Es noticia
Menú
Formar parte de los grupos de investigación policial no es tan 'sexy' como dicen las series
  1. España
  2. Andalucía
DIFICULTADES PARA CONCILIAR

Formar parte de los grupos de investigación policial no es tan 'sexy' como dicen las series

La especialidad no está reconocida en la Policía Nacional. A esto se unen turnos impredecibles. Algunas unidades se han completado con agentes ‘obligados’

Foto: Agentes de la Policía Judicial, en una investigación de un tiroteo en Motril. (EFE/Alba Feixas)
Agentes de la Policía Judicial, en una investigación de un tiroteo en Motril. (EFE/Alba Feixas)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Lo que van a leer son situaciones que se han producido recientemente en distintas unidades de la Policía Nacional especializadas en la lucha contra la delincuencia organizada. Desde el tráfico de drogas hasta células de ladrones, pasando por los delitos de sangre.

Caso 1: dos agentes han llegado hasta un punto de la zona de Levante siguiendo a unos sospechosos de pertenecer a un gran entramado delictivo. Es 24 de diciembre y llevan un par de días fuera de casa marcando a los objetivos por varias provincias. Las familias los esperan en casa. Ni siquiera saben si podrán llegar para celebrar el día de Navidad. El teléfono suena. Es un superior que les confiesa la realidad: no consigue un relevo para que puedan regresar. Toca comerse un bocadillo en el coche mientras observan los movimientos en una nave industrial.

Foto: Enfrentamientos entre senegaleses y policías en una concentración en Madrid en marzo de 2018. (EFE)

Caso 2: los miembros de un grupo de investigación ultiman los preparativos de una operación. Tras varios meses de investigación, se disponen a detener a los sospechosos. Distribuyen el rol de cada uno y fijan los horarios. A la comisaría se ha incorporado un grupo de policías en prácticas y uno de los agentes de la unidad piensa que sería bueno para su formación que les acompañaran para que viviesen cómo se hace un registro. Se lo propone a unos y no encuentra mucho entusiasmo; lo intenta con otros, y la respuesta es una pregunta: "¿A qué hora terminaría?". Cuando se les explica que en una actuación así no hay horarios, la poca ilusión que mostraron se disipa. La operación se llevó a cabo sin que ninguno acudiese como observador.

Caso 3: unos investigadores que han estado fuera de su provincia regresan y pasan los gastos. Les ponen problemas. Otra vez. Ellos creen que se les debe abonar una dieta completa, pero la dirección piensa que no y les autoriza media. Otra vez.

Los sindicatos creen que la especialidad de judicial debería ser compensada con un plus

Episodios como estos son algunos de los motivos que están provocando que los grupos de investigación estén perdiendo atractivo entre las nuevas generaciones de policías nacionales y que se decanten por las certezas que ofrecen brigadas como Seguridad Ciudadana: horarios cerrados, posibilidad de desconexión telefónica y un turno 6x6 que facilita notablemente la conciliación familiar. Una disponibilidad prácticamente constante que tampoco se gratifica económicamente. Porque, a diferencia del Instituto Armado, la especialidad de policía judicial no está reconocida.

Un mando policial confirma a El Confidencial esta tendencia y explica que, si hace unos años había exceso de oferta de agentes que querían incorporarse a estos grupos, en la actualidad se completan con policías que no han solicitado esa plaza, que son destinados por un superior, no por deseo propio. Y el principal motivo de esta situación es la falta de incentivos. Carlos Morales, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), incide en que la falta de reconocimiento de la especialidad es uno de los grandes problemas. "Al contrario que en la Guardia Civil", la categoría de experto en policía judicial no es recompensada con un plus económico, lo que, unido a los complicados horarios de trabajo que caracterizan a estos grupos, "hace que cada vez haya menos gente que quiera pertenecer a ellos".

