Es noticia
Menú
La división de la izquierda sacude las alianzas de Kichi en el Ayuntamiento de Cádiz
  1. España
  2. Andalucía
EL SEÍSMO DE LAS IZQUIERDAS

La división de la izquierda sacude las alianzas de Kichi en el Ayuntamiento de Cádiz

Los concejales de IU y comunistas abren un enfrentamiento público con el alcalde y los ediles de Adelante y evidencian la fragilidad del Gobierno local con las andaluzas de fondo

Foto: Kichi y Teresa Rodríguez, en la grada del Carranza. (EFE)
Kichi y Teresa Rodríguez, en la grada del Carranza. (EFE)

La fractura en la izquierda andaluza tiene sus repercusiones en el Ayuntamiento de Cádiz. No es la primera vez que se evidencia la tensión interna en el último año largo, aunque sí quizás la ocasión en la que se ha evidenciado con más dureza. Fuentes del consistorio gaditano aseguran que las tensiones se han reconducido y que no hay riesgo de ruptura ni peligro para la alcaldía de José María González, ‘Kichi’, pero muchos se preguntan por cuánto tiempo podrán convivir corrientes de la izquierda que están enfrentadas en una batalla sin cuartel en el ámbito autonómico.

El seísmo de la izquierda en Andalucía tiene sus réplicas en el Ayuntamiento gaditano. El grupo de Adelante Cádiz, con 13 concejales, reúne sensibilidades distintas. Nueve de esos ediles cierran filas con el alcalde y con Adelante Andalucía, la confluencia de izquierdas que lidera Teresa Rodríguez. Cuatro ediles, los de Ganar Cádiz, no ocultan su incomodidad. Estos concejales son de Izquierda Unida y el Partido Comunista. Dicen que se sienten "pisoteados".

El último conflicto, ya reconducido según las partes, ha tenido como protagonista el Presupuesto municipal. Estos ediles de Ganar Cádiz enviaron una carta abierta a los medios de comunicación relatando su malestar con las cuentas municipales, que aseguraron habían sido trasladadas antes a los grupos de la oposición que a esta corriente que forma parte del Gobierno municipal. Lamentaron llevar un año, según la misiva, a la espera de una reunión para abordar las cuentas con el alcalde. El anterior Presupuesto local está prorrogado.

La carta evidenció la falta de diálogo en el seno del equipo de izquierdas del Ayuntamiento de Cádiz y la desconfianza entre las distintas corrientes internas que conforman el equipo de Kichi. Este martes hay una reunión prevista entre todas las partes para reconducir la situación y volver al diálogo, informaron fuentes próximas al regidor gaditano.

El PSOE, al auxilio

Si esos ediles decidieran romper y salirse del Gobierno local, el alcalde tendría serias dificultades para mantener la estabilidad del consistorio. Tendría que buscar alianzas con otros partidos y el PSOE, que ha renovado a tres de sus cinco representantes en la última crisis orgánica, le tiende la mano. No obstante, fuentes del equipo local aseguran que esa fractura no está sobre la mesa y que aunque no es la primera vez que saltan chispas internas, “todo está ya arreglado”.

En realidad el epicentro de esta crisis está en el Parlamento de Andalucía. Allí Unidas Podemos por Andalucía, integrada por IU y Podemos, además del PCA, expulsó a los diputados de Adelante Andalucía del grupo, los acusó de tránsfugas y los convirtió en no adscritos. Seis diputados, todos de IU, se quedaron con el grupo, le cambiaron el nombre a Unidas Podemos Andalucía y empujaron a los márgenes de la Cámara a once diputados que comparten despacho con una exdiputada de Vox que ahora es de Falange Española. Teresa Rodríguez no sólo es la actual líder de Adelante Andalucía, sino que también es pareja del alcalde de Cádiz. No es definitiva, por supuesto, esta relación personal, pero tampoco es baladí.

La suma de la izquierda en la comunidad ya es imposible con Adelante Andalucía. La oferta de diálogo quedó en nada con los de Teresa Rodríguez y no termina tampoco de cuajar con Andaluces Levantaos, donde se integra Más País con otras fuerzas andalucistas.

Foto: La vicepresidenta Yolanda Díaz, en el acto celebrado en Sevilla con UGT y CCOO. (EFE/Raúl Caro)

De hecho, Adelante Andalucía ha anunciado que activa las primarias para elegir a su candidato a la Junta en las próximas elecciones autonómicas con Teresa Rodríguez como única aspirante. Tanto ella como el alcalde de Cádiz, que aseguraron que no repetirían más de dos mandatos, se han contradicho en sus discursos previos y repetirán en las elecciones. Al menos así también lo aseguró el regidor gaditano hace meses, como un gesto más para evitar los movimientos internos en su grupo municipal y evitar fugas o traiciones. Sin su liderazgo, admiten las partes, la amalgama sería todavía más complicada.

Efectos en las municipales

La fractura en la izquierda andaluza tiene sus repercusiones en las listas locales y en los grupos municipales, aunque es Cádiz la principal plaza gobernada por esta marca política. Si en las autonómicas no es posible alcanzar ningún tipo de acuerdo, queda por ver si estas listas conjuntas podrían reeditarse en clave local. Se antoja complicado, aunque hasta la fecha, la intención del equipo de ‘Kichi’ ha sido siempre aislar a Adelante Cádiz de las guerras internas entre las distintas marcas políticas. Fuentes del consistorio señalan que sería raro no poder ir de la mano en una lista municipal con la misma plataforma electoral después de haber estado más de dos mandatos, ocho años, gobernando juntos. Sin embargo, el panorama de las izquierdas andaluzas sigue estando muy enredado y trufado de rencillas internas que alcanzan lo personal y los nombres propios.

Foto: Irene Montero y Ione Belarra conversan en el Congreso. (EFE/Emilio Naranjo)

Tan complicado es el panorama que la vicepresidenta Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, apareció por primera vez por Andalucía la pasada semana en Sevilla con agenda oficial tras dos años largos de legislatura y dejó claro que con ella no cuenten para concurrir en las andaluzas. Su proyecto, advirtió, no estará terminado a tiempo. Díaz mantuvo varios encuentros de trabajo con las distintas marcas de la izquierda, pero no con Teresa Rodríguez, que ya ha dejado claro que seguirá trabajando por su cuenta con la plataforma de Adelante Andalucía. La también titular de Trabajo estuvo incómoda con Unidas Podemos, en plena escalada de la tensión con sus compañeras del Consejo de Ministros Ione Belarra e Irene Montero por el envío de armas a Ucrania. Los morados rechazan la decisión, pero Díaz ha cerrado filas con el jefe del Ejecutivo. Según fuentes de estas reuniones, el diálogo fue más relajado con los errejonistas de Más País y los andalucistas de Andaluces Levantaos así como con Equo.

La fractura en la izquierda andaluza tiene sus repercusiones en el Ayuntamiento de Cádiz. No es la primera vez que se evidencia la tensión interna en el último año largo, aunque sí quizás la ocasión en la que se ha evidenciado con más dureza. Fuentes del consistorio gaditano aseguran que las tensiones se han reconducido y que no hay riesgo de ruptura ni peligro para la alcaldía de José María González, ‘Kichi’, pero muchos se preguntan por cuánto tiempo podrán convivir corrientes de la izquierda que están enfrentadas en una batalla sin cuartel en el ámbito autonómico.

Adelante Andalucía Cádiz Teresa Rodríguez Yolanda Díaz Partido Comunista Parlamento de Andalucía Irene Montero Más País Ione Belarra Izquierda Unida
El redactor recomienda