionistas y alertaba: “No os descuidéis nunca de votar cuando haya elecciones. Y si formáis una candidatura para presentaros como equipo para gobernar en clave independentista, ya sabéis que tenéis muchas posibilidades de ganar”. Para ello, cuentan los ‘indepes’ con la poca participación: con su electorado movilizado al 100%, el asalto a instituciones es mucho más fácil.

"Si formáis una candidatura independentista, tenéis muchas posibilidades de ganar”

Tras las universidades, Soler situaba a las direcciones de los institutos, de escuelas de secundaria y primaria, y de hospitales, “donde los trabajadores pueden escoger al equipo de Gobierno. Si sois trabajadores de centros de educación y de centros de salud, recordad: a la hora de votar al equipo directivo, tenéis que votar en clave independentista”.

A partir de ahí, el asalto se producirá en equipos de Gobierno de gremios y asociaciones comerciales y de industria, las asociaciones culturales, centros cívicos, casals y clubs. “Este es nuestro tejido de instituciones. Seguro que sois socios de un grupo de ajedrez o teatro, donde siempre se ponen rótulos en castellano y no se pone el lazo en la fachada ni se envían mensajes en clave independentista. Pues eso se puede cambiar cambiando la dirección del centro. La victoria, ya os lo digo yo, está asegurada”.

No deja de lado las asociaciones de familias de alumnos, porque “tienen mucha incidencia con los vecinos. Se le puede exigir a la escuela o el instituto que el lenguaje vehicular del centro sea el catalán y que todos los profesores han de dar clase en catalán. O que desde el colegio se cedan espacios para actividades de las nuestras o incluso se puede ceder la escuela para realizar referéndums como el del 1 de octubre”.

Por último, se culmina la infiltración social con el asalto a las asociaciones de vecinos, camuflando el mensaje independentista en otros temas, como la reivindicación de los derechos de las mujeres, la protesta contra los muertos en el Mediterráneo, la defensa del planeta o las alertas por el clima.

David Fernández, vicepresidente de la ANC, volvía sobre el tema semanas más tarde, a finales del 2019. En una charla celebrada en el barrio de Gràcia, en Barcelona, subrayaba que “a partir del 1-O vimos que teníamos que trabajar de forma diferente”. Y llamaba a “conquistar espacios de poder, como las cámaras de comercio o los colegios profesionales. ¿Os imagináis por un momento que cámaras de comercio, colegios profesionales, ayuntamientos y otros tipos de entidades, el 1 de octubre de 2017, hubiesen sido favorables al derecho a decidir? (…) Bien, pues hemos de revertir ese tipo de situaciones y hemos de ocupar estos espacios que han de ser claramente nuestros”.

La hoja de ruta del independentismo se va cumpliendo escrupulosamente. Conscientes de que la movilización en la calle y en las urnas no bastan para romper con España, los secesionistas han dado prioridad ahora al asalto de instituciones para plantear una pinza contra España: por un lado, las movilizaciones populares, con la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural al frente, apoyadas por los partidos políticos, grupúsculos y plataformas diversas; por el otro, las instituciones y entidades sociales y empresariales.

Universidades Independentismo Cataluña Cámara de Comercio
El redactor recomienda