Foto: Aspirantes a conseguir alguna de las plazas de la Escala Básica de la Policía en 2020. (EFE/Raúl Sanchidrián)

Otras fuentes consultadas señalaron que la implantación durante la pandemia del turno 6x6 en la Brigada de Seguridad Ciudadana —seis días de trabajo y seis de descanso— ha sido un gran foco de atracción de agentes que buscaban una mejor conciliación familiar. El hecho de tener horarios claros y una desconexión digital y telefónica —casi— garantizada está provocando que miembros de Policía Judicial estén pidiendo el traslado a las tradicionales patrullas. La Administración está tratando de revertir esta situación, y, como mínimo, apuesta por el turno 6x5 en la citada brigada, aunque sabe que la plantilla apuesta por la consolidación del modelo actual y seguro que habrá una fuerte contestación a cualquier intento de modificarlo.

María Jesús Nieto, portavoz del sindicato Jupol, señala que los componentes de estas unidades "necesitan tener una seguridad, una estabilidad o, al menos, una compensación", porque comienzan la jornada "sin saber hasta qué hora van a estar trabajando y si lo harán o no el fin de semana".

Foto: Protesta de funcionarios de prisiones la semana pasada en Madrid. (EFE)

Morales añade que, además de un plus económico que reconozca las singularidades que tiene la labor de estos grupos, la mejora de las condiciones para los investigadores deben ir encaminadas a lograr cerrar turnos fijos y que "se les compensen económicamente o en días las horas de trabajo de más". "Es cierto que hay brigadas que se devuelven en libranzas, pero hay otras en las que no se hace", afirma.

Nieto incide en que "hemos solicitado en varias ocasiones, y parece que se va a llevar a cabo, una mesa de trabajo en la que se plantee una nueva jornada laboral, digna para todos los compañeros". La Administración "debe sentarse" y abordar este asunto, afirma la responsable de Jupol.

Un veterano agente ofrece otra posible causa de esta pérdida de seducción de las unidades que marcan la agenda de trabajo en el cuerpo: una hipotética disminución del carácter vocacional que tradicionalmente ha tenido el trabajo de policía. Esta circunstancia, considera, se acentuó con la crisis que se inició en 2008. Una bolsa de esos nuevos agentes que se incorporaron en los años siguientes parecía "buscar una seguridad" que no les ofrecía el mercado laboral. Y convertirse en funcionario fue el refugio de licenciados universitarios que, si bien han enriquecido la Policía Nacional ante los nuevos retos que ofrece la delincuencia, inicialmente no tenían entre sus prioridades convertirse en policía nacional.

La distribución de las medallas por brigadas y cupos limita los reconocimientos

El citado mando añade que el reparto de medallas por cupos y brigadas tampoco ha ayudado a fijar a los especialistas de Policía Judicial. Si se da la circunstancia de que en un mismo periodo se realizan varias operaciones de gran valor policial, es muy probable que buena parte de sus investigadores se quede sin este reconocimiento porque se ha limitado su número a los grupos. Hay que tener en cuenta que estos galardones tienen su importancia a la hora de ascender o solicitar un destino.

"Esto no se trata de que modifiquen las condiciones a los compañeros, porque tan policía es un agente de Seguridad Ciudadana como uno de Crimen Organizado, pero que se nos reconozcan las especiales condiciones de trabajo que tenemos", manifiesta un miembro de uno de los grupos de investigación, que no recuerda la de veces que en mitad de la madrugada ha tenido que levantarse y salir corriendo por un caso o aquellas en las que ha tenido que ausentarse de un evento especial para su esposa o hijo. "Cuando no se valora ese compromiso, la gente acaba quemándose", confiesa.

Lo que van a leer son situaciones que se han producido recientemente en distintas unidades de la Policía Nacional especializadas en la lucha contra la delincuencia organizada. Desde el tráfico de drogas hasta células de ladrones, pasando por los delitos de sangre.

Guardia Civil Policía Nacional Trabajo Laboral Relaciones laborales Noticias de Andalucía Crimen organizado
El redactor recomienda