Quieren movilizar 100.000 personas

Preocupación en JxCAT al coincidir el acto de Perpiñán con la crisis del coronavirus

Fuentes del Palau y del entorno de Puigdemont aseguran que la voluntad del 'expresident', pero también de Quim Torra, es mantener el evento. Pero la enfermedad genera problemas

Foto: Puigdemont, en una imagen de archivo. (EFE)
Puigdemont, en una imagen de archivo. (EFE)

Preocupación en JxCAT por la coincidencia del acto de Perpiñán, que prevé reunir entre 80.000 y 100.000 personas en la ciudad del sur de Francia, con la crisis sanitaria del coronavirus, que este martes diagnosticó el noveno caso en España. Hay miedos muy diversos que van desde tener que cancelar la convocatoria hasta que el 'president', Quim Torra, no pueda venir por culpa de esta crisis sanitaria, si, por ejemplo, aparecen más casos de aquí al sábado. El independentismo lleva semanas haciendo pivotar buena parte de la política catalana alrededor del mitin de Perpiñán y ahora no saben qué hacer con este imprevisto.

Hay cosas buenas: a día de hoy, Perpiñán no es una zona de riesgo. Por lo tanto, no hay ningún problema en viajar a esta parte de Francia. Pero se va a concentrar mucha gente en una ciudad muy pequeña que prácticamente doblará su población por la afluencia de independentistas. Pero el resto de factores juegan en contra y justo hoy se anunciarán en rueda de prensa los detalles de este evento de masas.

Fuentes de JxCAT apuntan que hay temor de que la crisis del coronavirus pueda afectar al mitin de diversas maneras. Por ejemplo, buena parte de los asistentes serán personas de edad avanzada, precisamente el segmento más sensible a la enfermedad. La crisis de este virus podría desanimar a muchos de los potenciales participantes.

Luego está la crisis en Cataluña. Torra, siempre tan aficionado a las movilizaciones, quería participar a toda costa en el acto de Perpiñán. Pero si en los próximos días aparecen más infectados en Cataluña, tal y como ha ocurrido en otros países, su entorno le está recomendando que se quede en Palau para dar la imagen de que dirige la crisis. Además, si se fuese a Perpiñán, fuera de España, sería el vicepresidente, Pere Aragonès, quien quedaría al cargo. Y no se quiere reforzar la imagen de ERC como partido de gestión, algo que los republicanos llevan meses consiguiendo.

Preocupación en JxCAT al coincidir el acto de Perpiñán con la crisis del coronavirus

Se ha consultado con el Consell per la República sobre esta cuestión, ya que el ente que preside Carles Puigdemont es el convocante oficial y el principal reclamo como ponente. Su respuesta ha sido que hoy por la mañana la Delegación del Consell dará una rueda de prensa a las 12:30 en Perpiñán para explicar todos los detalles del acto del sábado en cuanto a seguridad y logística. Y añaden: “Nos remitimos a lo que mañana explicarán. Por nuestra parte, ningún cambio en lo que había previsto hasta ahora”. Por tanto, el acto se mantiene.

Sin respuesta

Por su parte, portavoces de JxCAT a los que se les ha planteado esta cuestión se han remitido al Consell per la República como si no tuviesen nada que ver con la movilización.

Fuentes de Palau y del entorno de Puigdemont aseguran que la voluntad del 'expresident', pero también de Quim Torra, es mantener el acto. Además, el baño de masas siempre se ha planteado como necesario para dar el golpe de mano clave para controlar las listas electorales desde Waterloo. Sin esto, no hay plan. Si el acto tiene que cancelarse, para JxCAT se trata de una catástrofe… política.

Reacción francesa

Luego queda la reacción de las autoridades francesas. Una movilización que lleva gente, miles de personas, de una zona donde se están produciendo diagnósticos positivos de una pandemia (Cataluña) a una zona que está limpia (Perpiñán) no parece la mejor idea en este momento. Ni desde el punto de vista de la salud pública ni tampoco desde el punto de vista político.

El Confidencial preguntó esta semana al alcalde de Perpiñán, Jean-Marc Pujol, si había pensado cancelar el mitin de Puigdemont por el coronavirus, puesto que Italia había cerrado los colegios de Milán durante una semana y se han puesto en cuarentena varios pueblos. Marine Le Pen ha hablado de cerrar la frontera y el ministro de Sanidad ha reconocido que se cierne un gran problema sobre las puertas francesas. “No tenemos problema aquí en Perpiñán. Por ahora”, fue la respuesta del edil.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios