Es noticia
Menú
La depuración de cargos iniciada por JxCAT llega a las segundas líneas de la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
Se prometen seis meses a los recién llegados

La depuración de cargos iniciada por JxCAT llega a las segundas líneas de la Generalitat

El número dos de Interior, Brauli Duart, el hombre que controlaba los Mossos entre bambalinas, sale de la Generalitat. Y no es el único. El 'sottogoverno' también es purgado

Foto: La 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó. (EFE)
La 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó. (EFE)

La depuración de JxCAT hacia miembros del PDeCAT tras la crisis de gobierno de la pasada semana está llegando a las segundas líneas de la Generalitat. Este martes, el Consell Executiu ha marcado esta pauta. El número dos de Interior, Brauli Duart, el hombre que controlaba los Mossos entre bambalinas, sale de la Generalitat. No es el único. También lo hace Marta Felip, que deja la Secretaría General de Empresa. Fuentes de la Generalitat explican que a los recién llegados se les prometen seis meses en el cargo. Es decir, el calendario electoral pactado por Carles Puigdemont y Quim Torra: elecciones en febrero.

Los nuevos nombramientos que se han hecho en el Consell Executiu afectan sobre todo a Interior. Allí, la sustituta de Duart es Elisabeth Abad, que ya había sonado antes para la Secretaría General de Interior. Abad fue senadora y hasta ahora estaba ocupando la dirección de la Agencia Catalana de Consumo.

Foto: El expresident Carles Puigdemont. (Reuters)

Más escándalo han generado los nombramientos del nuevo 'conseller' de Empresa i Coneixement, Ramon Tremosa. Tremosa ha colocado de asesor para temas de Internacional en Acción a Joan Maria Piqué, responsable de la comunicación con la prensa internacional en octubre de 2017 y estrechamente vinculado a todo el entorno de Waterloo y de Carles Puigdemont.

Tanto Piqué como Elisabeth Abad habían dejado el PDeCAT el pasado 1 de septiembre, cuando se planteó una marcha masiva de responsables de diversas sectoriales del partido que Puigdemont está intentando dinamitar desde Bélgica.

Foto: El expresidente de la Generalitat Artur Mas. (EFE)

Tremosa también ha designado como secretario general y número dos de la 'conselleria' a Jordi Cabrafiga. El nuevo número dos de la Conselleria de Empresa viene de la JNC, si bien en este momento era el jefe de gabinete de Meritxell Budó, la portavoz de la Generalitat y 'consellera' de Presidència. Cabrafiga fue el responsable de la web referendum.cat y por ello se encuentra imputado en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

La nueva Generalitat tras la remodelación es más homogénea, pero tiene el aspecto de que defenderá, sobre el papel, posiciones más radicales que las actuales. También se ha cesado a Silvia Quesada, directora de Servicios de Interior, que ha sido substituida por Raquel Sistaré. Esta viene del departamento de Políticas Digitales, que dirige Jordi Puigneró, tal vez el 'conseller' más cercano a Carles Puigdemont. Bajo el mando de Puigneró, Sistaré había ocupado el puesto de secretaria de Administración y Función Pública. Por tanto, de nuevo se castiga al PDeCAT, a pesar de que, por ejemplo, Quesada había sido cesada por el 155, y se premia la cercanía a Waterloo.

Budó, de perfil

En la rueda de prensa tras el Consell Executiu, se ha preguntado a la portavoz, Meritxell Budó, sobre “la purga” que se había producido en el Govern con la remodelación, pero la portavoz de la Generalitat ha asegurado que “son cambios realizado por el 'president' [Quim Torra] que sirven para que el Govern salga fortalecido para los próximos meses”.

Foto: El 'expresident' Carles Puigdemont. (EFE)

Por tanto, pocas certezas a la hora de defender el nuevo Gobierno. No solo por el perfil bajo de los nuevos nombramientos. Se han hecho los cambios, pero tampoco son defendidos con gran convicción, convencidos de que en tres semanas estos nuevos 'consellers' serán ya 'consellers' en funciones que poco más podrán hacer que cobrar la nómina. Por tanto, el 'sottogoverno' se radicaliza, pero las consecuencias reales de dicha radicalización serán escasas.

Fin de ciclo

El fin de ciclo parece inevitable. El principal reto de gestión es abrir los colegios. Se ha marcado una ratio de grupos de 20 alumnos que en el 30% de los centros ya no se cumplirá, según la propia Conselleria de Educació, que encabeza un antiguo 'conseller en cap', Josep Bargalló. Con la Diada diluida por la pandemia, el verdadero drama empezará con la reapertura de las escuelas y el inicio de curso.

La depuración de JxCAT hacia miembros del PDeCAT tras la crisis de gobierno de la pasada semana está llegando a las segundas líneas de la Generalitat. Este martes, el Consell Executiu ha marcado esta pauta. El número dos de Interior, Brauli Duart, el hombre que controlaba los Mossos entre bambalinas, sale de la Generalitat. No es el único. También lo hace Marta Felip, que deja la Secretaría General de Empresa. Fuentes de la Generalitat explican que a los recién llegados se les prometen seis meses en el cargo. Es decir, el calendario electoral pactado por Carles Puigdemont y Quim Torra: elecciones en febrero.

Carles Puigdemont Quim Torra Meritxell Budó Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda