al menos diez individuos habrían participado

El ISIS siembra el terror en Cataluña con atentados en Las Ramblas y Cambrils

El terrorismo islamista provoca una masacre en uno de los puntos más concurridos de Barcelona e intenta un segundo atropello masivo en un centro neurálgico del litoral mediterráneo

Foto: Imagen de la furgoneta que ha provocado el atentado ocurrido en las Ramblas de Barcelona. (EFE)
Imagen de la furgoneta que ha provocado el atentado ocurrido en las Ramblas de Barcelona. (EFE)

El terrorismo islamista regresó este jueves a España con un doble atentado en el corazón de Cataluña. El primero se produjo pasadas las cinco de la tarde, cuando una furgoneta de alquiler se subió a la calzada peatonal de las Ramblas de Barcelona y arrolló a todos los viandantes que encontró a lo largo de 500 metros, desde la plaza de Cataluña hasta el Teatro del Liceo. Dejó 13 muertos y más de 100 heridos, una quincena de ellos en estado grave. Los Mossos d´Esquadra, las Fuerzas de Seguridad del Estado y los servicios de inteligencia sospechan que a bordo de la furgoneta iba un único ocupante, que logró emprender la huida a pie.

Ocho horas después, en torno a la 1:30, se produjo un segundo ataque a 100 kilómetros de distancia. Otro vehículo con cinco presuntos terroristas en su interior accedió al paseo marítimo de Cambrils (Tarragona), una de las zonas más concurridas de esta ciudad turística, para tratar de perpetrar un nuevo atropello masivo. Sin embargo, el coche volcó y sus cinco ocupantes salieron del vehículo y empezaron a acuchillar a todas las personas que encontraban a su paso. Alcanzaron a seis peatones antes de que agentes desplegados en las inmediaciones pudieran neutralizarlos con disparos. Cuatro de los terroristas fallecieron al instante y el quinto murió minutos después. Llevaban chalecos explosivos simulados como los atacantes del puente de Londres del pasado junio, probablemente, con la intención de generar más pánico y asegurarse de que iban a morir en esa acción por la respuesta de la Policía.

[ATENCIÓN: el siguiente vídeo pueden herir la sensibilidad]

A falta de informaciones que confirmen la conexión entre ambos ataques, la secuencia recuerda a otros atentados en Europa del Estado Islámico, que este jueves se apresuró a reivindicar la autoría del atropello de Barcelona a través de Amaq News, su agencia oficial de noticias. El grupo terrorista aseguró que la masacre había sido ejecutada por varios de sus “soldados”. Desde julio de 2016, el ISIS ya había empleado vehículos pesados como arma en Niza, Berlín, Estocolmo y Londres. Sin embargo, los ataques de este jueves constituirían el primer atentado con un doble atropello. Su antecedente más directo es el ataque de París de noviembre de 2015, que se produjo simultáneamente en varios escenarios de la capital francesa y dejó 130 muertos y más de 350 heridos.

El ISIS siembra el terror en Cataluña con atentados en Las Ramblas y Cambrils

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, compareció poco antes del atentado de Cambrils para anunciar que se había producido la detención de dos personas por su relación con el atropello de las Ramblas, aunque ninguna sería el autor material. Uno de los detenidos es el ciudadano de origen marroquí Driss Oukabir, de 28 años y con residencia en Ripoll (Girona). Los investigadores encontraron su documentación en el interior de la furgoneta que recorrió las Ramblas. Una patrulla de seguridad ciudadana lo interceptó cuando caminaba por las calles de Ripoll. Sin embargo, Oukabir negó su relación con el atentado y aseguró que le habían sustraído su documentación días antes.

Según fuentes policiales consultadas por El Confidencial, los investigadores sospechan que podría haberla utilizado su hermano menor, Moussa Oukabir, de 18 años, para alquilar el vehículo que dejó 13 víctimas mortales en el centro de Barcelona y también un segundo coche que fue encontrado horas después en la localidad de Vic y que, según la hipótesis que manejan los agentes, pudo ser utilizado por los terroristas en su huida. Las últimas informaciones sitúan a Moussa Oukabir como autor material del atentado de la Ciudad Condal. Los agentes

El segundo detenido es un individuo nacido en Melilla que estaría relacionado con una explosión que se produjo en la madrugada de este jueves en una vivienda unifamiliar de la localidad de Alcanar (Tarragona) y que en un primer momento se atribuyó a un accidente durante la manipulación de drogas con sustancias químicas. En la explosión falleció una persona que estaba dentro de la casa y hubo al menos otros siete heridos. Según Trapero, se han encontrado evidencias que vinculan ese aparente suceso del crimen organizado con el atropello de Barcelona.

Entre los escombros de la vivienda aparecieron numerosas botellas de butano y recipientes que pudieron ser utilizados para fabricar explosivos. Uno de los más empleados por el Estado Islámico, el triperóxido de triacetona (TATP) o madre de Satán, se puede elaborar con simples productos de droguería, pero tiene un inconveniente: es sumamente inestable y puede estallar durante su fabricación. Los investigadores sospechan que el grupo terrorista planeaba utilizar esas bombonas y explosivos en un atentado, pero tuvo que recurrir a un plan B ante la inesperada explosión y la posibilidad de que la policía frustrara sus planes con detenciones en cuanto descubriera lo que había estado pasado realmente en ese inmueble.

A primera hora de este viernes se produjo una tercera detención relacionada con la vivienda de Alcanar. Lo que indican los primeros datos oficiales es que los atentados serían obra de una célula que disponía de una infraestructura considerable y contaba con un número relevante de miembros. A los tres detenidos por su presunta relación con los hechos hay que sumar al fallecido en la explosión de Alcanar, a los cinco presuntos terroristas abatidos en Cambrils y al presunto autor material huido, Moussa Oukabir.

Es decir, que al menos diez individuos estarían implicados directa o indirectamente en los atropellos. A pesar de su elevado número, fueron capaces de prepararlos en la más absoluta clandestinidad, sin ser detectados por las Fuerzas de Seguridad, un elemento que indica su significativo grado de preparación. Además, el diseño del ataque en dos actos distanciados por 100 kilómetros y la selección de objetivos tan concurridos apunta a una labor de planificación previa, que incluía una vía de escape tras el atentado de las Ramblas. Por tanto, se trata de una secuencia compleja, que apunta a individuos con conocimientos y experiencia terrorista. No a un simple lobo solitario autoadoctrinado en las redes sociales.

El ISIS siembra el terror en Cataluña con atentados en Las Ramblas y Cambrils

La elección de los lugares tampoco sería casual. El Estado Islámico decidió en 2015 atentar en suelo europeo atacando objetivos blandos o poco protegidos por las Fuerzas de Seguridad para tratar de generar, con una infraestructura mínima o incluso inexistente, el mayor número posible de víctimas, la más amplia repercusión mediática y graves efectos económicos. Este jueves solo necesitó dos coches para sembrar el caos en dos de los puntos con más proyección internacional de España: las Ramblas, zona cero de la cuarta ciudad con más visitantes de Europa, y Cambrils, uno de los centros neurálgicos de la locomotora turística de la costa mediterránea. Solo unos minutos después de los ataques, la noticia ya abría los principales medios de comunicación de todo el mundo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios