Puigdemont impone sus candidatos y ciega el plan de Torra en la remodelación
  1. España
  2. Cataluña
El PDeCAT la define como “purga”

Puigdemont impone sus candidatos y ciega el plan de Torra en la remodelación

Marc Solsona, portavoz del PDeCAT, dio una rueda de prensa en la que calificó de “purga” los cambios aplicados en la Generalitat y en donde venir del PDeCAT ha resultado perjudicial

Foto: El expresident Carles Puigdemont. (Reuters)
El expresident Carles Puigdemont. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Carles Puigdemont acabó imponiendo sus candidatos en la remodelación de gobierno que ha supuesto la salida de tres 'consellers' de la Generalitat: la titular de Empresa, Àngels Chacón; el de Interior, Miquel Buch; y la de Cultura, Mariàngela Vilallonga. La crisis de gobierno se ejecutó de espaldas a ERC y en el mayor de los secretos, en clave de partido. Chacón era la única consejera que no se había pasado a JxCAT, la nueva formación de Puigdemont. Y ha sido Puigdemont el que ha impuesto a los suyos, relegando el deseo del 'president' Quim Torra de que Laura Borràs volviese a Cataluña como 'consellera' de Cultura, según explican fuentes cercanas a Palau. Lo que iba a ser un golpe de autoridad de Torra se ha vuelto a convertir en otra nueva prueba, una más, de que la política catalana se marca desde Waterloo.

Quim Torra negó estos extremos en su discurso en la toma de posesión del economista y exeurodiputado Ramon Tremosa como nuevo conseller de Empresa; y de Miquel Samper (Interior). Àngels Ponsa (Cultura) lo hará el próximo martes, ya que su destitución como alto cargo de la Conselleria precisa que sea cesada por el Consell Executiu.

El gran damnificado ha sido Miquel Buch. El hasta ahora 'conseller' de Interior había dejado el PDeCAT y se había sumado al partido de Puigdemont pero ni eso le ha blindado en el cargo después de haber asumido un cargo especialmente ingrato. Papel ingrato, salida ingrata. Chacón por su parte, en una carta que ha colgado en redes asegura "a estas alturas todo el mundo sabe los motivos de mi salida". Una alusión elegante a las discrepancias en el seno del partido heredero de Convergència.

Fuentes cercanas a Borràs han asegurado que se le pidió que volviera a Cataluña pero que ella ha preferido estar en el Congreso. Pero otras fuentes políticas aseguran lo contrario. Y que Torra, sobre todo, querían que Laura Borràs volviese de 'consellera' de Cultura al considerar que eso la posicionaba mejor para ser candidata a presidir la Generalitat, es decir, para suceder a Torra en su papel de 'president' pendiente de los designios de Waterloo. Pero Puigdemont al final no ha querido. Torra exigió esta remodelación a cambio de aceptar que no convocará elecciones y que por lo tanto se irá a las urnas en febrero, tal y como adelantó El Confidencial. Pero al final, Torra ha aceptado no convocar y que la fecha se determine de manera automática sin poder imponer su criterio en los cambios.

Foto: Carles Puigdemont, en Bruselas. (EFE)

Así que Puigdemont ha terminado colocando sus peones. El más destacado, el abogado Miquel Samper. Samper era hasta ahora regidor en Terrassa. Se presentó como número dos en una lista por JxCAT en las municipales que estaba encabezado por Lluís Puig, el 'exconseller' de Cultura de la Generalitat que está huido en Bélgica junto con Puigdemont. Samper es un convergente en lo ideológico muy conservador, muy cercado al 'exconseller' de Justicia Germà Gordó, imputado por el caso del 3%.

Pero Ramón Tremosa también fue la persona que aconsejó a Puigdemont la “vía eslovena”, una declaración de independencia que quedara en suspenso: la que se hizo el 10 de octubre. Por tanto, el 'puigdemontismo' se refuerza en la Generalitat. En conjunto, tres 'consellers' de perfil bajo, para una legislatura que está agonizando.

Denuncia de purga

Marc Solsona, alcalde de Mollerusa y portavoz del PDeCAT dio una rueda de prensa en la que calificó de "purga" la remodelación de gobierno hecha por Torra a pocos días del juicio que le espera en el Tribunal Supremo. El PDeCAT y JxCAT están en pie de guerra y la salida de Chacón no ayuda a que se pueda llegar a un acuerdo entre ambas formaciones políticas.

La crisis de Govern se ha llevado a cabo al margen de ERC, sin recabar su opinión, como tampoco se ha pedido la de los presos Jordi Turull y Josep Rull

ERC estaba al margen de la remodelación y, de hecho, no tuvieron conocimiento hasta hoy pese a ser los socios de gobierno de Torra. De nuevo la política como personalismo y en clave de muy corto plazo. Tampoco estaban informados los presos Jordi Turull y Josep Rull, prueba de que, como en el caso de Buch, por mucho que se reniegue del PDeCAT, el pasado político pesa mucho en la actual política catalana. Sí que estaba al tanto Jordi Sànchez, nuevo secretario general de JxCAT y al que muchos identificaban como verdadero ganador de esta crisis al radicalizar el perfil de la Generalitat.

Torra se justifica

En la toma de posesión, Torra se justificó. Ante una Àngels Chacón que escogió un vestido rojo pasión para acudir al acto de su salida como 'consellera', el presidente de la Generalitat aseguró: "No me mueve ningún objetivo que no sea escoger las personas con más valía para el cargo. Esto no va de nombres. Lo importante es el equipo, la determinación colectiva y la determinación de todo el mundo".

placeholder El nuevo 'conseller' de Empresa catalán, Ramón Tremosa (i), conversa con su antecesora, Àngels Chacón (d). (EFE)
El nuevo 'conseller' de Empresa catalán, Ramón Tremosa (i), conversa con su antecesora, Àngels Chacón (d). (EFE)

Para cargarse de razón, Quim Torra se remitió al coronavirus: “vivimos momentos difíciles e inciertos. El país lucha con la pandemia. Hemos perdido más de 13.000 ciudadanos por esta pandemia”. Sin embargo ninguno de los cambios afecta al área de Salut, que controla ERC.

Carles Puigdemont acabó imponiendo sus candidatos en la remodelación de gobierno que ha supuesto la salida de tres 'consellers' de la Generalitat: la titular de Empresa, Àngels Chacón; el de Interior, Miquel Buch; y la de Cultura, Mariàngela Vilallonga. La crisis de gobierno se ejecutó de espaldas a ERC y en el mayor de los secretos, en clave de partido. Chacón era la única consejera que no se había pasado a JxCAT, la nueva formación de Puigdemont. Y ha sido Puigdemont el que ha impuesto a los suyos, relegando el deseo del 'president' Quim Torra de que Laura Borràs volviese a Cataluña como 'consellera' de Cultura, según explican fuentes cercanas a Palau. Lo que iba a ser un golpe de autoridad de Torra se ha vuelto a convertir en otra nueva prueba, una más, de que la política catalana se marca desde Waterloo.

Quim Torra Carles Puigdemont Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda