Es noticia
Menú
La jueza anula la imputación de la consejera andaluza y confirma que fue citada por error
  1. España
  2. Andalucía
PRESUNTA FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PP

La jueza anula la imputación de la consejera andaluza y confirma que fue citada por error

Al ser aforada, Carmen Crespo debe declarar ante el TSJA, siempre que se haga una exposición razonada de los indicios de delito. Por error se la incluyó en el listado de personas para testificar en un juzgado de instrucción

Foto: Carmen Crespo, junto a sus compañeros consejeros Elías Bendodo (c) y Jesús Aguirre (i). (EC)
Carmen Crespo, junto a sus compañeros consejeros Elías Bendodo (c) y Jesús Aguirre (i). (EC)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Veinticuatro horas después de que la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, compareciese ante los medios para afirmar que estaba tranquila ante la investigación judicial que la implicaba en una presunta trama de financiación ilegal del PP almeriense, una providencia ha confirmado la anulación de su imputación. Una medida adoptada por la instructora del caso tras percatarse, como ha adelantado El Confidencial, que se había producido un error con su citación.

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería emitió un auto el pasado día 21 en que se detallaban las distintas fases por las que ha pasado el proceso y en donde se hacía mención a un reciente informe de la Fiscalía en el que solicitaba la práctica de nuevas diligencias de investigación. El motivo era el cúmulo de delitos que podrían haberse cometido: contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación, negociaciones prohibidas a autoridades o funcionarios y organización criminal.

Foto: La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo. (EFE/Guillén)

Las nuevas indagaciones pasaban, principalmente, por escuchar la versión de los sospechosos tras las pesquisas de los agentes del Grupo II Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Comisaria Provincial de Málaga. Así que citaba a declarar a una veintena de personas físicas y a los representantes de cuatro jurídicas. En el último lugar del listado del primer grupo, un nombre que no debía figurar: María del Carmen Crespo Díaz.

Las fuentes consultadas explicaron que la consejera fue citada por error, ya que por su condición de aforada debe comparecer ante el TSJA y no en el juzgado de instrucción, como esgrimieron desde el PP poco después de trascender la imputación. Esta circunstancia hubiese hecho prosperar el recurso que anunció este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Auqnue en el caso de que se hubiese mantenido la impitación podría haber declarado voluntariamente ante la instructora. Hay que recordar que esta era una posibilidad que la jueza Mercedes Alaya ofrecía a los aforados investigados en el caso ERE que se quejaban de la dilación de las indagaciones. Con la anulación por ahora de la investigación en torno a su persona, también decae esta opción.

Esto no implica la exoneración de Crespo, que podría tener que declarar ante el TSJA

Al contrario que Vox, la suavidad del PSOE en su crítica, más allá de alguna expresión para las redes sociales del tipo la “Gürtel andaluza”, hacía presagiar que había algún fallo y no censuraron con mucho ahínco la condición de investigada de la consejera. Debían tener la certeza de que se había cometido un fallo y pensarían que cualquier cosa que se dijera podía volverse en su contra en un futuro.

Este cambio de escenario, no obstante, no implica exonerar a la dirigente popular, sobre la que rondará una comparecencia judicial cuya fecha queda ahora en el aire. Lo lógico, precisan las citadas fuentes, es que la responsable del caso escuche a los otros 23 citados para recabar los suficientes datos y, una vez pueda hacer una composición general, solicitar la testifical de Carmen Crespo.

“Si hay indicios de delito, el Juzgado de Instrucción número 3 de Almería tiene que hacer una exposición razonada y enviarla a la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que es quien le puede tomar declaración”, apuntaron.

"Estoy tranquila"

La consejera está convencida de que tampoco pasará este trámite y que las sucesivas comparecencias harán caer su imputación. “Estoy tranquila” porque siempre “he realizado todo conforme a la ley y la honestidad”, explicó este martes en una rueda de prensa en la que estuvo arropada por el consejero de Presidencia, Elías Bendodo. Agregó: “No he recibido ninguna notificación” y “desconozco los hechos” por los que está inmersa en la causa.

Crespo esgrimió que cuando se adjudicaron las obras investigadas había dejado de ser presidenta de la asociación sobre la que la Justicia ha puesto el foco y recalcó que nada tenía que ver con La Mojonera, el municipio en el que se centran las pesquisas.

Cuando llegue, “estudiaremos el auto y recurriremos”, avanzó Crespo, que descartó que su investigación erosione la coalición de PP y Ciudadanos: “El señor [Juan] Marín y el presidente [Juanma] Moreno están tan tranquilos como yo”.

Foto: La consejera andaluza Carmen Crespo atiende a la prensa. (EFE/J. M. Vidal)

Ya sea por cambio de estrategia o por intereses personales, la formación naranja ha mantenido una postura templada en esta polémica. Un comportamiento muy alejado de esa constante prueba de pureza que practicaba en las legislaturas de Rajoy, y que implicaba la inmediata petición de dimisión en cuanto trascendía que un político era investigado. En esta ocasión, pasaron más de 12 horas hasta que un dirigente naranja se pronunció, y lo curioso es que no fue autonómico. Le tocó dar la cara a Edmundo Bal. Aunque el portavoz adjunto del grupo en el Congreso avisaba de que en “el pacto de gobierno con el PP aparece por escrito la necesidad de la limpieza democrática”, y “nadie que tenga la más mínima sospecha puede formar parte” del Ejecutivo andaluz, seguidamente rebajó el nivel de exigencia pasado y postergó la toma de cualquier decisión a una vez que “se aclaren los hechos”.

Cs sigue el asunto con tibieza. No abrirá un cisma por el caso de la consejera, ya que pondría en riesgo su futuro en la Junta de Andalucía

No se puede obviar que Cs se enfrenta a una compleja tesitura. Por un lado, mantener su línea dura con las investigaciones a políticos; por otro, proteger la que es su opción de gobierno en Andalucía, la más sólida en un momento de desmoronamiento del partido. Porque si pide la dimisión de la consejera, abrirá un cisma en la coalición y podría poner en riesgo su futuro electoral en la comunidad donde cuenta con mayor probabilidades de supervivencia.

El error en la citación de Carmen Crespo es un balón de oxígeno para ambas formaciones, pero la instrucción del caso continuará y entonces estarán entregados a la veracidad de lo defendido hasta el momento. La consejera ha reiterado con contundencia que está muy tranquila. Si es así, la acusación caerá por su propio peso; pero como haya indicios de que no ha contado toda la verdad, la instrucción puede convertirse en una larga penitencia.

Veinticuatro horas después de que la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, compareciese ante los medios para afirmar que estaba tranquila ante la investigación judicial que la implicaba en una presunta trama de financiación ilegal del PP almeriense, una providencia ha confirmado la anulación de su imputación. Una medida adoptada por la instructora del caso tras percatarse, como ha adelantado El Confidencial, que se había producido un error con su citación.

Partido Popular (PP) Almería Juan Marín Juanma Moreno
El redactor recomienda