¿habrá investidura de puigdemont?

La restitución imposible: el Govern de la Generalitat que no podrá ser

De los 13 'exconsellers', solo tres podrían repetir. Oriol Junqueras está en la cárcel y ocho ya han dado un paso atrás: Forn, Vila, Bassa, Borràs, Mundó, Serret, Ponsatí y Puig

Foto:

"El objetivo es restituir el Govern legítimo de Cataluña". Este es el mantra que desde el pasado 27 de octubre repiten una y otra vez los independentistas después de que el Gobierno activara el artículo 155, destituyera a todo el Govern de Carles Puigdemont y convocara elecciones. A cuatro días para que comience el pleno de investidura, con Puigdemont de candidato a la presidencia de la Generalitat, el Govern ideal de Junts Per Catalunya, ERC y la CUP es una auténtica quimera.

Y es que repetir la última fotografía del Govern al completo en el Palau de la Generalitat es ya imposible a pesar de que los soberanistas hayan insistido durante casi tres meses en que si ganaban en escaños el 21-D la nueva legislatura arrancaría con los mismos 'consellers' que fueron cesados. Sin embargo, la situación judicial de todos ellos ha dado al traste con sus planes. De los 13 consejeros de Puigdemont solo tres podría repetir porque están en suelo español y han mostrado su voluntad de hacerlo: Raül Romeva (ERC), Jordi Turull (JxCAT) y Josep Rull (JxCAT). Los tres están en libertad bajo fianza de 100.000 euros tras pasar un mes en la cárcel aunque la causa contra ellos que investiga el Tribunal Supremo por rebelión, sedición y malversación sigue abierta.

Ocho dan un paso atrás

El resto de 'exconsellers' o bien están en prisión, huidos en Bélgica o han decidido dar un paso atrás. Esta última es la opción por la que han optado ocho exconsejeros. El primero en hacerlo fue el 'exconseller' de Empresa y Conocimiento, Santi Vila, que dimitió un día antes de la (breve) declaración unilateral de independencia y después de que "mis intentos de diálogo han fracasado". Su renuncia era un rumor que llevaba días circulando ya que era contrario a la DUI y apostaba por la convocatoria de unas elecciones autonómicas. Desde prisión, la 'exconsellera' de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, renunció a sumarse a la candidatura de Junts Per Cataluña y tener asiento en el Parlament. Por su parte, la 'exconsellera' de Trabajo, Dolors Bassa, decidió desde la cárcel concurrir en la lista de ERC por Girona. Aunque volvió a ser diputada, manifestó que no volvería a ser consejera.

Dos semanas después de las elecciones, el 'exconseller' de Justicia, Carles Mundó, renunciaba al escaño en el Parlament y abandonaba la política por "motivos personales". "Después de una etapa intensa en la política institucional, he decidido volver a la vida profesional, a ejercer de abogado, que es lo que he hecho siempre", aseguró. Su nombre sonó para presidir la cámara catalana en sustitución de Carme Forcadell. Siguió sus pasos el 'exconseller' de Interior, Joaquim Forn, que está en prisión desde el 2 de noviembre. Como parte de la estrategia para salir de prisión, ha renunciado a su escaño y se ha desvinculado por completo de las decisiones del futuro Govern.

La incógnita sobre qué harían los huidos en bruselas ya se ha despejado. Lluís Puig, Clara Ponsatí (ambos de JxCAT) y Meritxell Serret (ERC) han renunciado este lunes a su acta de diputado. Su situación es complicada, ya que en cuanto pisen suelo español serán detenidos, ya que pesa sobre ellos una orden de detención. La única posibilidad para que pudieran ocupar su anterior cartera es hacerlo desde la distancia, como prevé Puigdemont presidir la Generalitat de Cataluña, pero su intención de seguir en política está en el aire.

Quien no ha movido ficha y sigue siendo diputado desde Bruselas es Toni Comín, de ERC, que ha optado por cobrar como cargo electo y no renunciar al acta al considerar que sería un deshonor. Desde el principio, tenía muy claro que nunca daría un paso atrás.

Y Junqueras en la cárcel

Además de Forn, hay otro diputado en prisión: Oriol Junqueras. El 'exvicepresident' y 'exconseller' de Economía ha pedido en varias ocasiones su puesta en libertad y ha acatado "por imperativo legal" el artículo 155, sin embargo el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, le mantiene encarcelado y no le he permitido acudir al Parlament para recoger su acta de diputado. Desde el independentismo han insistido por activa y por pasiva que él debe ser el 'número dos' del Govern, sin embargo su situación judicial complica (y mucho) su restitución.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios