“A tus órdenes, Indivo”: así es la estructura de Tsunami que sembró violencia y caos
  1. España
  2. Cataluña
funcionaba como una organización paramillitar

“A tus órdenes, Indivo”: así es la estructura de Tsunami que sembró violencia y caos

Durante semanas, el centro de la capital catalana ardió. Todo era obra de Tsunami Democràtic, una neonata organización que tenía en Xavier Vendrell su cerebro en la sombra

Foto: “A tus órdenes, Indivo”: así es la estructura de Tsunami que sembró violencia y caos
“A tus órdenes, Indivo”: así es la estructura de Tsunami que sembró violencia y caos

Las jornadas de violencia que vivió Cataluña durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2019 fueron perfectamente planificadas por dirigentes independentistas que querían sacar provecho internacional del asunto. La excusa de la sentencia del 1-O, por la que fueron condenados varios miembros del Govern, empezando por su vicepresidente, Oriol Junqueras, además de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart respectivamente, dio alas a los violentos enfrentamientos entre radicales y la Policía.

Foto: La red de Tsunami negoció con Assange pagar la independencia con criptomonedas

Durante semanas, el centro de la capital catalana ardió y el mobiliario urbano fue destrozado a conciencia. Todo era obra de Tsunami Democràtic, una neonata organización que tenía en Xavier Vendrell su cerebro en la sombra y uno de sus principales dirigentes. El nombre en clave de Vendrell en el seno de la organización era Indivo. Su mano derecha para cuestiones de comunicación era Oriol Soler, también detenido en la operación de la Guardia Civil de este miércoles, en la que se produjeron un total de 21 arrestos.

Por debajo de Soler, se encontraban los ‘capitanes’ de la organización, que controlaban sus respectivos grupos de violentos en una férrea estructura paramilitar y clandestina. De cara a la opinión pública, Tsunami se definía como pacifista y abanderado de los movimientos de la ‘noviolencia’. Pero las intervenciones telefónicas reflejan una realidad distinta.

Independentistas convocados por Tsunami Democràtic. (EFE)
Independentistas convocados por Tsunami Democràtic. (EFE)

Una persona cercana a Vendrell explica a El Confidencial que su forma de actuar es “exactamente igual que en su época de la clandestinidad, cuando pertenecía a Terra Lliure. Es un tío que sabe moverse muy bien en la sombra”. De poco le sirvió su entrenamiento, porque la Guardia Civil lo tenía permanentemente vigilado e incluso le había introducido un micrófono en el coche bajo autorización judicial.

Detenidos dos ‘capitanes’

Juntos a Vendrell y Soler también fueron detenidos dos de sus 'capitanes': Josep Campmajó, alias ‘Canalla’, y Marta Molina, alias ‘Mandela’. Ambos eran personas de total confianza de Vendrell, con el que colaboraban en la puesta en marcha de las actividades del complejo de Villa Bugatti, una finca dedicada a la organización de eventos que el empresario tiene en Cabrera de Mar (Barcelona) y que también fue registrada por encontrarse en el centro de una trama urbanística que ha aflorado con las pesquisas.

Incidentes en los aledaños del Camp Nou durante el Barcelona-Real Madrid en diciembre de 2019. (EFE)
Incidentes en los aledaños del Camp Nou durante el Barcelona-Real Madrid en diciembre de 2019. (EFE)

De todo el grupo, solo falta por detener uno de los 'capitanes', cuyo nombre en clave es Poeta Foix. Otro de los personajes que aún no han sido detenidos es un 'hacker' residente en una localidad cercana a Barcelona cuyo nombre en clave es Joana Sala y que fue quien ideó la aplicación para móviles de la plataforma de Tsunami y se encargó de su seguridad para que no pudiese ser intervenida. A través de esa aplicación, se daban las órdenes para mantener los disturbios nocturnos en Barcelona.

La única arenilla en la estructura eran algunos grupos de radicales controlados por la CUP. Vendrell se quejaba a los suyos de la indisciplina “de los putos ‘cupaires”, que habían sido formados por Rintxos y cuyas medidas de seguridad eran extremas, hasta el punto de que operaban con grupos cerrados y los teléfonos de sus miembros no salían de esos grupos, por lo que era imposible coordinarse con Tsunami.

Una comida preparatoria

Vendrell esperaba que el gran golpe de Tsunami fuese durante el clásico Barça-Madrid, el 18 de diciembre de 2019: había ideado una acción espectacular que iba a parar el partido y sería una imagen propagandística que vería medio mundo. Para preparar la estrategia, comió con Mandela y Canalla en el restaurante Senyor Parellada el 20 de noviembre del año pasado.

El 17 de diciembre de 2019, Vendrell coordinó el dispositivo de boicot del clásico. En la tarde de esa jornada, comunicó a Soler: “Tenemos el equipo de Mandela, que ya ha completado 120 personas, todas formadas… Mandela está en contacto con Poeta Foix. Poeta Foix ha cogido a un tío que se identifica como Bou que está con el tema de las bandas y le ha puesto a buscar gente para chutar”. La Guardia Civil interpreta que se referían al lanzamiento de pelotas de plástico al terreno de juego, una de las medidas de protesta organizadas por Tsunami.

Policías antidisturbios, ante los manifestantes que se concentraron en el aeropuerto del Prat. (EFE)
Policías antidisturbios, ante los manifestantes que se concentraron en el aeropuerto del Prat. (EFE)

También habían previsto que varios drones aterrizaran en el terreno de juego, en medio del partido, llevando una pancarta con el lema ‘Spain, sit and talk’, pero los sistemas antidrones de los Mossos frustraron el intento. En los alrededores del Camp Nou, los comandos de Tsunami, sin el apoyo de los radicales de la CUP, solo pudieron quemar algunos contenedores.

Tensiones internas

En esos momentos, hubo tensión dentro de Tsunami. Mandela comunicó a Indivo que la gente de Poeta Foix estaba poniendo en riesgo la operación, “porque es gente que no está formada, que no está puesta en la situación”. Cuando Vendrell se lo comunicó a Oriol Soler, este le contestó: “Pues fuera”. Y luego, subrayó: “Que vayan a por faena, órdenes concretas… Yo, a tus órdenes”.

Y el jefe Vendrell comenta entonces: "Lo más práctico y lo que tú harías, pero tampoco lo tengo claro, es coger a Poeta Foix y decirle: ‘Todos los tuyos no chutan y a tomar por culo’. Pero crea un cisma entre Poeta Foix y Mandela. Entonces, si desautorizamos delante de su gente a Poeta Foix, generamos eso. Y Poeta Foix tiene un equipo, una red de gente muy potente. No lo podemos quemar. Yo no quiero quemar a nadie".

'Mossos' cargan contra los miles de personas que se agolparon en octubre del año pasado. (EFE)
'Mossos' cargan contra los miles de personas que se agolparon en octubre del año pasado. (EFE)

Sus esfuerzos, pues, fueron para evitar follón interno. “No generemos una crisis por esto, pero intentemos también que todos entiendan que hay que hacer las cosas bien y que no pasa nada. Que el Poeta ha hecho su trabajo y ha buscado a la gente, pero si la ha encontrado tarde, que tarde no puede ser”.

Aquel día, Poeta Foix recibió una llamada de Indivo para que alguna de su gente fuese a ‘chutar’ a los alrededores del campo del Barça, pero tenían que identificarse ante los de Mandela con un nombre en clave y se les formaría. Poeta envió a ocho personas para ese cometido, ya que, al parecer, el resto de ese comando debía soltar las pelotas inflables dentro del estadio.

De hecho, Tsunami ya advirtió a mediados de septiembre, cuando se perfiló su estructura definitiva: “Preparaos, porque será largo, cansado. Padeceremos y es posible que sangremos. Nos perseguirán, nos detendrán, nos volverán a pegar, intentarán criminalizarnos. Pero aguantaremos”.

Paralelamente, Vendrell organizó Picnic per la República (PxR), un grupo encargado de ocupar calles y plazas mediante “equipos de afinidad”. Esta plataforma, sin embargo, tenía un funcionamiento similar: por las noches, podía convertirse en la punta de lanza de los alborotos porque era más pequeña y versátil que el propio Tsunami Democràtic. La tercera pata de la organización era Anonymous Catalonia, la plataforma que se hacía servir para distribuir consignas y órdenes y que hacía de puente con otras organizaciones y plataformas.

Oriol Junqueras Cataluña Juicio procés Referéndum Cataluña 1-O Independencia Generalitat de Cataluña Anonymous Òmnium Cultural Barcelona Asamblea Nacional Catalana (ANC) Carme Forcadell Jordi Cuixart Guardia Civil Independencia de Cataluña
El redactor recomienda