Elsa Artadi se descuelga del plan para hacerla presidenta de la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
El nuevo candidato, Antoni Morral

Elsa Artadi se descuelga del plan para hacerla presidenta de la Generalitat

El nombre de Artadi se ha caído y ha sido por voluntad propia de la escogida, ante el papel simbólico que impone Puigdemont

Foto: Elsa Artadi se descuelga del plan para hacerla presidenta de la Generalitat
Elsa Artadi se descuelga del plan para hacerla presidenta de la Generalitat

Elsa Artadi ha declinado la responsabilidad de presidir la Generalitat ante el papel meramente simbólico y vicario que le reservaba Carles Puigdemont desde Alemania y que se ha hecho evidente en las últimas horas, según han explicado fuentes cercanas a JxCAT. Portavoces de esta formación han declinado hacer declaraciones, pero horas antes de que el grupo parlamentario se reúna en Berlín, el nombre de Artadi se ha caído. Y ha sido por voluntad propia de la hasta ahora escogida.

La portavoz adjunta de JxCAT se ha reservado el cargo de consellera de la Presidencia, la que ejercía Jordi Turull, que seguramente incluirá la portavocía, lo que obligará a negociar todo el acuerdo que sólo esperaba que Pugidemont lo refrendase este fin de semana en presencia del grupo parlamentario.

Según ha adelantado Economía Digital, el presidente simbólico será ahora Antoni Morral, el número 17 de la lista de JxCAT por Barcelona, un político de 60 años que entró de rebote en el Parlament cuando el exconseller de Interior Joaquim Forn, ahora en prisión, renunció a su escaño. Parece ser que Morral sí que acepta el papel simbólico y el control absoluto de su administración desde Alemania que ha exigido Puigdemont para dar su visto bueno, que todas las fuerzas independentistas consideran imprescindible.

Foto: Elsa Artadi, princesa rebelde a sueldo del 155

Artadi en cambio ha preferido evitar el papelón que le había reservado Puigdemont en el nuevo ejecutivo Y que la primera mujer que presidiese la Generalitat no podía quedar limitada a una figura decorativa. A sus 42 años prefiere considerar que todavía no es su momento y que le conviene evitar quemarse en este momento. Por eso, se reserva la conselleria de Presidencia. asumiendo la gestión ejecutiva y administrativa que quede pero sin los servilismos escénicos que tendrá que asumir Antoni Morral.

Foto: Quién es Antoni Morral, el que puede ser el nuevo presidente de la Generalitat

Sin embargo, eso desplaza a Mercé Conesa, alcaldesa de Sant Cugat y presidenta de la Diputación de Barcelona, que iba a ocupar este cargo de consellera de Presidencia. Esto obligará a renegociar todas las carteras, puesto que Conesa era el premio de consolación para que el PDeCAT se tragase el sapo de votar a Artadi presidenta, una persona que se había dado de baja del partido para impulsar la creación de JxCAT.

Reunión devaluada

Ahora, con este nuevo giro inverosímil, la reunión en Berlín del grupo parlamentario de JxCAT en Berlín queda del todo devaluada. Por tanto, lo más probable es que se limite a negociar escenarios y como mucho a retirar la candidatura de Jordi Sànchez, también en prisión, que formalmente, no ha sido retirada.

Reunión del grupo parlamentario de JxCat en Berlín. (EFE)
Reunión del grupo parlamentario de JxCat en Berlín. (EFE)

Todo apunta, por tanto, a que las claves del fin de semana pasarán entre bambalinas, con un Puigdemont negociando con ERC y PDeCAT las carteras de un gobierno que no le basta que se declare como “provisional”, sino que además ha de ser simbólico y pendiente de lo que se dicte desde el extranjero. Como siempre, el acuerdo final llegará en el último minuto.

Ajuste de carteras

Este ajuste de carteras se producirá en las que corresponden a JxCAT y, en principio, no debería afectar a las que ya tiene asumidas ERC, entre ellas la de Educació, que fue la gran pieza que arrebató a sus socios políticos en la negociación de hace meses.

Parlamento de Cataluña Carles Puigdemont Elsa Artadi
El redactor recomienda