el sábado se sabrá el doble veredicto

Elsa Artadi, a la espera del visto bueno de Puigdemont y de las bases de la ANC

Se prevé que la semana que viene el presidente del Parlament, Roger Torrent, lleve a cabo otra ronda de contactos y que durante la misma se convoque un nuevo pleno de investidura

Foto: Carles Puigdemont (d) charla con la portavoz de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, en una reunión en Berlín hace dos semanas. (EFE)
Carles Puigdemont (d) charla con la portavoz de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, en una reunión en Berlín hace dos semanas. (EFE)

La portavoz adjunta de JxCAT, Elsa Artadi, está a la espera de dos luces verdes para que su candidatura a la presidencia de la Generalitat despegue de manera definitiva: la de Carles Puigdemont, que previsiblemente llegará el sábado, cuando el grupo parlamentario de JxCAT se reúna en Berlín; y la de las bases, que provendrá de una votación que la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) ha propuesto a sus afiliados justo para despejar el camino a la que puede ser la primera mujer presidenta de Cataluña.

Con estos dos avales, la presidencia de la Generalitat quedaría del todo desbloqueada y Artadi resultaría la elegida, tal y como adelantó El Confidencial el pasado martes. Se prevé que la semana que viene el presidente del Parlament, Roger Torrent, lleve a cabo otra ronda de contactos y que durante la misma se convoque un nuevo pleno de investidura, tal y como avanzó ayer el nuevo adjunto a la presidencia de ERC, el también secretario de Economía, Pere Aragonès.

Durante esta semana, tendrán lugar tres eventos clave: el pleno del Parlament hoy mismo para cambiar la Ley de Presidencia, la consulta a los socios de la ANC y, por último, la reunión en Berlín el sábado de JxCAT en presencia de Puigdemont.

En el caso de la consulta de la ANC se harán tres preguntas, lo que facilita que la opción que favorece a Artadi salga victoriosa. Se preguntará a las bases después de que la presidenta de la ANC, la economista Elisenda Paluzie, se haya decantado por repetir las elecciones. Así que Paluzie podrá avalar la nueva Generalitat, alegando que así lo han querido los socios. Telemáticamente, se preguntará a las bases tres cuestiones para que escojan: mantener la investidura de Carles Puigdemont; formar un Gobierno alternativo si así lo defienden los partidos soberanistas —que encabezaría Artadi— o ir a nuevas elecciones.

La votación de la ANC tiene solo un valor simbólico. Los socios votarán entre hoy y mañana. Pero esta consulta es necesaria para unas bases del independentismo que están mucho más radicalizadas que sus líderes.

Cada una de las formaciones que configuran el universo independentista ha obtenido algo de lo que quería. Así, por ejemplo, ERC se ha garantizado que la única vicepresidencia que haya en el nuevo Ejecutivo la ocupe su partido. Será la vicepresidencia de Economía, que desempeñará Pere Aragonès. Por su parte, el PDeCAT es la formación más reticente a la figura de Elsa Artadi, ya que esta se dio de baja del partido justo antes de impulsar la candidatura de JxCAT, según apuntan fuentes del partido que fundó Artur Mas.

Entrada de Conesa

Para compensar, el PDeCAT coloca varias bazas en el nuevo Gobierno. La más destacada, la de la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, quien será 'consellera' de Presidencia, el puesto que antes tenía Jordi Turull. Eso sí, en principio perdería la portavocía, que sería para el actual portavoz de JxCAT, Eduard Pujol. También consigue un sillón de 'conseller' el que era el candidato del partido para presidir la Generalitat, Marc Solsona. Así, el alcalde de Mollerusa sería el futuro 'conseller' de Governació.

En el nuevo Govern, destacarán las caras nuevas: desde Marc Solsona hasta Ramon Tremosa, sin obviar la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa

El futuro Govern es calificado como provisional, una manera de tranquilizar a Puigdemont, quien también recibe diversos premios de consolación en el reparto de carteras. La más destacada, la del eurodiputado Ramon Tremosa, quien fue uno de los principales apoyos del 'expresident' en su estancia en Bélgica, como nuevo 'conseller' de Empresa i Coneixement.

Generalitat vicaria

Puigdemont espera que la nueva Generalitat se convierta en una Administración vicaria, controlada por él a distancia, según apuntan fuentes independentistas de su entorno en el extranjero. Sin embargo, esto no será fácil mientras permanezca en Alemania con causas judiciales pendientes. La estructura creada se encuentra en Bruselas, y resulta significativo que en este momento ya no se hable —con un calendario concreto— ni del Consell de la República ni del Espacio Libre de Bruselas. Mientras se encuentre varado en Berlín, su control sobre la Generalitat será más bien limitado y el papel de Puigdemont, marginal.

En parte, Puigdemont depende de decisiones ajenas. Así, por ejemplo, si los jueces alemanes le dejan libre, se interpretará como una victoria política. Y lo contrario, su extradición a España, como un fracaso. Al final, siempre pendiente de un juez.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios